Nota de agencia

Este sábado comienza una Liga China con muchos cambios
La CBA ha pasado a ser una empresa que repartirá beneficios entre sus 20 clubes, con un draft (sorteo) más parecido al de la liga norteamericana y un segundo torneo de equipos de reserva similar a la NBA G-League

Redacción, 27 Oct. 2017 (EFE).- La liga china de baloncesto (CBA) comienza este sábado su temporada 2017-18 con una revolución institucional que desde ahora la independiza del Gobierno para convertirla en una empresa privada similar a la NBA, un cambio introducido por el nuevo presidente de la Federación, el mítico Yao Ming.

La antigua estrella de los Houston Rockets, retirado desde 2011 y muy activo en la política de su país, ha presionado para que la liga china elimine las rémoras burocráticas propias del régimen comunista para parecerse más a la NBA, la liga en la que él mismo triunfó.

En consecuencia, la CBA ha pasado a ser una empresa que repartirá beneficios entre sus 20 clubes, con un draft (sorteo) más parecido al de la liga norteamericana y un segundo torneo de equipos de reserva similar a la NBA G-League.

Esta temporada el 'play-off' aumentará a 10 equipos, frente a los ocho de las anteriores temporadas, y habrá partidos durante seis de los siete días de la semana, frente a las jornadas de tres días que había antes, con el fin de extender el número de aficionados y espectadores televisivos.

En lo deportivo, la liga de China (país que acogerá el Mundial de baloncesto masculino de 2019) tiene como importante novedad la llegada de la estrella argentina Luis Scola, que fichó por los Shanxi Brave Dragons, un equipo de la zona media en temporadas anteriores.

Stephon Marbury, la gran estrella de la liga china en la última década, jugará a sus 40 años la que se prevé será su última campaña profesional con los Beijing Fly Dragons, después de haber sido despedido de forma inmisericorde por otro equipo de la capital, los Beijing Ducks, a los que dio tres ligas.

Los Ducks, que han sufrido dos temporadas discretas después de ser el mejor equipo de la liga a principios de década, se han reforzado con dos estadounidenses que jugaron en España, Aaron Jackson (antiguo jugador del Bilbao Basket) y Justin Hamilton, que militó en el Valencia Basket.

El defensor del título, los Xinjiang Flying Tigers, confía en su estrella, Darius Adams (otro jugador curtido en la liga española, concretamente en el Baskonia) para repetir campeonato.

Su gran rival, si no hay sorpresas, será el equipo más laureado del baloncesto chino, los Guangdong Southern Tigers, finalistas el año pasado y con ocho ligas en su palmarés, contando además con el mejor jugador chino del momento, Yi Jianlian.

Los cantoneses, pese a haber perdido a su máxima figura de la última temporada, el exNBA Carlos Boozer, se ha reforzado con el internacional francés Edwin Jackson (procedente del Estudiantes y antes jugador del Barcelona y el Unicaja) y el canadiense Andrew Nicholson, que viene de jugar en los Brooklyn Nets.




© ACB.COM, 2001-