Nota de agencia

Rubio: "Ha sido uno de los años más emocionantes y plenos como profesional"
El base de los Jazz reconoce que pasó por "un auténtico infierno" al no poder jugar la serie ante los Rockets. "Viví el mejor momento de mi carrera y también, con la lesión, se convirtió en uno de los peores", explica Ricky Rubio

Salt Lake City (EE.UU.), 9 May. 2018 (Marisol Vázquez, EFE).- El base español Ricky Rubio, que no pudo jugar por lesión con los Utah Jazz las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA, que perdieron 1-4 al mejor de siete ante los Houston Rockets, reconoció que ha sido un "infierno", pero que el balance de todo el año fue, sin duda, el mejor como profesional.

"Pasé por un auténtico infierno al perderme la serie ante los Rockets", admitió Rubio en rueda de prensa de final de temporada. "Podría decir que viví el mejor momento de mi carrera y también con la lesión se convirtió en uno de los peores", agregó.

Rubio jugó brillantemente en la victoria de la serie de primera ronda del equipo sobre los Oklahoma City Thunder (4-2) al quitarle protagonismo al base estrella Russell Westbrook, pero un desgarro en el tendón de la corva de la pierna izquierda en el sexto partido de la serie le impidió jugar las semifinales.

Tras haber disputado siete minutos del Sexto Partido ante los Thunder, Rubio sufrió la lesión, algo que los entrenadores de alguna manera temían y de ahí que le habían advertido de ese riesgo. "Reconozco que debería haber escuchado a los entrenadores que querían limitar los minutos contra los Thunder, pero lo di todo y estoy orgulloso de ello y no me arrepiento de nada", subrayó el base internacional español, que jugó sus primeros Playoffs en las siete temporada que lleva en la NBA.

Foto EFE

El jugador de El Masnou, de 27 años, explicó que había trabajado hasta 24 horas de rehabilitación directa con el objetivo de intentar regresar en la serie ante los Rockets, algo que al final no pudo conseguir.

Rubio describió la sensación de no haber podido estar en el duelo contra los Rockets como: "Algo que me quemaba dentro de mí, cuando de alguna manera sentía que dejaba caer a mis compañeros de equipo".

Sin embargo, el paso de las horas desde que los Jazz salieron eliminados del Toyota Center de Houston al perder el quinto partido por 112-102, dio paso a que la calma y la reflexión llegase para todos los jugadores del equipo, y Rubio hiciese un análisis exhaustivo de toda la experiencia de lo que fue su primer año con los Jazz tras haber sido traspasado por Minnesota Timberwolves. "Puedo asegurar que me encontré con una organización especial, en la que me sentí muy a gusto desde el principio y aunque las cosas no se me dieron como yo quería al comienzo de la temporada, a partir de diciembre todo cambió en mi actitud de ser líder, y el cambio fue muy positivo", subrayó Rubio. "Dentro del equipo tuve siempre todo el apoyo con un entrenador como Igor Kokoslov que me ayudó de manera especial".

Rubio dijo que al final dentro del vestuario había una química especial, todos eran amigos, se disfrutaba en cada partido y lo que había sido más importante cada uno de los compañeros se dieron cuenta de todo el potencial que tienen como jugadores. "Creo que ahí estuvo la clave, elevamos el nivel de nuestro juego, rendimiento y eso nos hizo ser un equipo mejor, con un gran potencial", destacó Rubio. "Sin duda ha sido uno de los años más emocionantes y plenos que he tenido como profesional".

Rubio, que acabó la temporada regular con su mejor promedio encestador de 13,1 puntos, que incrementó a 14 durante los Playoffs, además de lograr 5,3 asistencias y 4,6 rebotes, señaló que había demostrado que puede anotar cuando tiene la oportunidad de hacerlo y superado la incógnita con la que salió de los Timberwolves. "Tengo la confianza en mi juego, en lo que puedo hacer en el campo y como hacer lo mejor para ayudar al equipo y de ahí que estoy convencido, como el resto de los compañeros, que esto recién está comenzando".

En cuanto a sus planes de cara al verano, dijo que tenía todo listo para viajar a España, a reunirse con su familia en su pueblo de El Masnou, descansar y también seguir un plan de trabajo exhaustivo de cara a llegar en plenitud de forma la próxima temporada. "Voy a disfrutar como siempre mi pueblo, ha trabajar duro con el plan que tengo establecido", explico Rubio. "La pasada temporada tuve contacto con la organización, pero no sabía exactamente qué era lo que quería de mi, ahora lo sé y puedo trabajar específicamente en lo que tengo que hacer en el campo por lo que al final todo se traducirá en trabajar".

Últimos artículos relacionados con Ricky Rubio



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos