Nota de agencia

El Movistar Estudiantes se juega su futuro europeo en "80 minutos"
El Movistar Estudiantes disputa en la pista del Donar Groningen el partido de ida de la tercera y definitiva ronda previa de la Basketball Champions League

Landesberg marca los pasos (Foto: Movistar Estudiantes)

Madrid, 28 Sep. 2017 (EFE).- Seis años después de su última participación europea, el Movistar Estudiantes vuelve a la escena internacional en la tercera ronda de la fase preliminar de la Basketball Champions League en la que se medirá al Donar Groningen vigente campeón holandés de Liga, Copa y Supercopa.

"Empezamos con una eliminatoria a doble o nada, que planteamos como un partido de 80 minutos", dijo en la página web del club colegial el entrenador Salva Maldonado.

El Donar ya ha superado dos eliminatorias previas en la competición ante el Vytautas lituano (75-77) y (61-84) y ante el Bakken Bears danés (78-80) y (83-91). En las dos comenzó perdiendo en casa y ganando la eliminatoria a domicilio.

Esto implica, en palabras de Maldonado, que los daneses llegan "con la moral alta y ritmo de competición". Porque para los colegiales será el primer partido oficial de la temporada y un partido en el que se juegan el futuro europeo por el que han hecho tantos esfuerzos este verano.

"Es un primer partido de temporada... pero a doble partido. Tras cinco semanas de trabajo hay, como siempre, ciertos nervios. Nos planteamos la eliminatoria como una primera parte que jugamos en Holanda y una segunda que la jugaremos en casa. Pero como en cualquier partido te tienes que poner las pilas al empezar cada cuarto. Tenemos 80 minutos, que dan para mucho", indicó el técnico colegial.

El base estadounidense Brandyn Curry es su jugador franquicia, el encargado de hacer jugar al equipo y también es su máximo anotador, con 15 puntos de media), además de un notable reboteador y su mejor asistente (5,3 de media).

El escolta holandés Jason Dourisseau, el pívot croata Drago Pasalic, el ala-pívot estadounidense Evan Bruinsma, el base holandés Sean Cunningham y el escolta local Arvin Slagter son la base del equipo junto al ala-pívot estadounidense Stephen Domingo.

No es el Donar un equipo alto, ni especialmente certero en el tiro exterior, pero si un equipo compacto, luchador y en el que todos intentan hacer de todo en la pista.

"Gente como Caner-Medley y Hakanson solo llevan dos partidos juntos, por ejemplo. Pero tenemos margen, hay que mentalizarnos para tener paciencia y resolver la eliminatoria. Hay presión pero tenemos que hacerlo", apuntó Maldonado.

"Pase lo que pase en Holanda, en esa primera parte, la segunda parte en Madrid el lunes, el segundo partido, es importantísimo. Hay que recordar que Groningen es un equipo que perdió en casa contra los lituanos y ganó allí de 18, y perdió en casa contra los daneses y ganó allí de 8. Es un equipo muy unido, con las energías intactas, muy físico, muy paciente", añadió el entrenador.

El partido (viernes, 20.00 horas) se jugará en una cancha diferente al habitual Martini Plaza de Groningen, en el Het Kalverdijkje de la cercana localidad de Leeuwarden.

Últimos artículos relacionados con C. Estudiantes S.A.D.



© ACB.COM, 2001-