Nota de agencia

Stevens destaca que el trabajo hecho sobre LeBron James fue algo "especial"
"No solo ya comenzamos a competir, sino que también encontramos la manera de controlar al mejor jugador de esta generación", explicó el técnico de los Celtics tras la victoria ante los Cavs

Boston (EE.UU.), 14 May. 2018 (Nancy Sarmiento, EFE).- Limitar al mejor jugador del mundo, el alero LeBron James, de los Cleveland Cavaliers, a solo 15 puntos en un partido, y más en el primero de las finales de la Conferencia Este, no es solo algo excepcional sino también "especial", como admitió Brad Stevens, el entrenador de los Boston Celtics, que fueron los artífices de conseguirlo.

Antes de que el domingo se disputase el partido en el TD Garden de Boston, y que acabó con paliza de 108-83 a favor de los Celtics, Stevens reconoció que el reto de tratar de superar el duelo contra James era bueno para el crecimiento de la franquicia. "Ahora no solo ya comenzamos a competir, sino que también encontramos la manera de controlar al mejor jugador de esta generación", destacó Stevens. "Es un gran inicio, pero nuestros jugadores también saben que el triunfo llegó porque no nos fijamos solo en James".

Marcus Morris defendiendo a LeBron James, uno de los grandes atractivos del partido (Foto EFE)

Esa fue la gran clave de la victoria de los Celtics, que ahora tienen ventaja de 1-0 en la serie que disputan al mejor de siete y enfrentarán el segundo partido con el convencimiento que James y Cavaliers llegarán más ansiosos que nunca de devolverles el castigo y la humillación que sufrieron en el campo. "No tengo ninguna duda de que el martes, que será cuando juguemos el segundo partido, los Cavaliers saldrán al campo motivados para golpearnos duro", valoró Stevens. "Eso será también otro gran reto más para nosotros".

Stevens reiteró que los jóvenes talentos que hay dentro del equipo tendrán otra gran oportunidad de experimentar algo nuevo dentro de la competición. "Hoy dimos un gran paso con un Al Hoford que dio toda una lección de liderazgo y experiencia a los jóvenes valores y una labor excepcional de Marcus Morris en su trabajo de marcar a James", subrayó Stevens. "Hasta que llegue el martes tendremos la oportunidad de trabajar a fondo el plan que vayamos a presentar".

Un plan que, si les sale tan bien como el que presentaron en el primero al poner de titular a Morris, será perfecto, pero Stevens no quiso adelantar ni dar pistas de lo que realmente desea y querrá trabajar. "Lo que sí tengo muy claro es que dentro de la plantilla hay elementos importantes que pueden hacer una gran labor y que nos permiten competir a pesar de las bajas de nuestros jugadores franquicia como son el base Kyrie Irving y el alero Gordon Hayward", señaló Stevens que le ganó el duelo de estrategia al entrenador de los Cavaliers, Tyronn Lue.

Ver como James acabó el partido sentado en el banquillo de los reservas con casi ocho minutos por jugarse del tiempo reglamentario y apenas 15 puntos anotados (5/11 en tiros de dos, 0/5 en triples y 5/6 en tiros libres), además de nueve asistencias y siete rebotes no es la imagen más común en la trayectoria profesional de la estrella de los Cavaliers, cuatro veces MVP de la NBA.

Eso fue posible gracias a la gran labor defensiva de Morris, que no solo anuló a James, sino que además también aportó un doble-doble de 21 puntos y 10 rebotes, incluidos nueve defensivos, que lo dejaron como el segundo máximo encestador de los Celtics. "Sin discusión es el mejor jugador que hay actualmente en la NBA", declaró Morris al concluir. "Por eso quería el gran reto profesional de marcarlo".

Durante toda la semana previa al partido, Morris, había declarado de forma insistente que estaba listo para el gran duelo contra James. "Porque es un gran competidor, el mejor jugador de la liga, ahora ya tengo la gran oportunidad de contarle a mis hijos que un día hice una gran labor en el campo y pude controlar a la figura más destacada del baloncesto mundial", subrayó Morris. "Todo eso estará muy bien, pero al final lo que también quiero contarles es que ganamos como equipo el derecho a estar en las Finales de la NBA".

Al igual que Morris, el resto de los jugadores de los Celtics, incluido Horford, que fue clave en la primera parte con su inspiración encestadora al anotar siete canastas consecutivas sin fallar, se mostraron convencidos que habían dado un gran paso en la eliminatoria, pero les quedaba todavía un largo camino que recorrer. "Nuestro nivel de confianza es muy alto", declaró Morris, que consiguió su primer doble-doble como profesional en la fase final. "Los jóvenes y veteranos jugadores dentro del equipo sentimos que podemos competir y enfrentarnos a cualquier rival, algo que debemos demostrar de nuevo en el campo".

Los Celtics no dejaron ninguna duda de esa realidad en el primer partido, cuando al descanso de duelo revancha de las pasadas finales de la Conferencia Este, tenían ya una ventaja parcial de 61-35 que dejaron a los Cavaliers sin ningún tipo de reacción.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos