Artículo

ACB Academy by AEEB: Una academia internacional
Llegaron de Estados Unidos, Francia Serbia y Suiza demostrando que las fronteras no existen en la ACB Academy by AEEB. Hablamos de jóvenes talentos internacionales que, atraídos por la propuesta metodológica y el nivel del baloncesto español, no dudaron en participar de una iniciativa con la que esperan cumplir sus sueños de jugar en España

Redacción, 8 Jul. 2018.- En su segunda edición, la ACB Academy by AEEB no sólo se ha consolidado en la agenda del baloncesto español sino que también comienza a calar dentro del escenario internacional y en Benicàssim se pudieron ver algunos jugadores que llegaron de Europa y Estados Unidos con el reclamo del buen nivel de entrenadores y jugadores españoles.
Calvin Hippolyte, Axel Louissant, Pierre Brun, Matt Harris y Petar Kutlesic (ACB Photo/J. Juárez)


Con la maleta cargada de ilusiones todos ellos vivieron cuatro días fantásticos en lo deportivo y en lo personal pues la academia no sólo permitió ofrecerles un lugar de enseñanza y escaparate para mostrar su juego, sino también un lugar donde convivir con otros chicos de procedencia diversa. “Estar aquí con tantos chicos jóvenes concentrados en un periodo de tiempo, jugando, conviviendo y conociéndonos hace que esto se parezca a un campus de entrenamiento y es muy divertido. La gente es muy cercana, muy amable… me ha encantado”, nos cuenta Petar Kutlesic, un pívot serbio que se ha formado en la NCAA.

Él, como el resto de jugadores foráneos se ha sorprendido gratamente del nivel de la ACB Academy by AEEB así como de su excelente organización. “Nunca antes había oído hablar de un evento como este y es realmente impresionante. Poder estar aquí con grandes entrenadores que te enseñan su baloncesto, pero también otros muchos entrenadores que se vuelcan en nosotros para ayudarnos en muchos detalles, convierte a este evento en una oportunidad fantástica”.

De los llegados de fuera de nuestras fronteras era Matt Harris, un base norteamericano con gran capacidad de tiro exterior quien más sorprendido estaba por la experiencia. Se trataba de su primer viaje a Europa y para él la satisfacción no podía ser mayor. “Es muy excitante venir a un lugar nuevo y encontrar tanto joven jugador con un gran nivel de juego. Es una experiencia fantástica para mí porque me ayuda a crecer jugador, pero también como persona”.

En total fueron cinco los jugadores que llegaron de otros baloncestos e incluso alguno como Axel Louissant ya ha podido jugar como profesional en la primera división de Suiza. “Juego en la liga profesional de Suiza donde tenemos buenos jugadores nacionales y algunos extranjeros de gran nivel, pero es evidente que el nivel es muy diferente en España. Los jugadores son mejores, los entrenamientos son más exigentes y los entrenadores son realmente muy buenos y tienen mucha experiencia”, cuenta. Quizá por todo ello, no duda en señalar que “es fantástico poder haber estado aquí y haber formado parte de esta academia. Supone una gran oportunidad para mí porque nos permite mostrar nuestro talento, entrenar con alguno de los mejores entrenadores en España como Pablo Laso que ganó la Euroliga y la liga española. Para mí es un honor estar en la pista con él”.

ENTRENAR CON LOS MEJORES PARA SER MEJOR
(ACB Photo/J. Juárez)


Sin duda que la presencia de los grandes entrenadores de la ACB Academy by AEEB ha supuesto un gran reclamo para atraer a talento internacional. Pese a la distancia y al cierto desconocimiento, Harris no duda en señalarnos que “es una suerte poder entrenar con grandes conocedores del juego como los que hemos tenido. Ellos conocen muy bien cómo hacernos mejorar y aplican muchos detalles en cada una de sus enseñanzas. Para mí es una gran oportunidad venir aquí y conocer un estilo diferente de entrenadores”.

Calvin Hippolyte y Pierre Brun son dos jóvenes franceses que jugaron en la Pro B este año aunque ya han podido jugar en la primera división y ahora buscan también que su experiencia en España les pueda abrir nuevas oportunidades profesionales. “Es una fantástica experiencia que te permite aprender muchos pequeños detalles que a veces son difíciles de retener por el tiempo que tenemos, pero que si lo conseguimos seguro nos va a ayudar en nuestra futura carrera”, señala un Hippolyte que no duda en decirnos que si está en la academia es porque “espero poder encontrar un club nuevo”. Para Brun que le cuesta más la comunicación por el inglés lo más importante estos días es “buscar la forma de mostrar mis habilidades y aprender lo máximo en el tiempo que tenemos en pista”.

