Nota de agencia

El Real Madrid, a por el billete para la Final Four de Belgrado
El Real Madrid buscará mañana viernes (21:00 h.) un nuevo triunfo frente al Panathinaikos, que selle definitivamente su clasificación para la Final Four de Belgrado

Madrid, 26 abr. 2018 (EFE).- El Real Madrid tras su última victoria ante el Panathinaikos (2-1) está a un paso de clasificarse para la Final a Cuatro de Belgrado, que sería su quinta presencia en seis años, pero la capital serbia está tan cerca como lejos por la dificultad de cerrar el 'playoff' ante los griegos.

No pudo haber tenido peor arranque la eliminatoria para el equipo madrileño ya que fue "pasado por encima" por el Panathinaikos en el primer partido. Reaccionó en el segundo en el mismo escenario y recuperó el factor campo.

Foto Euroleague/Getty

Ya en Madrid y con la vuelta de Sergio Llull, el equipo dio un paso más que importante al vencer de nuevo y poner el 2-1 en el marcador.

Sólo queda pues una victoria para lograr la clasificación para la Final a Cuatro, pero nadie la puede dar por hecha y mucho menos los técnicos y jugadores del Real Madrid que saben lo que les ha costado llegar a esta situación.

Lo nuevo del partido de este viernes es que puede ser definitivo si gana el Real Madrid, lo que significa que el Panathinaikos está contra las cuerdas y si ya de por si el equipo de Xavi Pascual es peligroso, estando herido y sin margen de maniobra puede serlo todavía más.

Otro término que también hay que introducir en la ecuación son los nervios deportivos, lógicos, y los extradeportivos que se encargan de acrecentar a cada minuto el dueño, Dimitris Giannakopoulos, y su presidente, Manos Papadopoulos, con sus declaraciones contra los árbitros.

Hasta el momento, Pascual ha sabido aislar a los jugadores de estas circunstancias, pero en situaciones límites cualquier pequeño detalle cuenta.

El Real Madrid sabe que puede ganar y resolver, pero también que puede perder y tener que ir a un quinto y definitivo partido en Atenas. Una empresa que todos quieren evitar al precio que sea, por ahorrarse un desplazamiento y un partido y, sobre todo, la dificultad que entrañaría volver a ganar en la capital griega.

El equipo español se ha "ido adaptando", en palabras de su entrenador, durante la serie al juego del Panathinaikos y en este sentido ha sabido jugar partidos con marcadores más cortos que los que ha estado acostumbrados durante toda la temporada en España y en Europa, teniendo paciencia en ataque y apretando las tuercas en defensa.

En casa con el apoyo de la afición y el refuerzo, más moral que otra cosa, de Llull el Real Madrid quiere dar el paso que le falta para llegar a Belgrado. Tan cerca y tan lejos al mismo tiempo.

Laso: "No hemos hecho grandes partidos, pero nos hemos ido adaptando"

Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, aseguró que su equipo no ha hecho "grandes partidos" en la serie de cuartos de final de la Euroliga ante el Panathinaikos (2-1) para acto seguido afirmar que su gran logro ha sido irse "adaptando a las propuestas del rival".

"En una serie siempre hay que mejorar, estás obligado. Del primero al segundo partido estaba clarísimo porque no estuvimos bien, ellos nos sacaron de la pista y no fuimos capaces de reaccionar. El equipo ha ido mejorando aspectos de juego, de organización, de lectura que todavía podemos mejorar", dijo Laso.

"Sigo pensando que no hemos hecho grandes partidos pero que hemos sido capaces de irnos adaptando a diferentes situaciones y ahora mismo sólo pienso que tendremos que jugar mejor si queremos ganar el viernes", añadió.

Jugar en apenas 48 horas partidos de esta intensidad obliga a un trabajo de recuperación física y mental importante.

"Fue un partido de mucha emoción, de mucha intensidad y rápidamente hay que cambiar el chip. Este es un trabajo que llevamos haciendo durante toda la temporada y hemos tenido muchos partidos en menos de 48 horas con respecto al anterior. Tenemos que olvidarnos de lo que pasó ayer, para lo bueno y para lo malo, y pensar en el del viernes", aseguró.

Lo mejor en este aspecto es que según el entrenador "no parece" que tengan "ningún problema físico más allá de los normales".

La vuelta de Sergio Llull a las pistas después de ocho meses y medio de lesión condicionó de alguna manera el partido. "Sí, era inevitable. El retorno de Llull era una gran noticia para todos, que no se merecía que se hubiera empañado por un resultado. Casi fue más importante que el partido de ayer. La reacción del equipo fue magnífica y eso habla bien del grupo", comentó.

El presidente del Panathinaikos, Manos Papadopoulos, cogió el testigo del dueño del equipo, Dimitris Giannakopoulos y volvió a cargar contra el arbitraje.

"No me hago una opinión del arbitraje hasta que veo el partido en vídeo y saco conclusiones y no veo ninguna situación en la que el Madrid salga favorecido", subrayó.

En el tercer partido, la superioridad atlética de los pívots del equipo griego fue contrarrestada por el Real Madrid. "Hemos ido recuperando sensaciones. Hemos tenido mucho tiempo parados a Gustavo (Ayón) y a Randolph que son dos jugadores muy importantes para nosotros. Los dos hicieron un gran partido ayer. Ellos tienen mucho peligro en el juego exterior, sus pívots son muy polivalentes, muy atléticos y obviamente Gustavo no salta lo que Gist o Singleton, pero tiene otras armas, lo mismo que Felipe (Reyes) o Randolph", apuntó.

"Hemos sabido ir acoplando el juego del equipo a una situación específica de ellos, que son un equipo muy atlético, muy versátil, con mucha capacidad de jugar de fuera hacia dentro, con muy buenos penetradores y todo es una labor de equipo en la que los pívots tienen mucha importancia y están haciendo un gran trabajo en la serie", siguió.

El ambiente en las gradas también estuvo acorde a la importancia del partido. "La sensación de que ayer fue que el Palacio vivió una gran noche, el público estuvo magnífico y fue muy importante en momentos claves de partido, de situaciones especiales en la que el publico rugió, disfrutó con su equipo, disfrutó del partido y sé que mañana va a estar ahí apoyándonos a muerte desde el primer minuto", finalizó Pablo Laso.

Carroll: "Querrán intimidarnos con su físico y fuerza, pero les igualaremos"

Jaycee Carroll, escolta estadounidense con pasaporte de Azerbaiyán del Real Madrid, puso el acento en el físico y la fuerza de los jugadores del Panathinaikos y en que les "intentarán" intimidar, mañana en el cuarto partido de la eliminatoria de la Euroliga, pero aseguró que les "igualarán en esos aspectos" para estar más cerca de la victoria.

"Ellos van a luchar, van a pegar, van a intentar intimidarnos con su fuerza, con su físico y nosotros tenemos que igualarlos en dureza y esfuerzo y tendremos éxito", dijo Carroll.

"Va a ser difícil, eso lo tenemos claro. Ellos se juega la vida y van a luchar por cada balón, seguro que tendrán algo diferente para intentar cambiar el ritmo del partido, pero nosotros también, tenemos que salir duros y pensando que es una final", añadió.

Por tanto, la defensa volverá a ser clave. "Casi siempre la defensa es nuestra clave porque puntos los vamos a encontrar de una u otra manera. Si podemos defender y rebotear bien tenemos más opciones para ganar", aseguró el jugador.

El escolta fue decisivo en el último cuarto con un triple más adicional que hundió definitivamente a los griegos.

"Tenía buenas sensaciones en el tiro y estaba ansioso por demostrarlo. El triple lo vi desde el suelo y la verdad es que ya solo estaba pensando en meter el adicional. Fue un gustazo", resaltó Carroll.

La vuelta de Sergio Llull fue importante en lo anímico y en el devenir del partido. "Llull entró en el equipo como si no hubiera estado fuera tanto tiempo. Nos da experiencia en el base, tiene experiencia en este tipo de partidos y nos da una dureza y actitud en la pista. Cuando metió dos triples seguidos nos dio un empujón muy grande", finalizó Jaycee Carroll.

Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos