Previa

Herbalife Gran Canaria y Real Madrid, cara a cara en un partido decisivo
Los amarillos buscarán alargar la serie de semifinales después de perder los dos primeros partidos en Madrid, mientras que los blancos intentarán asegurarse el billete para el Playoff Final por la vía rápida

Rudy protege su bandeja de Paulí (ACB Photo / Ángel Martínez)

Las Palmas de Gran Canaria/Madrid, 6 Jun. 2018 (EFE).- El Herbalife Gran Canaria disputará este jueves el tercer partido de la ronda semifinal del Playoff de la Liga Endesa, en el que está obligado a vencer al Real Madrid para acortar su desventaja (0-2) y seguir con opciones remotas de ser finalista.

Según la estadística histórica de la elite española, el 47,2 por ciento de los equipos que han ganado los dos primeros partidos de la eliminatoria por el título, al mejor de cinco, han acabado la eliminatoria con un rotundo 3-0; y nunca se ha dado el caso de que el conjunto que comienza con dos derrotas haya remontado la ronda.

En cualquier caso, el Herbalife Gran Canaria tampoco partía como favorito en los cuartos de final ante el vigente campeón de Liga Endesa, Valencia Basket, y fue capaz de dejar fuera de la competición al conjunto de Txus Vidorreta, tras imponerse en el partido decisivo en la Fuente de San Luis.

Ante el encuentro de este jueves, en el que los grancanarios están obligados a ganar para forzar un cuarto partido -se jugaría el sábado en la isla-, el técnico Luis Casimiro no sabrá hasta última hora si podrá disponer del alero norteamericano DJ Seeley, quien desde hace varias semanas viene aquejado de un problema en su rodilla derecha.

En la rueda de prensa previa al decisivo choque, el técnico manchego del conjunto insular ha lamentado que esté en vigor la normativa que impide alinear a otro jugador de la plantilla en caso de lesión de uno de sus compañeros, por lo que no podrá convocar al internacional argentino Nico Brussino.

El Herbalife Gran Canaria intentará superar al potente campeón de Europa en este tercer partido de la serie, en donde espera que la afición isleña pueda jugar un papel muy importante, como ha venido ocurriendo durante todo este curso, ya que los pupilos de Casimiro aumentan de forma considerable su rendimiento en los encuentros que disputa en el Gran Canaria Arena.

Por su parte, el Real Madrid viaja al Gran Canaria Arena con el objetivo de recortar lo máximo posible el camino hacia la final de Liga Endesa, tras el 2-0 conseguido ante el Herbalife Gran Canaria, pese al crecimiento experimentado por el equipo claretiano.

El Real Madrid de Pablo Laso no ha jugado un baloncesto de gran calidad en los dos primeros choques de semifinales; en el primero le bastó la aportación de Edy Tavares y Jaycee Carroll para vencer con contundencia y en el segundo un par de tirones en el marcador y una buena defensa en el último cuarto fueron suficientes.

La profundidad del banquillo de Laso parece no tener límites y, como ha pasado a lo largo de casi toda la temporada, basta con que un par de jugadores estén entonados para, con un mínimo apoyo del resto, conseguir una victoria relativamente cómoda.

Sólo en momentos determinados, cuando las cosas se ponen feas, el equipo despliega todo su poder defensivo, ahogando el ataque rival, y consiguiendo parciales muy desequilibrantes a su favor.

El resto del tiempo y en el resto de partidos todo se deja en manos del ingente arsenal de puntos que tienen todos los jugadores. Si no es uno será otro el que los meta y, si no, siempre estará Sergio Llull.

La ausencia del Valencia Basket en la semifinal y sí la del Herbalife Gran Canaria descolocó un tanto a los madridistas, que han visto cómo el equipo isleño creció en el segundo partido y les puso las cosas difíciles hasta que decidieron sacar a relucir su trabajo defensivo.

Ahora, con el cambio de escenario al Gran Canaria Arena, con la presión de los aficionados locales, sobre el Real Madrid y sobre sus propios jugadores, y con la posibilidad del equipo capitalino de cerrar la serie y sellar su pasaporte a la final, se introducen nuevos considerandos al choque.

Laso, además, cuenta con todos sus jugadores, tras la recuperación del mexicano Gustavo Ayón y la vuelta de Estados Unidos de Trey Thompkins.

Estadísticamente un 2-0 es prácticamente una condena sin posibilidad de recurso para el equipo que lo sufre y el Real Madrid, además, espera recortar el máxime posible el camino y los esfuerzos necesarios para llegar a la final.

Este tercer choque entre grancanarios y madrileños se diputará a partir de las 20.00 hora canaria (21.00 hora peninsular), con arbitraje de los colegiados Daniel Herrezuelo, Carlos Cortés y Sergio Manuel.

Últimos artículos relacionados con Club Baloncesto Gran Canaria - Claret SAD
Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos