Artículo

Montakit Fuenlabrada: Once razones y un sueño
Mejor balance histórico, una grada loca, un entrenador que conquista, un juego que engancha y un equipo que hace soñar. ¿Por qué parar ahí? Once victorias y un billete, once razones para seguir creyendo

Redacción, 10 Ene. 2018.- Eres aficionado del Montakit Fuenlabrada. Te despiertas un diez de enero, aún dura la resaca navideña. Días grises, dice el resto. De dietas y vuelta al trabajo. De atascos y frío. Días grises, vuelves a escuchar. Y te ríes, y vuelves a reír, echándole un último vistazo a la clasificación antes de ir al trabajo. Tercero, tercero, el Montakit Fuenla es tercero. A la Copa, a la Copa... este equipo ya está en Copa.



1- Un billete soñado

Quizá fue la propia crónica publicada en la web del club la que mejor lo explique. Conociendo de donde viene el equipo, el éxito se valora más, el éxito se disfruta más. "Habrá para quien resulte exagerada tanta celebración por un simple pase a la Copa. Es que no nos conoce y, por ello, aún no nos comprende. Aquí cada victoria se celebra como un título porque sabemos lo que cuesta conseguirlas, por eso lo celebramos como si hubiéramos levantado ya el trofeo".

Es una proeza, es una gesta, es otra página dorada en su historia, otro pequeño cuento de hadas en el deporte, en el básquet, en la Liga Endesa. La quinta, la quinta en veinte años. Un billete sellado con dos semanas de adelanto. El flotador en la grada, el bañador en febrero, el orgullo todo el año. Les pertenece.

2- Un equipo que hace historia

El Montakit Fuenlabrada se pasó las primeras jornadas ligueras de récord en récord. Ya en enero, con 15 jornadas disputadas, los hitos siguen lloviendo. Lo que fue el mejor inicio histórico (5-0) se ha convertido también en la mejor primera vuelta de toda su trayectoria ACB.

(ACB Photo/E. Cobos)


Aunque los fuenlabreños cayeran en los dos partidos que quedan de la primera vuelta, como mínimo igualarían el 11-6 de la temporada 2000-01. Y es que en estos momentos el registro (11-4) es tan abismal que supera en dos triunfos al mejor histórico a estas alturas de la competición, con un 9-6 en cuatro ocasiones: 1998-99, 2000-01, 2005-06 y 2005-06. Quieren más.

3- Un equipo de emociones

Los aficionados al Montakit se están acostumbrado a las emociones fuertes. Desde luego, viendo el resultado de sus partidos igualados, seguro que firman que continúe la dinámica todo lo posible. Y es que el equipo de Fuenlabrada ha logrado diez de sus once victorias por un margen que no supera los 8 puntos.

La emoción constante. Una victoria por 1 punto, tres por 2 puntos, otra por 3, además de un par de triunfos por 5 puntos, uno por 6 y dos más por 8. Curiosamente, sus derrotas han sido más claras, destacando el -27 en Barcelona y el -22 en Gran Canaria, lo que provoca el inédito hecho de estar con 11-4 en la tabla y basket-average negativo.

Quizá, como escribió Álex Martín-Tamayo, "Mister Chip", significa que "cada canasta de este maravilloso año ha sido oro puro".

ACB Photo/E. Cobos


4- El fortín del Fernando Martín

Ojo al potente dato: solo uno de los ocho equipos que han visitado el Fernando Martín han logrado volverse a casa. Fue el Monbus Obradoiro, allá por finales de octubre, el único que pudo romper la magia de una de las canchas más difíciles de Liga Endesa.

La habitual fama de "matagigantes" del cuadro fuenlabreño va a más este curso. En la 2017-18 ya han caído bajo ese techo el Unicaja (77-69) y el Baskonia (80-75), dos conjuntos de Euroliga. Además, los de Néstor García, después de esa derrota contra el Monbus Obra, han logrado volver a encadenar cuatro triunfos.

Ese 7-1, que iguala el mejor registro de un local en esta temporada, explica, junto al 4-3 como visitante, la posición en la tabla del equipo.

5- La defensa como llave

El actual tercer clasificado es, a su vez, el cuarto equipo que menos puntos ha recibido en la competición, con un promedio de 78 por partido. Únicamente Unicaja, Iberostar Tenerife y Valencia Basket pueden presumir de registros defensivos mejores.

ACB Photo/E. Cobos


Además, el Montakit destaca en tiros de 2 (3º, con 54,9%), rebotes ofensivos (3º, con 12,1) y capturas totales (5º, con 36,5), si bien está claro que las sensaciones superan con creces los números globales.

6- El faro Ché

Desde luego, si hay un técnico que ha hecho ruido en esta temporada, ese ha sido Néstor García. El "Ché", un profesional que despertaba ilusiones y expectativas por su pasado, por su trayectoria, por su discurso, por su línea de trabajo y por la ilusión que desprendió desde el primer día que pisó su nueva casa.

Sin embargo, ni los más optimistas imaginaban algo igual. Un estilo tan reconocible, tan valiente y que tanto atrapa. Un baloncesto sin complejos, sin mirar el apellido del que está en frente, sin excusas y sin miedos. Un básquet que enamoró a toda una afición y que, de momento, ya ha dado como frutos tres meses y medio para recordar. Y hasta abandonar el tabaco, una promesa que dio resultado.





Cada gesto a la grada, cada guiño, cada sonrisa e incluso cada tuit. El idilio es total. Este Fuenla es Ché. Este Ché es Fuenla.

7- Popovic, el heredero

Las comparaciones son odiosas y, además, injustas. Pero los aficionados más veteranos, mientras Popovic anotaba esa canasta imposible para meter al equipo en la Copa, seguro que se acordaron por un momento de la leyenda Perasovic. Veinte años después, otro croata es líder, es referente, es estrella e ídolo.

"Es la canasta del millón de euros", decía el presidente José Quintana cuando bajó al vestuario. "Pero en Fuenlabrada no se lo vamos a dar", aclaraba entre risas antes de elogiar la figura de un jugador total que lleva ya mucho tiempo demostrando que no vino a Fuenlabrada a por una plácida retirada.

ACB Photo / E. Cobos


Máximo anotador del equipo (14,5), jugador más valorado (14,3), líder en triples (2,8) de la Liga Endesa, el 5º que más faltas provoca (5), 15º en tiros libres (87,5%). Su momento no puede ser más dulce. El heredero tiene nombre.

8- Un equipo para soñar

El valor del Montakit Fuenlabrada va más allá de una estrella o de un momento de forma. Los nombres propios piden paso. Eyenga (7º en tapones, con 0,9, 9º en rebotes, promediando 4,1) está jugando el mejor baloncesto de su carrera, al menos el más regular, con la confianza y tranquilidad que necesitaba. El espectáculo lleva su nombre.

Cruz es el complemento perfecto, tanto a la hora de asumir un tiro ganador (que pregunten en Andorra) como a la hora de anotar (10,6) o asistir (3,2). O'Leary se cuela entre los mejores reboteadores ofensivos de la Liga Endesa (14º, con 2), además de firmar un excelente 62,3% (11º) en tiros de 2. Consistencia siempre al servicio del equipo.

Además, Roland Smits también supera los dobles dígitos en ataque (10,6), Vargas es la prolongación del Ché en pista y jugadores como Olaseni, Rupnik, Llorca, González, Llorente o Sekulic aportan a la causa y pueden aparecer cualquier día sin avisar. El colectivo manda.

ACB Photo / Emilio Cobos


9- Locura en la grada

"Los aficionados del Fuenla están un poco locos", declaró a comienzos de temporada Olaseni. "Me encantan, nos ayudan a ganar, están muy cerca de nosotros y los apreciamos mucho". Su discurso es el de cualquiera que llega sin conocer bien a su nueva afición y acaba sorprendido y entregado desde el primer día.

Los seguidores fuenlabreños, ya de por sí entre los más fieles y pasionales de la Liga Endesa, están viviendo una temporada idílica. Alegría tras alegría, incentivo tras incentivo para seguir acudiendo, animando y soñando, como bien expresó el usuario "fuenlablu" en el Foro ACB.COM. "Es histórico lo que estamos viviendo este año. 11 victorias a estas alturas... ¡ni en nuestros mejores sueños! La canasta en el último segundo era lo que faltaba para poner la guinda a una primera vuelta que dudo mucho volvamos a vivir en muchos años en Fuenlabrada".

Dijo una vez Ferran López que el básquet, en esa tierra, iba más allá de las paredes del Fernando Martín. "En un país futbolero es importante encontrar ciudades como esta, donde se respira baloncesto". Viendo la fiesta que se monta cada jornada en el pabellón, la comunión total con el técnico y las palabras de los propios jugadores, queda claro que el romance entre básquet y ciudad va para largo.

ACB Photo/E. Cobos


10- Por el ayer...

Del "Maná Fuenlabrada" al "Rafael, máquinas de coser", pasando por la fusión con el Torrejón de Ardoz. Del Colegio San Esteban al Miguel Hernández.

De Perasovic a Popovic, cuántos nombres por el camino. Calderón, Herrmann, Scott, Huffmann, Wood, Oleson, Guardia, Bannister, Blanco, Solana, Prigioni, Cazorla, Batista, Fitch, Ayón, Paraíso, Wideman, Fran Murcia o Berni Hernández. El día de la retirada de Ferrán López o el adiós de Solana. Jan Martín pisando la pista con el nombre de su padre o Dueñas descubierto en un autobús.

El debut de Biyombo, el ascenso a primera Nacional. Los días felices con Quintana en el banquillo. Los tiempos de Fariñas o Casadevall. La Copa Príncipe contra Inca o contra Menorca. El descenso frente a Valladolid o la increíble carambola para bajar en 2004 con 13 victorias. El ascenso en Lugo o el agónico contra Huelva. La apuesta por la cantera, la filosofía de club, las ventas inevitables, las lágrimas del camino. Una macedonia con mil emociones, con mil protagonistas, que explican la realidad actual, la felicidad de hoy. Una explosión de alegría con argumentos de peso.

11- ... y por el mañana

Con un sueño ya cumplido, lo tentador es celebrarlo y relajarse. No con este técnico, no con este equipo. El Montakit Fuenlabrada quiere más. Y lo quiere porque se ha permitido quererlo, porque se ha permitido soñarlo, o al menos aspirar a ello.

Por delante, además del reto de firmar su mejor primera vuelta en Liga Endesa, el objetivo de obtener el mejor balance histórico en una temporada regular. Para superar el 20-14 de la 2000-01 y de la 2010-11 hacen falta aún diez triunfos.





En cuanto al mejor puesto, el tope está en la séptima plaza, conquistada hasta en cuatro ocasiones (1998-99, 2000-01, 2001-02 y 2010-11). Una quinta, en la 2015-16, el equipo entró en Playoff como octavo clasificado. En todas las ocasiones, tanto en Liga Endesa como en Copa del Rey, el guion fue similar: adiós en cuartos de final, a las primeras de cambio.

¿Y si este año es? ¿Y si la historia sigue reescribiéndose de la mano del Ché y los suyos? La ambición es máxima. Con un triunfo más (o bien derrota de Baskonia o Herbalife GC), el cuadro fuenlabreño será cabeza de serie. Las semis serían un sueño, como reconoció el propio presidente. "Este es el año que deberíamos intentarlo".

Néstor García sonríe. Néstor García asiente: "El equipo cree que lo puede hacer. Iremos a la Copa a ganar tres juegos más". ¿Quién se atreve a decirle que no sueñe si la realidad la escribe él?

Daniel Barranquero
@danibarranquero
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con B. Fuenlabrada S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos