Nota de agencia

El Real Madrid recibe al CSKA en un duelo de campeones
El equipo más laureado de la Euroliga, el Real Madrid, recibe mañana jueves a otro equipo con un amplio palmarés en la máxima competición continental, el CSKA Moscú, en la que será la vuelta de Sergio Rodríguez a la que fue su casa

Madrid, 18 oct. 2017 (EFE).- Real Madrid y CSKA Moscú, los reyes de la canasta europea con nueve y siete títulos continentales respectivamente, se citan en Madrid para dirimir un primer asalto en la Euroliga 2017-18.

Pese al dominio madridista en los títulos, las victorias parciales entre ambos caen del lado ruso con un 5-14 en lo que llevamos de siglo, un 3-7 si se contemplan sólo los partidos disputados en Madrid. Y un 14-28 en el histórico de enfrentamientos, además de un 1-4 en los últimos cinco partidos.

Foto Euroleague/Getty

Muy pocos clubes tienen un balance favorable con el Real Madrid, máxime si las confrontaciones datan desde 1963, cuando Madrid y CSKA jugaron por primera vez en la final de la Copa de Europa, que ganaron los rusos. El Real Madrid venció en casa por 86-69, pero el CSKA le devolvió la moneda en Moscú superándole por la misma diferencia, 91-74. El partido de desempate se jugó en Moscú y los rusos ganaron por 99-80.

Desde entonces hasta ahora mil y una batallas en el partido más clásico de entre los clásicos en el Viejo Continente, que esta temporada viene con nuevos retos y con pequeñas sorpresas.

El regreso de Sergio Rodríguez, del 'Chacho', enrolado en las filas moscovitas, será una de las primeras cuestiones que el aficionado tendrá que digerir. También la del cambio de bando de Othello Hunter, que comparada con la de Sergio es algo menor, sin duda.

La trascendencia del partido, siendo la segunda jornada de treinta en la fase regular, no es la máxima, pero los grandes clubes siempre miran más allá que el resto y, en cualquier caso, siempre hay que marcar territorio ante los iguales.

Real Madrid y CSKA Moscú son de los equipos que menos cambios han tenido en la Euroliga con respecto a la temporada anterior, los dos llegaron a la Final a Cuatro y acabaron midiéndose en la lucha por el tercer puesto. Así es que se han intentado reforzar pero manteniendo la misma idea y estructura de equipo.

La llegada del Chacho para cubrir la marcha a la NBA del serbio Milos Teodosic es el cambio más importante, pero también son notables las llegadas de Will Clyburn y de Leo Westermann. Las de Othello Hunter y Alan Makiev parecen menores en principio.

El griego Dimitris Itoudis tiene a su disposición una plantilla de lujo con Nando de Colo en el mascarón de proa y Cory Higgins, Kyle Hines, Vitaly Fridzon, Victor Khryapa y Andrey Vorontsevich, entre otros.

Tampoco el Real Madrid está desprotegido en lo que a nombres se refiere. Pablo Laso no podrá contar con Trey Thompkins, que sigue en Estados Unidos por un problema familiar, pero todos los demás estarán disponibles, incluido Rudy Fernández que estuvo toda la semana pasada con fiebre.

Laso: "Me jode que el Chacho esté en un equipo rival"

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, no dudó en afirmar que le "jode que el Chacho esté en un equipo rival" y que hubiera preferido que "siguiera en la NBA" para así no tenerse que enfrentar a él.

"Conocemos a Sergio Rodríguez, claro que le conocemos. Es un genio, puede tirar, tirar tras bote, pasar, inventar. El que le conozcamos ayuda, pero no es ninguna garantía de poder pararlo", dijo Laso.

"Su crecimiento como jugador ha coincidido con el crecimiento del equipo. La gente le va a recibir con una gran ovación, como se merece, pero en cuanto comience el partido será otra cosa", añadió el técnico.

A Laso también se le preguntó si le sorprendió el que el Chacho fichara por el CSKA. "Me sorprende que Chacho no haya hecho una carrera más larga en la NBA, porque el año pasado jugó bien. No entiendo de las situaciones contractuales de los jugadores, aunque lo entiendo todo. Y, claro, me jode que el Chacho esté en un equipo rival, hubiera preferido que siguiera en la NBA y no tenerle enfrente, pero lo entiendo todo", subrayó Laso.

"Ojalá hiciera el mejor partido de su vida, pero que gane el Madrid. Para mí, es importante parar al Chacho si queremos ganar, pero no es mi obsesión, mi obsesión es ganar al CSKA", siguió.

Respecto al partido contra el CSKA, el entrenador del Real Madrid puso el acento en que es un "partido grande".

"Es un partido grande de Europa y de dos equipos que participaron en la última Final a Cuatro, con mucha historia y mucha tradición. Es un partido muy atractivo, con muchos alicientes incluidos con el tema del Chacho y Othello (Hunter)", explicó.

El partido, quizás, llega un poco pronto para ambos. "En la Euroliga son todos partidos grandes. El Efes, con el que jugamos la semana pasada en la primera jornada, acabó entre los ocho mejores. El calendario no lo hago yo. Es verdad que los equipos están todavía en fase de construcción, pero exijo a mi equipo competir desde el primer momento", apuntó Laso.

El técnico habló, por supuesto, del juego del CSKA. "Tienen un juego muy abierto con muchos jugadores con capacidad de bloqueo y continuación, de tirar de fuera, de generar situaciones con De Colo, con Westermann, con Chacho, con Higgins y luego son muy poderosos dentro, no tanto en altura como en rapidez e intensidad con Hunter y con Hines. Tienen la capacidad de tiro de Kurbanov, Vorontsevich y Antonov. Son un equipo muy completo y es difícil centrarte en un jugador", advirtió.

"El CSKA es un equipo de muchas posesiones, de campo abierto, es difícil que contemporicen, son jugadores muy directos y el entrenador les permite que tengan esa libertad porque sacan muchas ventajas. Por eso, es importante controlar el ritmo de partido", continuó.

Respecto a los jugadores que están a su disposición, todos menos Trey Thompkins podrán jugar. "Rudy ha entrenado normal -la semana pasada estuvo con fiebre y no jugó ni en Estambul ni en Valencia- como el resto y sólo Thompkins, que sigue en Estados Unidos por problemas familiares, es baja", concluyó Pablo Laso.

Campazzo: "Va a ser un partido muy entretenido, intenso y duro"

Facundo Campazzo, base hispano-argentino del Real Madrid, no dudó en calificar el partido que les va a enfrentar al CSKA Moscú en la segunda jornada de la Euroliga de "muy entretenido, intenso y duro".

"El CSKA es un equipo que individual y colectivamente está muy bien y va a ser un gran duelo. Va a ser un partido muy entretenido, muy intenso y muy duro", dijo Campazzo.

El enfrentamiento con el exmadridista Sergio Rodríguez va a ser especial. "Chacho es un jugador que conocemos, que conoce el club, pero tenemos que defenderle a él y a todos los demás. Debemos ser aguerridos en su defensa", comentó.

Campazzo está teniendo cada vez más minutos y responsabilidad en el equipo. "Busco en cada partido tener más confianza del entrenador y de los compañeros. Al tener la baja de Sergi (Llull) debemos intentar que se note su ausencia lo menos posible. Por mi parte intento poner mi ADN y mis características al servicio del equipo. Soy emocional e impulsivo pero haciendo caso a las directrices del entrenador", observó.

De cara al partido contra el CSKA, las victorias en Estambul y Valencia le vendrán bien al Real Madrid. "Ganamos en dos canchas muy difíciles. Dos victorias importantes que indican que estamos en el buen camino. Tenemos que saber las cosas que hicimos bien, coger y pegar y arreglar las cosas que hicimos mal", apuntó el base.

En su primer año en España, Campazzo hizo un máster con los dos Sergios (Llull y Rodríguez) en el equipo.

"Tuve la suerte de en mi primer año tener a los dos Sergios y aprendí mucho de ellos. Son muy difíciles de defender porque tienen muchas variantes. Chacho hace mejor a sus compañeros, y anota con facilidad", destacó.

El jugador argentino evitó centrarse en su posible duelo con el internacional español. "En todos los partidos hay presión y retos, pero no será un duelo personal con el Chacho porque no lo es. Nuestro objetivo es tratar de conseguir una victoria", finalizó Facundo Campazzo.




© ACB.COM, 2001-