Artículo

NBA All Star: Homenajes de Mitchell y Nance en una gris noche de concursos
El escolta de los Phoenix Suns y el rookie de los Utah Jazz fueron los grandes ganadores de una noche de concursos que será recordada por los homenajes de Mitchell al histórico "Dr. Dunkenstein" Darrell Griffith y, en especial, el de Larry Nance Jr a su padre, primer campeón de un concurso de mates en la NBA. Además, Devin Booker (Phoenix Suns) firmó un nuevo récord imbatible en los triples.

Redacción, 18 de febrero de 2018.- La noche de sábado del All Star de la NBA es una cita ineludible para cualquier aficionado a este deporte. Y, aunque la de este año 2018 no será la más recordada de los últimos años, también nos dejó momentos que quedarán en la memoria, especialmente en forma de homenaje. Y es que, como era de esperar, Larry Nance Jr (Cleveland Cavaliers) devolvió al parquet a su padre Larry, incluso vistiendo su mítico 22 de los Phoenix Suns y firmando su ya clásico mate a una mano. Sin embargo, el ala-pívot no pudo batir en la gran final a Donovan Mitchell, que rindió tributo a dos leyendas de esta faceta.



Spencer Dinwiddie, de los Brooklyn Nets, fue el primer campeón. El base derrotó a Lauri Markkanen en la gran final del Taco Bell Skills Challenge y puso la guinda a su gran temporada individual proclamándose, por primera vez en su carrera, vencedor del concurso de habilidades del All Star de la NBA. Dinwiddie fue el mejor del cuadro de bases y escoltas, y derrotó en primera primera al bahameño Buddy Hield (Sacramento Kings) y en segunda al canadiense Jamal Murray (Denver Nuggets), que había vencido al local Lou Williams (Los Angeles Clippers)

En el cuadro de interiores, Lauri Markannen se impuso en primera ronda a Andre Drummond y, en segunda, a un “tramposo” Joel Embiid que puso la nota cómica y polémica del concurso saltándose, por dos veces, el pase de pecho. El carismático interior de los Sixers salió ganador de su primer enfrentamiento ante Al Horford (Boston), pero ni su avispada triquiñuela le sirvió para derrotar al finés Markkanen.



En su segunda participación en el Foot Locker Three Point Contest, Devin Booker (Phoenix Suns) fue la nota más positiva en un concurso de triples que dejó frío a muchos aficionados. El escolta impuso su ley en la gran final firmando un nuevo récord: 28 puntos en la gran final para llevarse el título ante Klay Thompson (21) y el anfitrión Tobias Harris (17) que fue de menos a más. Booker firmó un impresionante recital que fue insuperable, incluso, para todo un campeón como el escolta de los Warriors. Thompson completó también una gran ronda, llegando a los dos últimos carros con opciones de superar la sensacional marca de Booker, pero sus errores en el penúltimo carro enterraron cualquier posibilidad de victoria. Ni de emoción, tras una ronda inicial más abucheada que aplaudida en el Staples Center.

Y es que, quizás, la noticia del concurso fue esta. Estrellas como Paul George (9), Kyle Lowry (11) o el último campeón, Eric Gordon (12) escucharon más el sonido del aro que el de la red ante el estupor del pabellón californiano. Especialmente gris fue la participación del alero de los Oklahoma City Thunder, que evitó firmar la peor anotación de la historia del concurso en el último carro y provocó la risa descontrolada de compatriotas como Karl Anthony Towns o su compañero Russell Westbrook.




El último capítulo de la noche volvió a ser el mejor. Donovan Mitchell (Utah Jazz) nos regaló una completa actuación para proclamarse rey del mate en el Verizon Slam Dunk Contest. El escolta abrió el concurso sorprendiendo a todos con otra canasta y acabó machacando con elegancia tras hacer golpear el balón en el otro tablero. Y en esta primera ronda, Larry Nance Jr (Cleveland Cavaliers) se vistió de otra época. Con el 22 a la espalda en el precioso uniforme retro de los Suns, el ala-pívot rindió homenaje a su padre calcando su clásico e histórico mate. También Mitchell quiso rendir a una leyenda de sus Jazz, Darrell Griffith, más conocido como "Dr. Dunkenstein".

Aunque el mejor mate, o, por lo menos, uno de los más complicados, nos lo regaló el rookie Dennis Smith Jr (Dallas Mavericks). El potente base levantó al Staples Center con un vuelo impresionante girando 360º y pasándose el balón entre las piernas. Un vuelo de dificilísima ejecución y a altísima velocidad que, desafortunadamente, finalizó en su segunda oportunidad.



Sin embargo, ni su perfecta puntuación (la primera de la noche) pudo evitar su eliminación (y la de un pobrísimo Victor Oladipo que lució la máscara de "Black Panther" en su segundo mate) a manos de Mitchell y Nance, que completaron un más que interesante enfrentamiento en la gran fina. Una lucha por el título que empezó con un fantástico duelo de pura potencia en el que el de los Jazz consiguió una ligera ventaja que ya no dejó escapar. Ni la originalidad de Nance en su segundo vuelo, golpeando el balón dos veces contra el tablero, cambió el dueño final del trofeo de este concurso.

Y emulando al más grande del mate, Vince Carter, con su legendario 15 de los Toronto Raptors, Mitchell puso el sello final a la noche con un fantástico mate en el que intentó emular el irrepetible primer vuelo de Vinsanity en el que, para muchos, fue y sigue siendo el mejor concurso de la historia, el del año 2000.

Gerard Solé
@gsole14

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos