Nota de agencia

El campeón de Europa pone a prueba la solidez del Real Madrid
El Real Madrid, con dos victorias menos que los turcos y jugando en casa parece que se juega más y lo hace con el buen sabor de boca que dejó su último partido en el Palau ante el Barcelona

Redacción, 1 Mar. 2018 (EFE).- El Real Madrid recibe este viernes en la Euroliga al Fenerbahce, el vigente campeón de Europa, que pondrá a prueba la solidez del equipo español tras el reciente regreso del esloveno-estadounidense Anthony Randolph y del mexicano Gustavo Ayón.

Estos dos jugadores estuvieron ausentes, por lesión, del partido en la primera vuelta jugado en Estambul, en el que el Madrid ganó por 77-79.

Desde entonces mucho han cambiado las cosas entre dos grandes del baloncesto europeo, que buscan cerrar cuanto antes su presencia en los playoffs y una vez en ellos la ventaja de campo, para lo que deben quedar entre los cuatro primeros.

El Real Madrid, con dos victorias menos que los turcos y jugando en casa parece que se juega más y lo hace con el buen sabor de boca que dejó su último partido en el Palau ante el Barcelona.

La reentrada en el equipo de Randolph y Ayón aporta una mayor solidez, ofensiva y defensiva, cerca de los aros, pero está claro que ambos jugadores todavía no están al mismo ritmo de juego que el resto del equipo.

El Fenerbahce de Zeljko Obradovic es un señor equipo. Eso está fuera de toda duda. Su solvencia económica (CSKA y Fenerbahce tienen los mayores presupuestos de toda la Euroliga) le ha permitido superar sin mayores problemas las bajas de Ekpe Udoh y Bogdan Bognadovic, ahora en la NBA.

"Obradovic y yo vamos a meter los mismo puntos, ninguno", dijo Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, hablando del partido en la víspera, aunque a continuación destacó las "muchas armas" del equipo otomano y su admiración y respeto, tanto en lo profesional como en lo personal, por el entrenador serbio.

Ahora el peligro turco viene por parte del italiano Luigi Datome, del estadounidense Brad Wanamaker, del checo Jan Vesely, de los serbios Nikola Kalinic y Marko Guduric, del griego Kostas Sloukas, del italiano Nicolo Melli, del estadounidense Ali Muhammed (antes llamado Bobby Dixon) y se podría seguir hasta los quince jugadores que tiene en la plantilla el Fenerbahce.

Así las cosas está claro que la defensa y los rebotes tendrán una importancia capital, como siempre, pero más que nunca será necesaria la concentración del Real Madrid para aguantar las rachas de puntos y juego del Fenerbahce y tener el control del ritmo de partido para intentar asaltar una victoria que el Madrid necesita para mantener sus aspiraciones.

Laso: "Obradovic y yo vamos a meter los mismos puntos, ninguno"

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, no dudó en calificar el partido ante el Fenerbahce, el vigente campeón de la Euroliga, como "de los grandes" y sobre Zeljko Obradovic, entrenador de los turcos, resaltó que iba "a meter los mismos puntos" que él, "ninguno".

"Siempre digo en estos casos que Obradovic y yo vamos a hacer los mismos puntos, ninguno. Pero es verdad que estamos hablando de un gran equipo con mucha rotación, mucho juego de bloqueo y continuación, buenos jugadores al poste bajo, buenos tiradores, un equipo muy completo que fue campeón el año pasado, que va primero en su liga, con un gran entrenador, seguro, por el que tengo mucho aprecio, por él como entrenador y como persona", dijo Laso.

"Me entrenó en el Real Madrid y sabemos que es un partido de los grandes", añadió.

Para el partido ante el Fenerbahce, seguirá siendo baja Trey Thompkins.

"Está mejor. Las últimas semanas antes de la Copa ya tenía un problema de aductores y le intentamos aguantar porque le necesitábamos. La semana pasada ya fue baja y esta también. La entrada de Anthony Randolph y Gustavo Ayón nos permitía pararle y vamos a ver cómo está para la próxima semana. El resto están todos bien. Tenemos un mes de marzo muy exigente", comentó.

En la recta final de la competición, parece como si los resultados fueran más trascendentes.

"Estamos en los últimos siete partidos con todo el mundo buscando su clasificación. Vamos a intentan asegurar cuanto antes el playoff y luego buscar la ventaja, pero eso no significa nada porque luego hay una Final a Cuatro. Tenemos un calendario difícil con diez-once partidos en este mes con rivales complicados y duros, empezando este viernes que recibimos al campeón de Europa", indicó.

El Madrid recibirá consecutivamente al Fenerbahce y la semana próxima al Panathinaikos, dos victorias que, caso de producirse, podrían clarificar mucho el futuro del equipo en la Euroliga.

"Probablemente si ganáramos a Fenerbahce y Panathinaikos no estaría conseguido y si perdiéramos los dos todavía tendríamos opciones, pero si es verdad que son dos rivales directos en la parte alta de la clasificación, que jugamos en casa y que el tema de los averages se nos pondría a favor. Son dos choques muy importantes", aceptó el técnico.

El Madrid viene de hacer un partido muy sólido en el Palau, ante el Barcelona en competición europea.

"Firmaría el resultado que obtuvimos pero en el juego siempre intentas mejorar. Es verdad que tuvimos muchos minutos de solidez defensiva y ofensiva que contra un equipo como el Fenerbahce es obligatoria si no quieres caer en el estilo de juego que tienen ellos, que es muy difícil de parar porque tienen muchas armas", explicó.

El Madrid ganó en la primera vuelta en Estambul, 77-79.

"El partido tendrá poco que ver. Va a haber jugadores diferentes, tuvimos muchas bajas, Edy salió pronto por las personales, la antideportiva. Allí hicimos muchas cosas bien, sobre todo la sensación de estar muy centrados independientemente de sus tirones, buscando nuestras opciones. Ellos tienen algún jugador más", comentó Laso.

El año pasado Ekpe Udoh y Bogdan Bogdanovic, ahora en la NBA, fueron muy importantes en el Fenerbahce.

"Da la sensación de que ellos han perdido a jugadores muy dominantes que llevaban tiempo con ellos como Udoh y Bogdanovic, pero ahora tienen en otros jugadores como Guler, como Guduric, como Melli que siguen siendo jugadores de primer nivel pero que necesitan tiempo para adaptarse a la idea del entrenador. Para mi es un equipo que tiene más rotación, más jugadores que el año pasado y que está creciendo a lo largo de la temporada", opinó.

Al técnico también se le preguntó por Luka Doncic que parece haber bajado de nivel de juego en las últimas semanas.

"No creo que Luka haya bajado de nivel y no me preocupa mucho. Le veo bien. Que tiene momentos mejores y otros peores, pues como cualquiera dentro del equipo. En Estambul hizo un gran partido, no solo en ataque y siempre espero lo mejor de él, como del resto del equipo", finalizó Pablo Laso.

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos