Artículo

Obras Sanitarias, un ejemplo cultural
La pelota nunca debe robar horas de estudio y los libros nunca deben robarle tiempo al baloncesto. Ambas cosas deben convivir. Nuestro deporte, aunque sea muy de calle, sale de los colegios. Y eso bien lo saben en un club de Argentina llamado Obras Sanitarias... Sin duda, ¡un ejemplo a seguir!

Fachada del club (Obras Sanitarias)

Redacción, 25 Sep. 2018.- Al norte de la ciudad de Buenos Aires se encuentra Núñez, un distinguido barrio que limita con las costas del Río de la Plata. Y allí, curiosamente, tienen un equipo de oro. Amarillo y negro son sus colores, el Rock es su banda sonora y la cultura es su fuerte.

Y es que el Obras Sanitarias se está adaptando al mundo moderno y entiende a la perfección las necesidades del futuro. Por ello, se centran tanto en la faceta deportiva como en la académica de sus jugadores. Una jugada maestra, sin duda. Si los chicos no son inteligentes no serán nunca grandes estrellas, y tras el fin de sus carreras, sin una mente desarrollada, pueden estrellarse contra la realidad muy fácilmente.

Instituto Obras (Obras Sanitarias)

Hay un dicho popular que dice que 'el saber no ocupa lugar'. Pues no puede haber nada más incierto. Sí lo ocupa y está en la Avenida del Libertador 7395. Allí, tanto el Instituto como el Pabellón, el Gimnasio y los dormitorios forman un enclave principal para el progreso de los chicos que sueñan con ser algún día profesionales. Una infraestructura europea hecha por y para los elegidos.

"Trabajamos con convicción y esmero en nuestras divisiones inferiores y los resultados están a la vista", dice el Presidente, Fabián Borro. Muchos de esos sueños ya se han hecho realidad, y si no que se lo pregunten a siete de los 13 jugadores del plantel, formados en la cantera.

El club sabe lo que hace y lo ha demostrado en sus más de 101 años de historia, siendo protagonista del desarrollo didáctico y formativo de un barrio fundado en 1873. Muchos son los ejemplos a lo largo de su larga vida pero hoy hay que destacar a Pedro Barral, Fernando Zurbriggen, Luca Valussi, Francisco Barbotti, Tomás Cocha, Víctor Andrade, Juan Pablo Venegas y Lautaro Berra.

Autocar del Obras (Obras Sanitarias)

"Creemos en los valores que transmiten nuestros jugadores. Buscamos, a diario, seguir siendo una de las casas más prestigiosas del baloncesto argentino", continúa el dirigente: "Seguimos con la idea de mejorar la experiencia de todas las personas que se acerquen al Templo del Rock".

Y es que entre sus cuatro paredes también hay mucha música. Allí dieron a luz muchas de las bandas que hoy triunfan en el panorama nacional. Por ello, desde la entidad siguen con la campaña 'Tu primer Obras', donde en los partidos que el equipo juega como local muchos grupos debutan para, como sus jugadores, cumplir un sueño.

"Con el paso del tiempo, hacer un Obras significó vivir para siempre. Ganar un lugar en la eternidad, un antes y un después en el proceso de legitimación de un grupo musical"

El Rock es lo que suena en Obras (Obras Sanitarias)

B.B. King, Cypress Hill, Héroes del Silencio, Iggy Pop, Iron Maiden, Ramones, Red Hot Chilly Peppers, Ozzy Osbourne o The Police, entre muchos otros, también hicieron sonar sus acordes en el pabellón que un día se llamó Pepsi Music y que hoy se conoce comúnmente como Estadio Obras, inaugurado en 1978 y en donde caben 3100 personas para los eventos deportivos y 4700 para los musicales.

'Somos Obras, somos Rock': Este lema recorre la sangre de los pupilos aurinegros desde nivel preescolar hasta que debutan en la cancha. "Muchos jugadores son reclutados a la edad de 15 ó 16 años y ya se quedan en el club y empiezan a sumergirse en el profesionalismo", explica Bruno Altieri, del Departamento de Comunicación del equipo.

Los chicos de Gregorio Martínez

Anderson, Lockett y Zurbriggen, posan (ACB Photo / H. Álvarez)

Es inevitable empezar por Fernando Zurbriggen, que llegó desde Santa Fe para formarse en el Instituto Obras, donde aún cursa la carrera terciaria de Profesorado de Educación Física. Y es que a sus 20 años aún está en edad de estudiar, y eso que ya debutó con el primer equipo en la campaña 2014-15 de manos de Julio Lamas.

El base ha jugado en las categorías inferiores y es uno de los grandes proyectos de su generación. "Ojalá el año que viene tenga una oportunidad en la Liga Endesa", comentó en el Circuito Movistar, aunque, como sabe, es mejor ir con pies de plomo: "Debo ir paso a paso e intentar no crearme falsas expectativas".

Celebración de hermanos (ACB Photo / H. Álvarez)

En cambio, su hermano, acaba de llegar este año al conjunto rockero. Alejandro no está formado allí pero tiene a un gran ejemplo a su lado para adquirir ese ADN tan marcado.

El otro base del equipo es Pepo Barral, que llegó a Núñez a los 16 años y ya con 23 es uno de los referentes y el capitán del equipo. Con él en pista el orden es la característica principal del juego, tiene mucha visión y capacidad asistidora. El de Palomar debutó con tan solo 17 años en el curso 11-12 y ya ha sido campeón de la Liga Sudamericana en 2012, campeón del Torneo Interligas y subcampeón de la LNB.

Luca Valussi es un alero que fue reclutado en 2014 y una buena pieza de recambio para este segundo año como profesional. Este chaval de la camada del 98 nació en Chaco y ya perteneció a la Selección Argentina juvenil durante el Mundial U19 en 2017. Es un gran tirador exterior y ha mejorado mucho su presencia física. Tiene una mente muy poderosa y un carácter competitivo. Es otro de los grandes proyectos del conjunto de Buenos Aires.

Valussi, en el Instituto (Obras Sanitarias)

Francisco Barbotti, nacido en Chaco, y Tomás Cocha, nacido en Comodoro e hijo del mítico Gabriel Cocha, ambos en 1998, son otros dos chicos que fueron estudiantes del Instituto Obras y recibieron el nivel secundario. El año pasado se marcharon cedidos al Villa Mitre y este curso tienen que demostrar que están preparados para el reto.

Otro ejemplo es el de Lautaro Berra, que llegó de Firmat en 2015 y gracias al impacto y a su buen físico ya estaba debutando en 2016 ante Ciclista Olímpica La Banda. El pívot, también de 1998, no jugó el Circuito Movistar por una rotura del ligamento cruzado. Pero no es el único altibajo que ha tenido que superar, ya que, gracias a un esguince de tobillo, le diagnosticaron un tumor benigno en la cadera, un quiste que le dejó fuera de la que iba a ser su segunda temporada.

Actualmente, el chico, sigue desarrollándose intelectualmente y cursa la carrera de derecho, también llamada de abogacía en Argentina, y pese a todos los problemas que se ha encontrado en su camino, está destinado a ser un referente en la zona de su país.

Triunfo del Obras (ACB Photo / H. Álvarez)

Juan Pablo Venegas llegó hace no mucho de Perú, concretamente del Unión Florida, y se adaptó rápidamente gracias a su velocidad, inteligencia y su tiro de larga distancia. Pese a medir 1,78 ya ha sido internacional en todas las categorías inferiores y está en los planes del primer equipo, y aunque aún tiene que desarrollar su físico, puede convertirse en uno de los mejores proyectos del sur del continente.

El último de los canteranos es un joven que acaba de cumplir 18 años y que tiene un físico tremendo. El club aurinegro lo reclutó desde Cabo Verde en febrero de 2017 y tras mejorar con el idioma y su masa muscular ya ha sido campeón con el cuadro cadete, además de jugar también con los juveniles. En agosto ya subía a los entrenos del primer equipo y ya viajó a España con ellos. Una vez mejore el tiro, Víctor Andrade dará mucho que hablar.

Por otro lado, el equipo lo completan otros tantos extranjeros que aportan solidez, dirección, peso y puntos. El primero que hay que destacar es Maurice Kemp. El de Miami no es el hijo de Shawn pero tiene el mismo carácter de líder.

Kemp y Barral se saludan (ACB Photo / H. Álvarez)

El alero llegó en agosto del año pasado, demostrando que sabe sobrevivir a cualquier situación de ataque, además de ser un punto fuerte en el rebote y a la hora de correr la pista. Delgado pero muy físico, le encanta ir hacia canasta de frente. Con él, el Obras tiene un seguro de vida.

Eric Anderson (New Jersey), interior muy físico y muy seguro en su juego, llegó a final de la temporada pasada del equipo filial, el Villa Mitre. Pero no tardó en convencer y se estableció en la primera plantilla. Mientras que Dion Dixon es un escolta de Chicago que no tiene miedo a subir la pelota y a coger responsabilidad en ataque. Sabe dirigir y tiene buena muñeca. Acaba de llegar pero si se adapta bien puede ser un complemente ideal.

Celebración del Obras (ACB Photo / H. Álvarez)

Y para acabar, Phillip Lockett es un caso especial. Es extranjero de nacimiento, ya que el primer país que vieron sus ojos fue Israel porque su padre, estadounidense, jugaba allí en su juventud. En cambio, su madre es argentina. Tiene una gran trayectoria en el baloncesto local y por su edad, dentro de un equipo muy joven, tiene un peso y una valoración enorme. Es un ejemplo a seguir para los chicos y su calma le convierten en una pieza que deberían tener todas las plantillas.

Circuito de Pretemporada Movistar de Oviedo

Salto inicial del partido (ACB Photo / H. Álvarez)

El Obras Sanitarias ha venido a España por segunda ocasión consecutiva para competir en pretemporada y prepararse para el curso que entra. En cambio, es la primera vez que juega el Circuito Movistar organizado por la ACB.

En Oviedo dio una muy buena imagen y se fue de Asturias como invicto. Ganó al UCAM Murcia en el primer partido por 88-78, con una gran actuación de los americanos y de Pepo Barral y Fernando Zurbriggen, todos por encima de los 12 tantos.

Tapón de Kemp (ACB Photo / H. Álvarez)

En el día de descanso, los de Gregorio Martínez decidieron no dormir y tumbaron al Liberbank Oviedo Baloncesto por 80-85 con Kemp (23) y Anderson (14) de nuevo como máximos artilleros.

Y en su tercer partido consecutivo, otra vez correspondiente al Circuito Movistar, vencieron por 78-70 al Divina Seguros Joventut, con el líder Kemp, Anderson, Fernando Zurbriggen y Dixon como hombres más destacados. La palabra cansancio no entra en su vocabulario y jamás se usó como excusa, igual que tampoco lo hicieron con el 'jet-lag'. Vinieron a jugar y lo que hicieron fue ganar.

El técnico se mostró "muy contento por la actuación del equipo estos días, ya que la aspiración era poder competir y el equipo sintió la responsabilidad de representar al basket argentino y ha realizado un papel muy digno". Sin lugar a dudas, aparte de las canciones populares que sonaron en el día de la ciudad debido a la festividad de San Mateo, también hubo mucho rock argentino en Oviedo gracias a un grupo de jóvenes, muchos de ellos estudiantes, que visten de aurinegro. El Obras dejó su huella en Asturias.

Plantilla del Obras Sanitarias (ACB Photo / H. Álvarez)

Álex Conde
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos