Artículo

Los retos de los españoles en la NBA
Esta temporada un total de nueve jugadores españoles disputarán la competición estadounidense, uno menos que el curso pasado debido a la vuelta de Sergio Rodríguez a Europa, tras firmar por el CSKA Moscú. Estos son sus retos...

PAU GASOL - SAN ANTONIO SPURS

Pau Gasol, en el media day (EFE)

Cuando todos hablaban del último año de Pau o de su posible regreso al FC Barcelona Lassa, el interior de Sant Boi volvió a demostrar su inmortalidad firmando una renovación con los Spurs por tres temporadas a razón de 48 millones de dólares. El cuidado de su cuerpo le está permitiendo hacer magia en el equipo de Popovich, como hicieron David Robinson o Tim Duncan en su momento.

¿Qué retos puede tener este hombre? Con su hambre queda claro que buscará el anillo. Tiene plantilla de sobra para hacerlo en una situación normal. ¿El problema? Llevamos años sin situaciones normales por culpa del dominio de Warriors y Cavs. El refuerzo de Rudy Gay está muy bien y parece que encajará, pero obviamente y sobre el papel, no será suficiente. Pero ojo, con los Spurs no se juega. Eterno Pau, eterno San Antonio.

JOSÉ MANUEL CALDERÓN - CLEVELAND CAVALIERS

José Manuel Calderón, en la inauguración del campus que lleva su nombre (Foto EFE)

El base ya tenía ganas de ser parte de una franquicia ganadora. Es consciente de que su carrera está llegando a su fin y tras jugar en la NBA desde 2005 siente la necesidad de cerrar el sueño americano con un anillo. Tras frustarse su fichaje por los Warriors el curso pasado, ahora se suma al máximo rival, los Cavaliers de LeBron James. La franquicia de Ohio ya no cuenta con Kyrie Irving, pero ha apostado muy fuerte por Isaiah Thomas y Derrick Rose, por lo que la competencia del extremeño será muy dura. Su momento es el ahora, con la lesión del primero tendrá que demostrar que está más que cualificado para el reto.

Sacrificar minutos por un objetivo, ya que el líder de Cleveland se ha vuelto a juntar de un grupo de jugadores de primerísimo nivel al seguir contando con Kevin Love, Kyle Korver, JR Smith o Tristan Thompson, y además han incorporado a otras estrellas como Dwayne Wade o Jeff Green. Tienen claro que quieren traer de vuelta el campeonato, y ya es hora de que otro español se vuelva a enfundar el trofeo en el dedo. Paciencia y calma.

MARC GASOL - MEMPHIS GRIZZLIES

Marc Gasol posa en una nueva temporada en Memphis (Foto EFE)

El pívot de los Grizzlies se está convirtiendo poco a poco en la imagen de Memphis, desterrando a los mismísimos Elvis Presley y B.B. King. Nadie le hace sombra en su equipo siendo el líder indiscutible de los Grizzlies. En cuanto a los objetivos conjuntos, poco más pueden hacer con los movimientos que hacen cada verano los directivos, caracterizados por su poca ambición y por su miedo a salir de la zona de confort que les dan los Playoffs.

Este periodo estival se han hecho con los servicios de Tyreke Evans. Un 'Rookie of the Year' venido a menos que busca estabilidad tras sus idas y venidas de Sacramento en un lugar que ya conoce y donde pasó su único año universitario. Con él completarán un buen quinteto, pero la falta de fondo de armario no ayuda. Falta mucha hambre en una ciudad amante de las costillas. Estar por estar y sin molestar.

RICKY RUBIO - UTAH JAZZ

Ricky Rubio, posando con su nueva camiseta (EFE)

Ha sido uno de los traspasos más sonados del verano. Los Minnesota Timberwolves se cansaron de ser el equipo que más temporadas llevaban sin Playoffs y el base de El Masnou fue uno de los sacrificados. Ahora, Salt Lake City será su nuevo hogar. Sí, los Jazz no tienen ese potencial que el catalán buscaba, pero quizá pueda ser el lugar perfecto para resarcirse tras el buen nivel mostrado este verano.

Ya se ha convertido en algo personal. En Utah no tendrá presión y podrá demostrarle a su anterior equipo que no era el culpable de la mala racha. Su juego rápido puede beneficiar al equipo, y más teniendo de su lado a un pívot como Rudy Gobert, que todas las pelotas que tocan el cielo están a su altura. Sin Hayward será difícil tocar la post-temporada, pero al menos la diversión estará asegurada. Showtime.

SERGE IBAKA - TORONTO RAPTORS

Serge Ibaka, en el WiZink Center (ACB Photo / V. Carretero)

El español de origen congoleño volverá a ser una de las cuatro piezas fundamentales de la única franquicia canadiense de la NBA. Nada nuevo en las orillas de Toronto. Mismo proyecto y mismos objetivos. Kyle Lowry, DeMar DeRozan, Jonas Valanciunas y el propio Serge Ibaka comandarán la plantilla de Dwane Casey. Entrarán en la post-temporada y lucharán por intentar dar algún susto. Al margen de eso, poco más.

El proyecto de juventud portuguesa que lideraron hace unos años, con Edy Tavares, recién cortado por los Cavaliers, Bruno Caboclo y Lucas Nogueira aún no les ha dado resultado y tampoco esperan algo gordo de ello. El lado positivo es que llevan años jugando juntos y el nivel de entendimiento es máximo, además, son un equipo competitivo que, aunque también puede perder contra cualquiera, ha demostrado que no tiene miedo a plantar cara a los grandes. Guerreros como seña.

NIKOLA MIROTIC - CHICAGO BULLS

Los lesionados de los Bulls, en la banda (EFE)

El hispano-montenegrino acaba de firmar un contrato de renovación por 27 millones en dos temporadas, y viendo el nuevo proyecto de la franquicia de Illinois será una de las piezas fundamentales de Fred Hoiberg, que cuenta con mucho talento de corta edad pero que se tienen que foguear. Zach LaVine y Robin Lopez le tendrán que acompañar en esta temporada de transición.

La llegada de Lauri Markkanen, una de las sensaciones del Eurobasket, ilusiona en la ciudad del viento, pero tras el refuerzo de varios equipos en la Conferencia Este será difícil que aspiren a los Playoffs. Ni Justin Holiday ni Cristiano Felicio serán suficientes, por lo que lo el papel de Mirotic será esencial. La presión ya no debería ser problema. Responsabilidad y liderazgo.

ÁLEX ABRINES - OKLAHOMA CITY THUNDER

Álex Abrines listo para ir al entrenamiento (Foto FIBA)

No parece que el balear lo vaya a tener fácil en Oklahoma City. Y es que a pesar de ser uno de los peores mercados de la NBA, la franquicia ha conseguido formar un trío de jugadores exteriores que complicarán la continuidad del internacional español, y más después de haber estado lesionado tanto tiempo y de haber tenido que abandonar la selección en pleno Eurobasket. Con la llegada de Carmelo Anthony y de Paul George, Westbrook ya no estará tan solo y habrá que ver cómo funciona el sistema.

La opción de Abrines es la de desmarcarse como especialista desde el arco, posición con la que tendrá que competir con Kyle Singler. Muchas preguntas en la cabeza de Donovan. ¿Andre Roberson será el alero titular? Carmelo, sin la presión de la gran manzana, ¿jugará de cuatro o saldrá del banco? Él ya contestó con una risa irónica pero... La decisión la tomará el técnico y sea cual sea afectará al ex de Unicaja y FC Barcelona Lassa. Trabajo, trabajo y trabajo.

WILLY HERNANGÓMEZ - NEW YORK KNICKS

Willy Hernangómez, feliz en el All Star (Foto EFE)

Con los Knicks huérfanos por la marcha de papá Melo a Oklahoma City hay mucha incertidumbre en la gran manzana. ¿Está preparado Kristaps Porzingis para liderar un proyecto de tal magnitud? Todos los ojos están sobre el letón y el peso que pueda coger en la franquicia puede beneficiar a Willy. Ambos se entienden a la perfección y el talento del español puede ser el 'factor X' de New York, ya que pocos tienen un movimiento de pies como el suyo en ataque.

El problema que puede tener es la descompensación de la plantilla, con mucho poderío interior gracias al gran fichaje de Enes Kanter, que será dura competencia, y del resto de jugadores grandes (Michael Beasley, Joakim Noah, o Kyle O'Quinn), pero por otro lado, quizá tienen poca influencia exterior, siendo el regreso de Tim Hardaway Jr. lo mejor que pudieron conseguir este verano. Dudas, dudas y más dudas... ¡Y mala planificación!

JUANCHO HERNANGÓMEZ - DENVER NUGGETS

Juancho Hernangómez, siempre expresivo (Foto FIBA)

Juancho siempre tiene algo que decir. Y es que el 41 de la franquicia de Colorado tiene ese carácter tan especial que, sea por lo que sea, encaja a la perfección en la NBA. Puede pasar de no jugar a enchufarle 27 puntos a los Warriors. Puede pasar de ser uno de los candidatos a ser cortado por Scariolo a ser uno de los mejores del combinado nacional. Y todo esto, ¿en cuánto tiempo? Pocos son capaces de tener esa capacidad de adaptación.

Su físico le ayuda. Su trabajo le mejora. Un tres con esa altura o un cuatro con ese tiro. En España ya presumen de eso que tanto hacía falta. En su segundo año en Denver ya tiene que consolidarse en el equipo de Nikola Jokic, tiene que buscar su papel y afianzarse. Su competencia tiene nombre y apellidos: Kenneth Faried y Paul Millsap, pero él tiene algo diferente. Aprovechar la oportunidad.

Álex Conde
@AlexConde_R
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-