Nota de agencia

El ICL Manresa se impone en el Playoff de la LEB Oro 2017-18
El ICL Manresa se ha impuesto este martes en el quinto y definitivo partido de la final de la LEB Oro ante el Melilla Baloncesto por 97-67. El equipo manresano consigue así plaza de ascenso

Foto Bàsquet Manresa/Alberch

Manresa, 12 Jun. 2018 (EFE).- El ICL Manresa consiguió este martes la plaza de ascenso a la Liga Endesa tras arrollar, en el quinto partido de la final, al Melilla Baloncesto, que se vio incapaz de superar la defensa asfixiante de los locales y de frenar la exhibición manresana en el segundo y tercer cuarto (97-67).

Así, la afición que llenaba hasta la bandera el Nou Congost, pudo celebrar antes de acabar el partido la deseada vuelta a la máxima categoría un año después de su descenso.

El ICL Manresa salió fuerte, con el objetivo de dejar claras sus intenciones, con una canasta de Álvaro Muñoz, presión en toda la pista y un triple de Nacho Martín que subió el 5-0 a los dos minutos de juego.

Pero Melilla no se dejó intimidar. Triplazo de Duran, mate de Guerra y triple de Dani Rodríguez para dar la vuelta al marcador un minuto después (5-8).

Duran intercambiaba triples con los jugadores del ICL Manresa (13-16, minuto 8) y Trias salía al rescate. Dos canastas consecutivas del pívot daban aire a un conjunto catalán que no se acababa de situar (18-16, minuto 10). Un triple de Kapelan ponía el marcador 18-19 al final del cuarto.

En el segundo, Gintvainis respondía con un 2+1 al triple inicial de Djuran (21-22, minuto 11). La igualdad se mantenía en el marcador gracias a las canastas de Lucas. Ahora el salvador de los locales era Hamilton, con 6 puntos consecutivos (27-26, minuto 13). Costa también estaba inspirado, Sakho hacía un alley-oop y Muñoz, anotaba y obligaba a Alejandro Alcoba a pedir tiempo muerto (39-30, min 18).

La defensa local era ya imparable. El ICL Manresa sumaba mientras el ataque del Melilla se fue viniendo abajo. Así, los catalanes empezaron a abrir hueco y al descanso dominaban de 13 puntos (46-33).

La intensidad que inyectaron los de Diego Ocampo avasallaba al Melilla. Muñoz clavaba el triple, Guerra cometía antideportiva al intentar atrapar a Martín, canasta de Trias y triple de Costa. El parcial 9-0 ampliaba aún más la ventaja (59-36, minuto 25).

El apetito local aún no estaba saciado y el ICL seguía anotando a un ritmo frenético. Una espectacular canasta de Muñoz, por detrás del aro volvía a levantar al público del asiento (67-43, minuto 28). La exhibición continuaba y Gintvainis también clavaba el triple (76-48, minuto 30). La canasta de Almazán cerraba el cuarto espectacular del ICL Manresa y dejaba la final resuelta (76-50, minuto 30).

Los catalanes tenían el ascenso en su mano, aunque su ventaja de 26 puntos no provocó la relajación de un solo jugador local. Ocho puntos consecutivos más y la diferencia ya era de 30 puntos (84-54, minuto 34).

Ahora sí, el Nou Congost empezaba la celebración. El Melilla no pudo dar más ante el ímpetu del ICL, que llegó a dominar de 33 puntos (98-65, min. 39). Al final una canasta de Kapelan dejó un marcador histórico que muchos manresanos tardarán tiempo en olvidar (97-67, min. 40).

ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO

97 - ICL Manresa (18+28+30+21): Costa (12), Muñoz (14), Lundberg (8), Martín (10), Sakho (x) -cinco inicial- Trias (17), Hamilton (13), Gintvainis (6), Allen (3), Garcia (-), Jou (4) y Mazaira (-).

67 - Melilla Baloncesto (19+14+17+17): Rodríguez (7), Durán (13), Almazán (4), Samb (5), Guerra (9), -cinco inicial-, Servera (-), Lucas (4), Djuran (6), Fall (6) y Kapelan (13).

Árbitros: Carlos García León, Mariano Palomo Cañas y Iyan González. Sin eliminados.

Incidencias: quinto partido del Playoff de la LEB Oro disputado en el pabellón del Nou Congost ante 5.000 espectadores.

Lluís Costa, en éxtasis (Foto Bàsquet Manresa/Alberch)


Abrazando a Jordi Trias, uno de los héroes manresanos (Foto Bàsquet Manresa/Alberch)


Felicidad manresana, tristeza melillense (Foto Bàsquet Manresa/Alberch)




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos