Artículo

Remon Van de Hare: Interminable holandés que no cuajó en el Barcelona
En 2009 regresó a casa, pero no a Holanda, sino a Cataluña. Y es que se casó con una chica de la zona, tuvieron un hijo, y él se puso a trabajar con su suegro en la empresa familiar

Remon Van de Hare, machacando con el Mataró en 2009 (Foto: Solobasket / Basquetmaniàtic)

Redacción, 6 Sep. 2017.- Muy tópica la historia de Remon Van de Hare, seguramente: chico extraordinariamente alto que es captado por uno de los ‘grandes’ desde un baloncesto poco desarrollado, años de formación y episódico debut en la élite y más años intentando en vano convertirse en un jugador relevante, a la altura de las expectativas creadas. En su caso se cumple también el hecho de dejar pronto el basket.

Según la fuente que se consulte la estatura de este holandés va desde los 2,22 a los 2,18. Al Barcelona llegó en 1999, con 17 años, después de una encarnizada pelea con otros clubs. Como pinta, tenía una pinta estupenda: aparte de los centímetros, añadía cierta coordinación que los técnicos querían depurar hasta convertirlo en una nueva versión de quien fue su referente durante aquellos años: Roberto Dueñas.

Conoce su historia de la mano de Javier Ortiz en Endesa Basket Lover
Últimos artículos relacionados con R. Van de Hare



© ACB.COM, 2001-