Dia a día, los jóvenes jugadores han ido descubriendo no sólo la calidad de sus compañeros de academia sino también la diferente metodología de los entrenadores presentes, así como el estilo de entrenamiento y juego que se practica en España. Axel reconoce que tener a grandes entrenadores delante “al principio es un poco estresante porque ellos son grandes entrenadores a los que les tienes un gran respeto y lo quieres hacer bien, pero estamos aquí para conseguir cada uno de nuestros objetivos así que te olvidas de ello y te centras en aprender y jugar”. Por su parte, Harris, señala las diferencias de estilo entre Estados Unidos y Europa apuntando que “los entrenamientos Estados Unidos son mucho más físicos que aquí. Allí se hacen mucho ejercicio de fuerza con mucho contacto y digamos que aquí el elemento táctico es mayor”.

Un argumento al que se suma Petar Kutlesic quien ha aprendido de las dos metodologías a lo largo de su joven trayectoria. “En Estados Unidos es muy físico el baloncesto y por ejemplo jugamos muchas más situaciones de bloqueo y continuación que aquí. En Europa el juego es más táctico, estructurado y colectivo; es un estilo que se ajusta más a mi baloncesto. En Estados Unidos hay más situaciones de uno contra uno, pero aquí se juega más en equipo y tanto el ataque como la defensa está más estructurado”, dice. Sobre las diferencias entre los entrenadores de uno y otro lado del Atlántico, Kutlesic nos confiesa que “en Europa se piensa más en los pequeños detalles, pero porque se trabajan más los fundamentos y cualquier gesto o situación en la pista se cuida más”.

Sin embargo, las diferencias no sólo acaban aquí y Calvin Hippolyte nos dice que el estilo de juego español “no es el mismo estilo de juego que el francés, porque en Francia es un juego más físico mientras que en España es un juego de inteligencia que tiene más detalles tácticos que hace que debas estar más concentrado”.
(ACB Photo/J. Juárez)


PERSEGUIR UN SUEÑO

Con la memoria llena de los recuerdos vividos en Benicàssim, ahora todos ellos quieren dar su próximo paso en el baloncesto y esperan que la vivencia y el conocimiento adquirido en la ACB Acacemy by AEEB les sirva para progresar deportivamente. “Tengo muchas expectativas en este evento he aprendido mucho y espero poder aplicarlo en mi juego para poder ser un mejor jugador”, nos asegura Harris, mientras Axel Loussiant confía que estos días hayan servido para “poder mostrar mi juego a otros entrenadores y finalmente poder encontrar un equipo en España u otro país”.

Incluso los más escépticos como Kutlesic no podían ocultar la alegría por la decisión tomada al inscribirse en la academia. “No tenía una idea muy bien hecha de lo que podía encontrar. Es la primera vez que estoy en España y me he sorprendido mucho del nivel de los jugadores y de los entrenadores que forman el cuerpo técnico”, confiesa un pívot que reconoce ser seguidor del Real Madrid y para el que poder haber entrenado con Pablo Laso fue todo un orgullo. “Había visto a Pablo Laso dirigir al Real Madrid porque en Serbia se sigue mucho al equipo y poder tenerlo aquí y entrenar con él es increíble”.

Ahora el futuro les corresponde: tienen el talento suficiente para llegar donde quieran y gracias a las habilidades y herramientas ofrecidas en la ACB Academy by AEEB no cabe duda que pronto volveremos a hablar de ellos. “Somos jóvenes en el baloncesto, es evidente que no sabemos todo y tener la oportunidad de estar aquí con grandes entrenadores y una gran experiencia es fabuloso”, reconoce Hippolyte, para él como para Brun, haber vivido en España estos días supone una gran oportunidad para ampliar su mercado y no duda en reconocernos que espera “encontrar un nuevo club o al menos mostrar mi juego a otros entrenadores y en un futuro puedan tenerme en cuenta”. Tanto si consiguen su sueño como si no, Calvin y le resto de compañeros nunca olvidarán la experiencia vivida en España.

Comunicación ACB

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos