Artículo

ACB Academy by AEEB Grandes maestros para jóvenes promesas
Si la ACB Academy by AEEB tiene un elemento distintivo es la capacidad que tiene por unir a maestros con aprendices. Entrenadores de élite que se ponen al servicio de jóvenes talentos para ayudarles a conseguir su sueño profesional

Redacción, 20 Jul. 2018.- El verano ha comenzado, la universidad cerró sus aulas y las playas y cafeterías se llenan de jóvenes con ganas de disfrutar el verano. Así fue, es y será, pero en ocasiones a un propósito mayor que puede crear distorsiones en el axioma veraniego. Benicàssim fue uno de ellos y es que durante cuatro días más de una veintena de jóvenes dejaron las chanclas de lado para sudar con sus botas de baloncesto.
(ACB Photo/J. Juárez)


El fin de aprender de los mejores entrenadores nacionales, de competir con otros grandes jugadores y ser mejores disfrutando del baloncesto es lo que impulsó a todos ellos a participar de la ACB Academy by AEEB que se celebró hace unos días. Allí tuvieron el honor de poder entrenar con Pablo Laso, Néstor García, Txus Vidorreta y Gustavo Aranzana, cuatro entrenadores de gran prestigio y sobra experiencia que ofrecieron el conocimiento y la mejor de las sonrisas para ayudar a estos chicos a conseguir progresar en sus carreras profesionales.
“Para mí es una experiencia muy buena poder entrenar cuatro días con entrenadores de gran nivel en Liga Endesa y Euroliga y también poder competir con chicos mayores para conseguir entre todo sumar nuevas experiencias”, nos cuenta Felipe Cardoso, un pívot de 18 años de la cantera del Sant Josep.

Su rostro refleja la timidez y la ilusión que cualquier joven jugador tendría si tuviera la oportunidad de recibir lecciones de cuatro entrenadores de élite y competir ante la atenta mirada de numerosos entrenadores y ojeadores. Su sentir es general y así Daniel Manchón, un base que este año compitió en Girona en liga EBA y para el que participar en la ACB Academy by AEEB “es una suerte y creo que estos cuatro días fueron increíbles. Para aprender, tener a estos grandes entrenadores, a nosotros nos viene genial y nos aporta mucha experiencia”. Incluso alguno como Emil Savic (20 años) que ya conocía a los entrenadores no deja de elogia la iniciativa y destacar el cartel de entrenadores presentes en Benicàssim. “Cuando lo dices suena muy bien, la tenemos que agradecer y aprovechar a tope porque no todos los jugadores mi mie dad no pueden tener esta oportunidad”.

Todos los jugadores se mostraron orgullosos de poder participar de la iniciativa realizada conjuntamente por la ACB y la AEEB aunque en especial los más jóvenes son los que se mostraron más impactados por el alto nivel de los compañeros y el nivel de detalle que ofrecieron los entrenadores. “Es una experiencia increíble poder aprender de los mejores entrenadores que puede haber en Europa. Ellos llegan a un nivel de detalle increíble y que muchas veces no valoramos, pero que esos detalles son los que determina los buenos jugadores de los mejores jugadores que hay en España. Creo que tenemos que aprovechar cada una de las palabras que nos han dicho porque somos jóvenes y nuestro juego todavía debe crecer mucho”, confiesa Germán Martínez, base de 20 años que jugó este año en Granada en LEB Plata.
(ACB Photo/J. Juárez)


APROVECHAR EL MOMENTO

“somos jóvenes y es el mejor momento para aprender nuevos conceptos”, nos dice Quim Salvans, base que con 20 años jugó la pasada temporada en Menorca en la Liga EBA. Todos coinciden en que la experiencia de los cuatro días junto a Laso, García, Vidorreta y Aranzana les marcará en el futuro y cada uno de ellos carga en su regreso a casa nuevas habilidades o trucos para implementar su juego. “Todos los pequeños detalles marcan la diferencia entre los buenos jugadores y los grandes jugadores: ya sea un pase, una defensa… cosas nuevas que aprendes son las que más adelante nos harán mejores jugadores”, cuenta Quim.

Muchos como Daniel o Germán aprendieron lecciones de pase de Txus Vidorreta. “El entrenamiento con Txus me vino muy bien para ver los pases tras bloqueo, pases altos, pases a dos manos… y todo eso me lo guardo”, recuerda Daniel Manchón, mientras Germán apunta que “siempre valoraba el pase a una mano y por el ejemplo Txus puso hincapié en la seguridad de dar el pase a mano y media”. Esos pequeños matices en el juego son los que seguro hace que todos ellos hoy sean mejores jugadores tras pasar por la ACB Academy by AEEB.

Para Felipe más que quedarse con una habilidad lo que más le sorprendió de los entrenadores asistentes fue “la capacidad táctica que tienen y los movimientos que son capaces de diseñar para anotar o defender en cada posesión”. Y es que la pizarra fue un elemento muy presente en las sesiones de entrenamiento, así como en los partidos que cada tarden trataban de llevar a la práctica los conceptos adquiridos en las sesiones matinales.

En sesiones largas de entrenamientos cada uno de los técnicos fue puliendo detalles del juego individual de los chicos y mostrando su visión de la táctica colectiva. Fueron sesiones donde hubo mucha meticulosidad en el trabajo, abundantes repeticiones para asentar conceptos y porque no decirlo, algún que grito y enfado. Poco importan que un técnico entrene al campeón de Liga o sea capeón de Euroliga, en la pista todos los jugadores son iguales y eso lo notaron los chicos de la academia. “Creo que teníamos mucho respeto a un entrenador que tú sabes que te ha entrenado a ti, pero también entrena a Carroll o Llull; puedes estar preocupado por si te va a juzgar, pero lo que más prima es el respeto por lo que supone como entrenador”, cuenta Germán Martínez. “Tienes que respetar a todos los entrenadores que has tenido, pero que te diga un consejo o te rectifique algo de tu juego un campeón de Euroliga o Supercopa, sí que impone un poco más”, añade Daniel Manchón

Emil sonríe cuando le preguntamos si impone un grito de los entrenadores y señala que “no hay que verlo como reproche sino como sugerencia”, bromea. “Hay que agradecerles que quiera ayudarte que te digan cosas para ser mejores y nosotros tenemos que escucharles y hacer lo que nos dicen”, postilla. Por su parte, el tímido Felipe confiesa que el primer día de la academia, tanto él como otros muchos compañeros llegaron algo nerviosos ante lo que iban a vivir. “Creo que todos los jugadores tenían un poco nervios, pero es normal. Poco a poco nos pudimos ir soltando para ofrecer lo mejor de cada uno”.
(ACB Photo/J. Juárez)


Por suerte los nervios se fueron cuando cayeron las primeras gotas de sudor y ya metidos en faena todos y cada uno de los jugadores de la ACB Academy by AEEB disfrutaron de lo que para Quim Salvans supone “una oportunidad excepcional para dar nuestro máximo e ir sacando jugo de todo lo que nos enseñan”.

Al final poco importa hablar de entrenadores campeones o no, de veteranos jugadores o chicos que comienzan a dar sus primeros paseos; en la ACB Academy by AEEB todos se miran a los ojos y se ven por igual porque el objetivo de todos es común: disfrutar del baloncesto y aprender cada día para ser mejores en sus respectivas áreas.

Comunicación ACB

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos