Artículo

March Madness: mirada puesta en el Draft de la NBA
No existe un escenario más grande e importante entre los jugadores que aspiran a copar las posiciones más importantes del Draft que el March Madness. Un torneo en el que el rendimiento de los futuros NBA es evaluado con lupa. ¿Quién ha subido y quién ha bajado en la bolsa del Draft?

Redacción, 20 de marzo de 2018.- Estas tres semanas de competición pueden cambiar radicalmente, para bien o para mal, el futuro de cualquier jugador. El March Madness es el escenario final para todos los grandes jugadores que aspiran a estar en los puestos de privilegio del próximo Draft de la NBA. Y en las siguientes líneas, analizaremos qué nombres han podido subir o bajar posiciones tras la primera semana de este torneo final de la NCAA.

Shai Gilgeous-Alexander se viene arriba (Foto UKAthletics.com)

Suben de forma imparable

Shai Gilgeous-Alexander (Kentucky)

Quizás es el nombre que más ha maravillado en esta primera semana. El canadiense ha sido el gran líder de una Kentucky que ya está en el Sweet Sixteen tras dos muestras de poderío. Lejos de su mejor versión, derrotaron a Davidson en primera ronda con 19 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias de este prodigio que, tan sólo unos días más tarde, brilló como nunca con 27 puntos (10/12 en TC), 6 rebotes y 6 asistencias ante Buffalo. Su extraordinario rendimiento ya ha hecho que pueda discutirle a Collin Sexton (Alabama) y Trae Young (Oklahoma) el puesto de mejor base de este próximo Draft.





Mikal Bridges (Villanova)

El otro gran nombre de esta primera semana. El alero de Villanova firmó, posiblemente, la mejor racha individual de lo que llevamos de March Madness en la segunda parte de su encuentro ante Alabama. Bridges anotó 20 puntos en apenas 6 minutos y medio de juego, con un repertorio tan variado como espectacular, ganándose todos los titulares. Con esta versión del alero, Villanova es una gran candidata al título. Y si esto acaba sucediendo, Bridges puede acabar siendo elegido entre los diez primeros del próximo Draft.



Robert Williams (Texas A&M)

Ha sido pieza esencial de una de las grandes historias de este March Madness. Sin un gran ruido mediático pero sí un excelente bloque de gran trabajo y físico, Texas A&M se ha colado entre los dieciséis mejores de este March Madness. Y este interior de enorme capacidad atlética ha sido pieza fundamental en los dos triunfos de los Aggies. Williams firmó un gran doble-doble en su primer encuentro ante Providence, con 13 puntos y 14 rebotes, y estuvo también a gran nivel ante toda una North Carolina con 8 puntos y 13 rebotes en 20 minutos de juego. Su futuro era ya toda una garantía de éxito en la NBA. Pero ahora, también lo empieza a ser su presente.



Michael Porter (Missouri)

El de Michael Porter es un caso bastante especial. Su Missouri fue apeada sin ofrecer demasiada oposición en la primera ronda de este March Madness por una Florida State muy superior. Sin embargo, la simple presencia en pista del aro durante 28 minutos es de gran ayuda para el joven alero de los Tigers. Porter finalizó su único partido en este torneo con 16 puntos y 10 rebotes y, aunque en muchos minutos pareció perdido dentro del juego de su equipo, bien cierto es que se mostró muy activo y físicamente ya sano. Y esta último adjetivo es el que puede hacer que acabe entrando entre los cinco mejores del Draft. Porter sano y en forma, es un proyecto de Allstar.



Trevon Duval (Duke)

Quizás ha sido una de las sorpresas más agradables de esta primera semana. En una Duke con mayores focos de atención, este base de primer año ha dado un paso al frente. Duval empezó el torneo con una proyección de segunda ronda y puede acabar haciéndose un hueco entre los 30 primeros. Especialmente, si Duke consigue acabar cortando las redes en San Antonio. Con 19 puntos y 8 asistencias, fue de los mejores de los Blue Devils ante Iona y, aunque no estuvo tan fino en el tiro (3/10), fue también pieza importante en la cómoda victoria ante Rhode Island, sumando 11 puntos y 7 asistencias.




Mantienen proyección

Marvin Bagley (Duke)

La entidad de sus rivales no le ha acompañado en esta primera semana de torneo. Y aunque Marvin Bagley ha completado dos muy buenas actuaciones a nivel estadístico, aún seguimos pendientes de su gran explosión en este torneo. Con gran facilidad, firmó 22 puntos y 7 rebotes ante una Iona que apenas pudo contenerle y, ante Rhode Island, aprovechó la endeblez interior de su rival para llegar hasta los 22 puntos y 9 rebotes. Una buena semana para un Bagley que veremos explotar seguro en los siguientes días de torneo.





DeAndre Ayton (Arizona)

Protagonista involuntario en una de las mayores sorpresas de este torneo, bien es cierto que del desastre de su Arizona, el bahameño poca responsabilidad tiene. Los Wildcats fracasaron en conjunto, especialmente en la línea exterior, y aún así DeAndre Ayton, sobremarcado durante casi todo el partido, pudo acabar sumando 14 puntos y 13 rebotes. No fue el mejor partido para juzgarle, más teniendo en cuenta que llegaba al March Madness en un nivel supremo, tras destrozar a USC en la final de la Pac12 con 32 puntos y 18 rebotes. Muy extraño será verle más abajo del segundo lugar del próximo Draft.



Mohamed Bamba (Texas)

El poderoso interior de Texas ha sido, posiblemente, el jugador que más ha evolucionado durante la temporada. Y lo ha conseguido hacer a ambos lados de la pista hasta convertirse en un jugador que cambia partidos. Su eliminación por faltas a pocos segundos del final de la segunda mitad fue el lastre más importante de una Texas incapaz ante Nevada en la prórroga. Hasta entonces, Bamba había dominado ambos tableros con 13 puntos, 14 rebotes y 3 tapones, convirtiéndose en un muro defensivo vital para sus Longhorns.



Collin Sexton (Alabama)

Subió como la espuma en el torneo final de su conferencia y quizás nos hemos quedado con ganas de verle más y mejor en este March Madness. Fue vital con 26 puntos para derrotar a una complicada Virginia Tech pero desapareció, juntamente con toda su Alabama, ante una piedra mucho mayor como Villanova. Aunque finalizó con 17 puntos, en ningún momento pudimos ver a ese futuro Allstar en el que muchos creen que se convertirá.



Grayson Allen (Duke)

Como Marvin Bagley, su mejor momento está por llegar. En su último año en los Blue Devils, Allen ha sido, por enésima vez, tan capaz de copar titulares por sus exhibiciones ofensivas como por sus polémicas zancadillas y acciones poco deportivas. Y en esta primera semana de torneo, simplemente los titulares no han llevado su nombre. 16 puntos y 9 asistencias en la cómoda victoria ante Iona y más apagado ante Rhode Island, con sólo 10 puntos en 6 tiros de campo. No se preocupen. Duke le necesitará más adelante y Grayson Allen y su privilegiada muñeca aparecerán.




Superados por las expectativas

Trae Young (Oklahoma)

¿Cómo puede estar aquí un talento que firmó 28 puntos en su único partido de torneo? Simplemente, ya casi por inercia. Y es que es un hecho que la temporada de Trae Young ha ido de más a muchísimo menos. Y también, como consecuencia, la de una Oklahoma que entró al torneo final casi de rebote. Tras 40 minutos a gran nivel ante Rhode Island, regresaron sus tiros precipitados y pérdidas en una prórroga que los Rams se acabaron llevando en un cara o cruz. Talento ilimitado en un entorno que ha acabado siendo poco apropiado. Aún así, raro sería verle caer del Top10 del próximo Draft.



Miles Bridges (Michigan State)

Quitarse una etiqueta es algo realmente complicado. Y a Bridges ya le han colgado la deshonrosa etiqueta de "Streaky shooter": tirador poco fiable. Fue uno de los más señalados en la dura derrota de su Michigan State ante Syracuse. Los Spartans se desesperaron desde el triple una y otra vez para intentar superar la defensa zonal de su rival, con Bridges como abanderado (3/12 en triples y 11 puntos anotados). Un registro que puede hacer olvidar su primera gran noche ante Bucknell, en la que desató todo su talento para llegar a los 29 puntos y 9 rebotes.



Aaron Holiday (UCLA)

El primer gran señalado de este March Madness. Su UCLA tuvo que disputar el First Four y, ante un equipo peligroso como Saint Bonaventure, ni los Bruins ni, especialmente, este base estuvieron a la altura. Sus 20 puntos y 7 asistencias quedaron como una mera anécdota por culpa de dos factores. El primero, sus 10 pérdidas. Y el segundo, su terrible final de partido. En un cara o cruz, la terrorífica selección de jugadas de Aaron Holiday enterró cualquier posibilidad de victoria de UCLA. Acciones e instantes que pueden hacerle caer de la primera ronda del Draft.

Gerard Solé
@gsole14

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos