Artículo

Previa Finales de Conferencia: Donde las cuentas pendientes se deben saldar
Los cuatro mejores equipos se miden en una Finales de Conferencia abierta a los pronósticos. El talento ofensivo de Rocket y Warriors se cruzan en el Oeste; mientras que el Este reedita una rivalidad creciente entre Cavaliers y Celtics

BOSTON CELTICS - CLEVELAND CAVALIERS
(EFE)


Tatum, el antídoto a las bajas

Se lesionó Gordon Hayward y Kyrie Irving lideró al equipo, se lesionó éste y fue Jaylen Brown…y cuando Brown cayó en Playoff el joven Jayson Tatum ha sido quien ha liderado a Boston Celtics. A la plaga de lesiones que ha sufrido el equipo se ha repuesto el equipo redoblando el sentido coral que siempre ha mantenido y sabiendo encontrar al jugador caliente en cada momento.

El jugador del momento es el novato Tatum quien promedió frente a Philadelphia 76ers 23,6 puntos para convertirse en el tercer jugador de primer año desde 1972 que promedia al menos 20 puntos en siete partidos seguidos de postemporada. Pero sus marcas no acaban ahí y el alero se convirtió en el primer Celtic desde Larry Bird en abril de 1980 capaz de anotar 28 puntos en un partido de Playoff. Además, es el tercer jugador de 20 o menos años (Magic Johnson y Tony Parker fueron los otros) que anotan al menos 25 puntos en un partido que resuelve una eliminatoria.

Los jóvenes al poder

Tatum 20 años, Brown 22, Rozier y Smart 24… sólo Horford supera los 30 años (32) en el quinteto más utilizado por Boston Celtics. En cambio, en Cleveland todos sus titulares a excepción de Kevin Love (que en septiembre cumple 30) superan la treintena. Sus principales jugadores han disputado tres finales consecutivas e incluso George Hill acumula amplia experiencia en postemporada habiendo jugador dos finales de conferencia con Indiana Pacers.

Todo ello no intimida a unos Celtics que asombran por la facilidad con la que se reponen a los problemas y dan los balones importantes a jugadores sin apenas experiencia en postemporada. Además de Tatum en estos Playoffs Terry Rozier está teniendo un papel destacado con 19 puntos, 7,2 rebotes y 4,4 asistencias contra Sixers. El base de tercer año ha doblado sus promedios en liga regular y se le ha visto muy compenetrado con Marcus Smart que ha devenido en un jugador determinante tras los problemas físicos de Jaylen Brown. Smart ha dado un plus de defensa tanto en el uno contra uno como en las ayudas defensivas. Frente a Philadelphia, Smart promedió dos recuperaciones por partido y marcó la temperatura anímica del equipo.
(Foto EFE)


El Ogro…
Para la gran mayoría es un jugador al que admirar, para muchos el mejor jugador del momento y sólo para unos pocos un jugador impopular. LeBron James es por méritos propios el rival más temido y odiado por la afición de Boston Celtics. James ha jugado 34 partidos contra Boston en postemporada (más que ningún otro jugador) y el adversario que más puntos les ha metido con 979… es más, es el jugador de la NBA que más puntos ha anotado a un rival en Playoffs superando los 893 que anotó Michael Jordan a los Knicks.

Esta temporada James está levantando todavía más elogios por su capacidad física y determinación en postemporada (34,3 puntos, 9,4 rebotes y 9 rebotes) resultando decisivo contra Pacers y anotando canastas ganadoras contra los Raptors. Una de las dudas antes de empezar es saber quién le defenderá: ¿Jayson Tatum, Jaylen Brown, Marcus Morris, Al Horford o incluso Marcus Smart tienen la difícil tarea de minimizar el impacto de un jugador que ha anotado 30 o más puntos en 20 partidos de Playoffs contra los Celtics.

… y su séquito

Y pese a la portentosa actuación de James, la mejor noticia para Cleveland antes de comenzar la Final de Conferencia es que su quinteto rindió a gran nivel frente a los Raptors. Para los Cavaliers es fundamental que J.R. Smith y Kyle Korver anoten triples o que Kevin Love y Tristan Thompson sean fuertes en la zona porque todo ello provoca abrir el campo evitando que las defensas se cierren sobre james y le descargan de responsabilidad ofensiva para llegar fresco a los momentos finales de partido.

Especialmente fresco se ha mostrado Love quien fue muy criticado contra Indiana pero superó a los pívots de Toronto promediando 21 puntos y 11,3 rebotes en su serie. Por fuera Korver registró más de un 50% en triples (14/25) contra Toronto (16,5 puntos) y J.R. Smith ha sido tan incisivo en el triple (10/13) como importante en defensa promediando 1,5 robo de balón por partido. La respuesta para frenar todo lo que aportan los muchachos de LeBron la tiene Boston Celtics quien registró la mejor defensa del campeonato en Liga Regular.

El duelo de quintetos

Muchas miradas estarán puestas en la capacidad táctica de Brad Stevens y Tyronn Lue; las más perversas pondrán el acento en la brillante estrategia del primero y las dudas que genera el segundo. Sin embargo, esta serie también se ganará en la apuesta que hagan por sus quintetos. A Cleveland le puede venir bien un equipo sin un gran pívot y dar rienda suelta a su small ball. Stevens ha tenido dos movimientos tácticos reseñables con la titularidad de Smart y Aron Baynes un jugador con números decentes (4,6 puntos 4 rebotes) pero que frente a los Sixers registró un preocupante -40 mientras estuvo en pista.

Lue ha dado juego a Thompson recuperándole en lo anímico y dotando al equipo de consistencia en el interior. Además, el técnico sabe sacar partido a los emparejamientos de cada uno de sus jugadores, buscando situaciones tácticas o espacios en pista que maximicen las ventajas de los emparejamientos en ataque. Como curiosidad, cabe recordar que Lue sabe los pasos a seguir puesto que Cleveland repitió rivales en el camino hacia la final del 2017, el año pasado cayeron Pacers, Raptors… ¿volverán a caer los Celtics?


HOUSTON ROCKETS – GOLDEN STATE WARRIORS
(Foto EFE)


El bloqueo directo
Más allá de la atención que genera James Harden, la realidad es que los Rockets encontraron frente a Utah Jazz a dos estiletes ofensivos como son Chris Paul y Clint Capela. El base obtuvo dos actuaciones finales memorables (especialmente la del quinto partido al convertirse en el primer jugador en la historia que consigue 41 puntos, 10 asistencias y 0 pérdidas en Playoffs) y ha liderado a los Rockets tras la derrota frente a Utah Jazz. Por su parte, Capela ha explotado esta temporada siendo ese referente interior (8,1 rebotes y 2,8 tapones) que tanto necesitaba Houston para de verdad aspirar al anillo.

Por envergadura y movilidad, Capela es el pívot que mejor puede responder al quinteto de la muerte de los Warriors y hacerle daño con su continuación tras bloqueo directo (14,4 puntos con un fantástico 63,4% en tiros de campo). Los Warriors deberán afinar en su defensa porque cerrarse sobre él libra de espacios a un Paul que puede penetrar con espacios y quizá lo mejor sea dejar lanzar ya que, pese al 8/10 en triples en el quinto partido contra Rockets, Paul sólo lleva 23/61.

De tres en tres

Sin duda que esta será una serie de ritmo frenético y muchos puntos. La culpa la tiene un estilo que patentó años atrás el equipo de la bahía de Oakland y que ha exacerbado Houston batiendo récords de triples intentados en las últimas temporadas. El lanzamiento de tres será clave y los Rockets llegan siendo el mejor equipo triplista en postemporada con un 35,3% de acierto (en liga regular llegó al 36,2%). Houston ha lanzado 399 triples en 10 partidos, 35 más que el segundo en Playoffs (Boston Celtics) y 101 más que los Warriors quienes están en 32,9%.

La capacidad de cerrar el rebote que ofrecen Capela Mbah a Moute y Nené será clave para que los Rockets puedan correr y practicar ese juego a campo abierto donde mejor exhiben el triple. Por fuera tiene un temible arsenal con Paul, Harden (34,4%), Gordon (31,4%) y Green (34,1%) siendo una constante amenaza. Y ojo que no han tenido todavía su momento, pero desde el banco esperan aportar puntos dos reconocidos triplistas como Ryan Anderson, P.J. Tucker y un Joe Johnson que suma, además, experiencia para asaltar el trono de los Warriors.
(EFE)


En el mejor momento

Frente a frente están los dos mejores equipos en ataque de la liga regular, pero también los dos mejores equipos defensivos en defensa permitiendo 100,7 por cada 100 posesiones. El paso adelante que han dado Draymond Green y Andre Iguadola fue clave para esta mejoría defensiva y lo será para que no baje la intensidad en ningún momento.

Las dos únicas derrotas (como visitante frente a Spurs y Pelicans), llegaron en días de desconexión y más por sensación de confianza que por dudas en el rendimiento del equipo. A buen seguro que esa relajación no existirá, aunque también es cierto que delante tendrán que superar el factor pista y un equipo con una rotación mucho más amplia que sus predecesores. Ya ha puesto en pista su Hampton five y con ellos en pista ha superado en 41 por 100 posesiones en los 54 minutos que Curry, Thompson, Durant, Iguodala y Green jugaron juntos. Un dato que demuestra cómo de enchufado llega un equipo que está afinado en defensa y en ataque tal y como demuestra el hecho de que el 70% de sus tiros a canasta llegan tras asistencia. El pase vuelve a ser la marca distintiva del equipo de Steve Kerr y en Playoffs ha conseguido cinco partidos con 30 o más asistencias, más que los otros tres equipos semifinales conjuntamente.

Green y todos los demás

Kevin Durant se ha convertido en el mejor anotador del planeta (28 puntos, ocho rebotes y cinco asistencias en Playoffs), Thompson es un seguro en ambos lados de la pista, Curry es Curry e Iguodala da al equipo el necesario equilibrio entre tanta estrella peo ¿Y Draymond Green?

Quizá no le den la suficiente importancia que requiere, pero su estadística en Playoff es abrumadora y llega tras un triple doble histórico franquicia en postemporada con 14,8 puntos, 11,8 rebotes y 10 asistencias. Green está desatado pero comedido en pista y pese al pique con Rajon Rondo sólo ha recibido una técnica. El pívot sabe que su papel será fundamental en la defensa de Capela y la transición ofensiva de los Warriors y se toma la serie con un punto extra de motivación. “Los Rockets parece que tienen una especie de obsesión por nosotros, por llamarlo de una manera, pero todo esto le da más fascinación a la serie. Obviamente, quieres construir un equipo para derrotar a los campeones, porque es la única manera de ganar el título, así que entendemos su postura”, ha señalado antes de la eliminatoria.


La hora de Curry y Harden

Nadie quiere perderse lo que es para muchos una final anticipada y el portal de búsqueda de entradas TicketiQ ha publicado que una entrada en la reventa ha alcanzado los 965 dólares, la más alta desde que se registran este dato. Los alicientes para seguir la serie son muchos, pero por más que se hable de la mejoría del equipo Houston Rockets o las superestrellas de los Warriors, en esta final no se puede dejar de lado la atracción que manifestarán las dos grandes estrellas de ambos equipos: Harden vs Curry.

El base de los Warriors llega a la Final de Conferencia tras una temporada irregular por las lesiones, pero con el factor a su favor de estar descansado y haber afinado su muñeca contra los Pelicans. Curry ha promediado 24,5 puntos (con un 44,1% en triples), 3,5 asistencias y, atención, 2 recuperaciones por encuentro. Harden no puede presumir de grandes playoffs y sus promedios anotadores han bajado respecto a la temporada (1,9 puntos menos y un 4% menos en tiros de campo), pero su importancia se mantiene y ha promediado 10 situaciones de aclarado por encuentro, el que más en postemporada. Más fresco que el año pasado, la hora de Harden ha llegado.

Álvaro Paricio
@Alvaropc23
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos