Artículo

'Legado de un capitán', el mejor recuerdo a Lalo García
"El objetivo del libro es hacer justicia con la figura de Lalo y que se le recuerde por lo que realmente supuso", dice el autor del libro 'Legado de un capitán', César de la Fuente, cuyas páginas se pueden adquirir en Legadodeuncapitan.com

Antes que nada, felicidades por la presentación, fue todo un éxito con un lleno absoluto. ¿Cómo la vivió el protagonista?

Presentación de Legado de un capitán

Con mucha emoción. Nervios en los días previos para que todo saliese bien, sobre todo para que esas personas que yo tenía en la cabeza, que era la familia, saliesen contentos del evento y que se hubiesen cumplido sus expectativas. Muy satisfecho.

El objetivo que tenía con la presentación era convertir las lágrimas en sonrisas, que por primera vez, cuando se hiciera un acto recordando a Lalo no fuera un acto triste, sino alegre. Creo que eso se consiguió. Fue un acto basado básicamente en recordar anécdotas. Que su familia saliese sonriendo fue mi mayor premio.

En el libro solo hablas de la faceta deportiva de Lalo, ¿qué buscas exactamente con el libro?

Hay una palabra clave, que es justicia. El objetivo del libro es hacer justicia con la figura de Lalo y que se le recuerde por lo que realmente supuso tanto para el baloncesto como para la ciudad de Valladolid. Y te hablo no solo del baloncesto vallisoletano sino del baloncesto nacional. Creo que su figura merece ser descubierta. Quiero que se le recuerde por sus hitos, por su compromiso, por su bondad, por esa sonrisa perenne que siempre tenía y como dice el título, por el legado que nos dejó.

¿Cómo surgió la idea?

La idea surgió a las pocas semanas de su fallecimiento. Mi primera entrevista, cuando tenía 13 años, se la hice a él, y luego tuve la suerte de poder trabajar con él en el Club Baloncesto Valladolid, y fue mi ídolo de la infancia. El resto de niños tenía las camisetas de Kobe Bryant o de Shaquille O'Neal y yo tenía la de Lalo. Para mí era ese jugador al que me gustaría parecerme. Era ese jugador al que podías encontrarte por la calle y podías saludarle y darle un abrazo y hablar con él. Después de su fallecimiento solo se hablaba de Lalo en negativo y tuve la idea de refrescar y recordar a la gente lo que fue.

Imagen de recurso del libro

¿Qué influencia ha podido tener Lalo en el baloncesto vallisoletano?

¿Qué influencia? Solo hay que ver que la única camiseta que hay colgada en el Pisuerga es la suya, y no han pasado precisamente pocos jugadores de talla mundial, como pueden ser Sabonis, Oscar Schmidt, John Williams o Corbalán. Fue todo. Lalo ha sido el baloncesto en Valladolid en todo su ámbito, tanto dentro como fuera de la cancha.

Dentro era el emblema, el jugador franquicia, el capitán, el tío que lo daba todo y luchaba el último balón, y luego fuera seguía siendo el Lalo comprometido, ya a los 18 años era el capitán y mientras el resto de jugadores descansaban en sus casas entre entrenamiento y entrenamiento, él estaba atendiendo a quien le requería, desde actos institucionales a visitas a colegios, pueblos o pregones. Esa influencia se la ganó a pecho y por eso es considerado el jugador más importante de la historia del baloncesto vallisoletano.

¿Cuándo y cómo fue la primera reacción de la familia cuando les contaste la idea?

Ahora siempre lo rememoramos entre risas con Montse, Cuca y Trizzi, su familia, porque yo cuando surge la idea tenía muy claro que ese libro saldría siempre y cuando la familia estuviese de acuerdo con ello. La primera entrevista que yo hago es a su madre y a sus hermanas y esa entrevista para mí fue la más importante del libro porque suponía entrar en la casa de Lalo y certificar que no había vuelta atrás, que si les parecía bien el libro tenía que publicarse sí o sí.

Fue muy intensa y sobre todo recuerdo una cosa, que es las caras de las tres. Hay que tener en cuenta que yo empecé el libro hace casi tres años, a mediados de 2015, por lo que sus caras eran de escepticismo. De oye, a ver a qué viene este y qué tipo de libro va a escribir. Yo desde el primer momento les dejé claro que el libro se iba a ceñir a su vida deportiva, desde sus primeros botes en el Colegio LaSalle hasta el 24 de mayo de 2001, que es cuando se retira, y sus gestos ya cambiaron y se relajaron.

He sentido durante todo este tiempo el apoyo, su cariño ha sido lo más importante que me he llevado, me han ayudado en todo lo que necesitaba y han estado pendiente de las evoluciones del libro. Su respuesta ha sido total y absoluta.

Abrazo de César de la Fuente con la madre de Lalo García

Lalo fue insignia y timón del equipo vallisoletano desde 1988 al 2001, ¿por qué Anicet para el prólogo?

Por muchas razones. La primera porque era amigo de Lalo y la segunda porque es amigo personal mío desde hace muchos años, tuve la suerte de conocerle desde mi etapa en Estudiantes y desde ese momento hemos hecho una gran amistad. Y por otro lado, ambos vivimos aquí en Málaga, por tanto el contacto es continuo.

La idea yo no se la transmití hasta bien avanzado el libro pero yo la tenía bien clara. Debía ser él. Anicet es una persona muy pragmática, con una capacidad de razonamiento muy profunda y sabía que él iba a aportar algo más al libro. Su prólogo gira en torno a que la sociedad o el sistema disponga a este tipo de jugadores una serie de mecanismos para que una vez acaba su carrera deportiva puedan tener salida y más opciones.

Háblanos del título. ¡Legado de un capitán!

Eran las palabras que mejor definían lo que quería contar en el libro. El legado, lo positivo, lo que realmente quiero que las generaciones que lo vivimos sobre la cancha, como las actuales o las venideras, les quede. Que sepan quién era ese jugador cuya camiseta cuelga en Pisuerga. Es un libro que te hace reír, hay anécdotas con todo tipo de situaciones y con todo tipo de jugadores. Es un libro para cualquier persona que le guste el baloncesto en este país.

El libro se venderá en lugares físicos de Valladolid, pero quien quiera comprarlo fuera de la ciudad, ¿cómo puede hacerlo?

Hemos creado una página Web que se llama legadodeuncapitán.com, que es el nombre del libro, y de hecho ya ha habido un montón de gente que lo ha comprado y muchas peticiones. Hay una opción de comprar el libro y en dos o tres días lo tienen en su casa. Y después se vende también en librerías de Valladolid y en el propio club, que lo vende en los partidos y en las oficinas.

Para terminar, para ti, personalmente, ¿quién era Lalo?

Se me acaba de poner la piel de gallina. Lalo fue el ídolo, la persona y alguien que no debía de habernos dejado. Me propongo no mencionarlo y ser positivo pero era un tipo estupendo y que tenía que estar aquí. Ahora me propongo hacer justicia y que se le recuerde por lo que fue. Se suele decir eso de amigo de sus amigos, pues yo de Lalo diría que era amigo de todo el mundo. Como decía Leo Harlem, que ha participado en el libro, es el paisano de aquí de toda la vida.

Legado de un capitán, de César de la Fuente

ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos