Artículo

March Madness: mirada puesta en el Draft de la NBA (II)
No existe un escenario más grande e importante entre los jugadores que aspiran a copar las posiciones más importantes del Draft que el March Madness. Un torneo en el que el rendimiento de los futuros NBA es evaluado con lupa. ¿Quién ha subido y quién ha bajado durante la segunda semana de torneo en la bolsa del Draft?

Redacción, 27 de marzo de 2018.- A medida que la competición avanza, los rendimientos de los futuros NBA son examinados de forma más concienzuda. Y tras la disputa de la segunda semana de este March Madness, es el momento de analizar momentos de forma y carteles de los principales proyectos NBA que han disputado este torneo final de la NCAA.

Suben de forma imparable


Malik Newman (Kansas)

A nivel individual, hay pocas dudas sobre que este está siendo el March Madness de Malik Newman. Este prodigioso anotador ya desde instituto, aterrizó este verano en Kansas tras un año fuera de las pistas tras solicitar el transfer en su anterior universidad, Mississippi State, a la que llegó como un clarísimo proyecto de one&done. Y posiblemente, esto ha hecho que estemos viendo en su punto más maduro de juego a un extraordinario killer. Si Kansas está en la Final Four es, en gran parte, por culpa de un Newman que brilló como nunca ante Duke, anotando 26 de sus 32 puntos finales entre la segunda mitad y la prórroga. Líder absoluto de los Jayhawks, su proyección para el próximo Draft ha ido en paralelo con su temporada: de ni aparecer en segunda ronda a ser, ahora mismo, un gran candidato a estar en la primera. Microondas con carácter para momentos complicados.





Jalen Brunson (Villanova)

No hay incertidumbre alguna sobre el gran favorito a llevarse el Jugador del Año de esta temporada. En su tercer año universitario, Jalen Brunson es el líder ejemplar que cualquier gran candidato al título desea tener. Un base realmente sólido, que apenas comete errores y que no elude responsabilidades en los momentos más importantes. Sus 27 puntos fueron decisivos para dejar atrás a una correosa West Virginia y, en el Elite Eight, ni su 4/14 en tiros evitó que acabara siendo más que determinante en los últimos minutos. En busca de su segundo título NCAA con los Wildcats, Brunson es amo y señor del equipo y la prolongación perfecta de su entrenador en la pista. Un seguro de vida en cualquier futura rotación NBA.





Udoka Azubuike (Kansas)

Prodigio físico y salvaje muy a tener en cuenta, Udoka Azubuike ha sido una de las sensaciones más agradables de esta segunda semana de March Madness. El nigeriano llegó al torneo final con problemas físicos (se perdió el torneo final de la Big XII y apenas disputó minutos en el primer partido del campeonato ante Pennsylvania). Pero a medida que pasaban los días, su relevancia en esta Kansas de Final Four fue totalmente in crescendo. Imparable con 14 puntos y 11 rebotes para una Clemson sin un cinco claro que pudiera hacerle sombra, se mostró muy competitivo (y por momentos, superior) en su durísimo duelo ante Wendell Carter y Marvin Bagley ante Duke. Pura contundencia a ambos lados de la pista, pero con muchísimos aspectos técnicos y mentales a mejorar. Un hecho que, sin embargo, no debe evitar que acabe ganándose un sitio, como mínimo, en la segunda ronda del próximo Draft.



Trevon Duval (Duke)

Una semana más, este sensacional base sigue creciendo como jugador. Y con él, también su proyección de cara al próximo Draft. En una Duke con los focos muy centrados en el prometedor juego interior, Trevon Duval ha reclamado a gritos la atención mediática en la segunda semana de torneo. Su actuación ante Kansas estuvo a punto de llevar a los Blue Devils a la Final Four, siendo un vital foco de luz en una oscura primera mitad para acabar como máximo anotador del equipo con 20 puntos. Nos quedaremos con ganas de verle más y con mayor responsabilidad. Un rol que será difícil que tenga en NBA, ya que sigue apuntando a ser elegido entre los diez últimos de la primera ronda del Draft.



Omari Spellman (Villanova)

Escudero de lujo de Jalen Brunson y Mikal Bridges en Villanova, este móvil interior de primer año ha sido pieza fundamental de los éxitos de su equipo en la segunda semana de competición, sumando 18 puntos ante West Virginia y 11 puntos y 6 rebotes ante Texas Tech. Omari Spellman llegó al equipo de Jay Wright como un excelente proyecto a medio-largo plazo y, en únicamente cinco meses de competición, ya se ha ganado, con total merecimiento, estar en la conversación para ser elegido en el próximo Draft. Una participación muy destacada en San Antonio puede catapultarle de forma imparable, incluso, hasta los últimos puestos de primera ronda.





Mantienen proyección

Moritz Wagner (Michigan)

No está siendo el mejor torneo en la carrera de este 2’11 alemán. Pero sus características técnicas y nacionalidad hacen que, aún así, Moritz Wagner siga manteniendo un cartel magnífico de cara al Draft. En una NBA obsesionada en buscar sucesores a sus leyendas, Wagner ya ha sido más de una vez nombrado como “un nuevo Nowitzki”. Y aunque hay algunas facetas de su juego que pueden asemejarse al del mito de Wurzburg, bien cierto es que el talento de Wagner está a años luz del del gran Dirk. Como referencia y foco total del ataque de Michigan, Wagner ha sido capaz de lo mejor (brillante torneo de conferencia e inspirado ante Texas A&M en S16) y de lo peor (desaparecido en muchos partidos y demasiado dependiente de su acierto exterior). Sin embargo, ni esa irregularidad debe hacer, en principio, que desaparezca de la primera ronda del próximo Draft.





Marvin Bagley (Duke)

Las últimas imágenes de Marvin Bagley en este March Madness son las de un jugador muy agobiado y demasiado contemplativo. Y eso, quiera o no, es mal negocio para él. Kansas consiguió minimizar su impacto ofensivo con numerosas acciones de dos contra uno para que soltara el balón y Bagley “apenas” pudo aportar 16 puntos y 10 rebotes con únicamente 9 tiros de campo. Cifras menores para un jugador que debía ser diferencial en este Elite Eight pero que Bill Self consiguió anular casi por completo en ataque… ya que en defensa, los problemas de Bagley siguen siendo gigantescos. Es más que curioso que, en un partido de tanto contacto físico cerca del aro y en el que Azubuike y Carter acabaron expulsados, Bagley termine el partido… con cero faltas y cero tapones.





Kevin Knox (Kentucky)

Evitó ser uno de los señalados en la derrota de Kentucky ante una inferior Kansas State. Pero eso no significa que estuviera a su mejor nivel. Refugiado en certeros y cómodos lanzamientos desde 5 metros tras remontar la línea de fondo, Kevin Knox fue una luz demasiado intermitente para los de Calipari. Escondido bajo el brillo cegador de Shai Gilgeous-Alexander en este final de temporada y la primera semana de torneo, bajó considerablemente sus prestaciones cuando más le necesitaba su equipo. Sus 13 puntos y 8 rebotes fueron una mera anécdota en la dolorosa derrota en el Sweet Sixteen.



Gary Trent Jr (Duke)

Gary Trent confirmó, una vez más, sus dos y distintas caras. Una, la más fiable, es uno de sus mejores valores: la defensa. Muy activo en líneas de pase, robando balones con facilidad y encajado de forma ideal en la zona que ha practicado Mike Krzyzewski durante esta temporada. Sin embargo, su segunda cara es la más irregular. Trent se ha destapado ya como un auténtico tirador de rachas (aunque ha sido capaz de quitarle a un histórico como JJ Redick el récord de triples anotados en una temporada de un freshman) y esa inconsistencia le afecta de forma negativa a la hora de valorarlo como un proyecto NBA. 8 triples anotados en la primera semana de torneo y 4 en la segunda… en los mismos intentos (18).



Superados por las expectativas

Keenan Evans (Texas Tech)

Achacado por un importante problema físico en el pie, el March Madness de Keenan Evans ha sido decepcionante. De más a muchísimo menos, Evans ha ido desapareciendo a medida que transcurría el torneo, con anotaciones muy anecdóticas y más fallos que aciertos en esta segunda semana. Lejos han quedado sus 45 puntos en dos partidos en las dos primeras rondas. Con 16 (8 tiros de campo) ante Purdue y 12 (3/14 en tiros) ante Villanova, Evans no fue el líder que Texas Tech necesitaba para llegar a San Antonio.



Shai Gilgeous-Alexander (Kentucky)

En cuestión de cinco días, Shai Gilgeous-Alexander pasó del cielo al infierno. De ser uno de los nombres más destacados del March Madness en la primera semana a acabar señalado y cuestionado por su floja actuación ante Kansas State. De estar metido en el debate sobre el mejor base del próximo Draft a acabar casi relegado definitivamente a la sombra de Collin Sexton y Trae Young. Y eso que anotó 15 puntos ante los Wildcats. Pero su 2/10 en tiros y, sobre todo, su incapacidad para generar (5 pérdidas) ante la defensa cerrada planteada por Bruce Weber han hecho que su stock, en estos momentos, vuelva a bajar hasta incluso salirse de un hipotético Top10 del Draft.

Grayson Allen (Duke)

Tiró mucho y mal (3/14 ante Syracuse y 2/9 ante Kansas). Y esa, teóricamente, es su mayor virtud. Precipitado por momentos, jugando con mucha ansiedad especialmente ante Kansas… y aún así quedó a milímetros de la gloria. Porque Grayson Allen asumió el tiro más decisivo del partido, ejecutado con maestría contra el tablero tras dejar clavado a su defensor con una perfecta finta, pero el balón decidió no entrar. Una vuelta completa por encima del aro para acabar saliendo del mismo tras sonar la bocina final. Una acción que podría haber cambiado la percepción actual de este senior que nunca olvidará, muy posiblemente, su último partido con la camiseta de los Blue Devils.

Devonte Graham (Kansas)

Antes de empezar la temporada, este senior formaba parte de muchas quinielas para ser nombrado Jugador del Año en la NCAA. A día de hoy, podemos concluir, a falta de la gran Final Four, que Devonte Graham se ha quedado a años luz de dichas expectativas. Eclipsado totalmente por un incandescente Malik Newman, Graham estuvo desbordado en defensa y errático en ataque. Y no es la primera vez. Será difícil verle en puestos más altos que los últimos veinte del próximo Draft de la NBA… salvo que deslumbre en San Antonio, cuando los focos más brillarán.

Gerard Solé
@gsole14

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-