Artículo

MM: Épica victoria de Kansas ante Duke para batirse con Villanova en la F4
Menuda jornada de domingo. Qué señor partido nos regalaron Kansas y Duke. Y qué injusta puede ser la diosa fortuna. A Grayson Allen le sobraron milímetros para ser el héroe de un partido que acabó con un triunfador completamente distinto. Los Jayhawks serán el rival en la Final Four de una sólida Villanova que superó sin demasiadas complicaciones a Texas Tech

Redacción, 26 de marzo de 2018.- Loyola Chicago-Michigan y Villanova-Kansas. Estas serán las dos semifinales que se disputarán el sábado que viene en San Antonio en la próxima Final Four de la NCAA. Los Wildcats, sin firmar su mejor actuación, fueron superiores a una Texas Tech que nunca fue una amenaza real. Y Kansas y Duke nos regalaron un auténtico partidazo en la lucha por el último billete. Un trepidante encuentro con todos los ingredientes necesarios para ser ya un instant-classic en la historia del March Madness.



A centímetros del cielo... para acabar en el infierno

Victoria de Kansas (@KUHoops)

Duke Blue Devils (#2) 81Kansas Jayhawks (#1) 85

En un auténtico partidazo con prórroga que ya es un instant-classic de la historia del March Madness, Kansas aseguró su presencia en la gran Final Four de San Antonio. Guiados por un descomunal Malik Newman (autor de 32 puntos, 26 en la segunda mitad y prórroga), los de Bill Self tuvieron la fortuna final que Duke y, en especial, Grayson Allen, no disfrutaron. El escolta tuvo un último tiro sobre la bocina del segundo tiempo que se salió literalmente de dentro. A centímetros de una gloria que el destino no tenía guardada para él.

Igualdad máxima desde el primer segundo. Respuestas contínuas de dos equipos que temían tanto al otro como eran incapaces de encontrar cómo hacerle verdadero daño. Y sin especial acierto desde el triple (únicamente Mykhailiuk y Trent encontraban el aro con alguna facilidad), la batalla se batía especialmente cerca del aro. El poderío de Udoka Azubuike arrasaba con un Wendell Carter superado (3 faltas en menos de diez minutos), pero no podía hacerlo con un Marvin Bagley que conseguía también castigar al nigeriano. Todos los argumentos parecían empatados… hasta que apareció un maravilloso verso libre llamado Trevon Duval.

El joven freshman descolocó a los Jayhawks y, en especial, a su defensor Devonte Graham. Duval se convirtió en la referencia inesperada de una Duke que se dejó llevar por el talentoso director de juego. Con afiladas penetraciones buscando la espalda de Graham, Duval ayudaba a que los Blue Devils llegaran por delante al descanso (36-33).

Ávido de protagonismo, Malik Newman salió con la muñeca ardiendo del descanso para sumar 10 puntos en menos de cinco minutos. Y desató la ofensiva de unos Jayhawks que encadenaban aciertos desde el triple para firmar un parcial de 5-15 que daba a Kansas su primera importante ventaja. Y que duró bien poco. Y es que Duke volvió a meterse en el choque con buenas acciones de Trevon Duval y Marvin Bagley. Y un triplazo escandaloso de Gary Trent desde 9 metros.

Así se llegó al tramo final del choque, con todo por decidirse. Y tras un imponente alley-oop de Udoka Azubuike, Grayson Allen tomó el control. Cuatro tiros libres y una última posesión para ganar (tras triplazo de Sviatoslav Mykhailiuk) que empezó y acabó en sus manos. Allen se jugó la penetración con gran veteranía y oficio… y el lanzamiento tras golpear en el tablero, se salió literalmente de dentro. San Antonio, a milímetros… Y cinco minutos más.

22 de sus 28 puntos en la segunda mitad y prórroga. El tiempo extra tuvo nombre y apellido: Malik Newman. El escolta de los Jayhawks estuvo completamente desencadenado en los últimos cinco minutos. Triplazos desde la esquina y frontal y máxima efectividad en el tiro libre para dejar a Kansas con una posición ventajosa en el último minuto. Ahí, Duke tuvo hasta dos intentos desde el triple, con Grayson Allen como ejecutor, para empatar el choque. Pero una vez más, la fortuna no fue amiga del senior Blue Devil. Demasiada crueldad a la que algunos llamarán también "karma".



Trámite resuelto y a por la Final Four

Texas Tech Red Raiders (#3) 59Villanova Wildcats (#1) 71

Con más sufrimiento que brillo y con la sensación de haber jugado uno de sus peores partidos (o de menos acierto) de la temporada. Y ni así, Villanova cayó. Los de Jay Wright reforzaron aún más su candidatura al título con una muestra ejemplar de oficio y trabajo. Con un 4/24 en triples y un 33% en tiros de campo, los Wildcats sacaron su faceta más obrera para conseguir el billete a la Final Four, guiados por un sensacional Eric Paschall (12p-14r).

Los de Chris Beard salieron a jugar fácil. Canastas cerca del aro con buen movimiento de balón obligando a Villanova a empezar a desperezarse defensivamente a los cinco primeros minutos. Y poco a poco, los de Jay Wright empezaron a funcionar, empezando desde sus numerosas variantes ofensivas. Y acabando por empezar a sellar con precisión quirúrgica un auténtico cerrojo defensivo con el que completaba un parcial de 4-14 que les daba una ventaja que ya nunca más perdieron (23-36).

Y es que, siendo justos, debemos culpabilizar a los mismos Wildcats de la reacción de Texas Tech en la segunda mitad. Villanova dió el partido por ganado antes de tiempo y unos combativos Red Raiders llegaron a apretar el choque en el tramo final. Sin embargo, cuando más lo necesitaban, los Wildcats se pusieron el mono de trabajo. Apretaron líneas atrás y sumaron atacando el aro (prodigioso mate tras rebote de Donte DiVincenzo) y yendo numerosas veces a la línea de tiros libres. Una receta infalible para acabar sentenciando su puesto en la gran Final Four de San Antonio.

Gerard Solé
@gsole14

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos