Artículo

España se queda sin su sueño de oro en el Europeo Sub18 (62-74)
¡No pudo ser! Serbia conquistó el Europeo Sub18 al vencer en la gran final a España por 62-74. Los españoles, acostumbrados a las remontadas, esta vez empezaron mandaron y se vinieron abajo entre el segundo y el tercer cuarto (22-38). Martínez (23-7), el mejor de los españoles

Foto FIBA


Redacción, 6 Ago. 2017.- España se quedó con la miel en los labios y tuvo que conformarse con la medalla de plata en la final del Europeo Sub18 contra Serbia.

Tras dos partidos absolutamente agónicos y marcados por victorias de remontada y épicas -Francia y Turquía las sufrieron-, el guion cambió en el inicio del choque, con los españoles jugando sus mejores minutos y secando el poderío ofensivo balcánico.

Del 5-5 inicial al 8-5 tras triple de Carrasco, justo antes de que Martínez (23 puntos) iniciara su show. Busquets puso el 18-11 al final del primer periodo, Martínez estrenó el segundo con otro acierto y Parra llegó a hacer que España doblara a Serbia (22-11) en el minuto 12, con la sensación de que España -lástima de tiros libres fallados en esos minutos- desaprovechó la oportunidad de rematar a una Serbia sin ideas.




Pero los balcánicos despertaron. Y lo hicieron de la mano de un Miskovic gigante, omnipresente, capaz de echarse a su equipo a la espalda para meter otra vez a los suyos en el encuentro. Canasta tras canasta, la ventaja española se quedó en nada, hasta el punto de irse a vestuarios con solo un punto de desventaja: 29-28.

El propio Miskovic adelantó a su equipo nada más comenzar el tercer acto, y luego encestó un triple para abrir la primera distancia: 29-33. El parcial alcanzó el 9-26 tras el acierto de Momirov, y lo peor es que no dejó de aumentar hasta prácticamente el final del partido.

Pecarski dio un paso al frente para tomar el relevo de Miskovic y, para colmo, Tadic encontró la inspiración en los últimos minutos del periodo para llegar al periodo decisivo con 9 de ventaja tras un triple con su firma: 40-49.

Ya en los últimos diez minutos, en lugar de remontada, el escenario fue conduciendo a una final rota y sin emoción, con los serbios contando los minutos para besar por fin su oro.

Uskokovic puso el +16 y la renta rival llegó hasta los 18 puntos a falta de 2:46. En ese instante, Martínez, a la desesperada, tiró de rabia para contagiar a su equipo. Parra le siguió con varios puntos seguidos y González, tras un triple, llegó a poner a España a 8 a falta de poco más de un minuto.

Solo fue un espejismo. Cuando Uskokovic anotó el triple en la siguiente jugada, Serbia ya se sintió campeón, algo en lo que se vestiría de forma oficial tras el bocinazo final, con 62-74 a su favor para proclamarse campeón del Europeo Sub18. España se conformará con la plata.

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-