Nota de agencia

Gian Clavell: "Firmé mi primera camiseta del Estudiantes en Colombia"
Gian Clavell se hizo la primera idea sobre lo que era el Movistar Estudiantes cuando, recién fichado, un aficionado en Barranquilla (Colombia) le dio una camiseta para firmar. En la fase final de la temporada, el exterior pide "mirar hacia arriba" y pensar en el Playoff liguero

Miguel Ángel Moreno. Madrid, 27 mar. 2019 (EFE).- Gian Clavell (Caguas, Puerto Rico, 1993) recordó en una extensa entrevista con la Agencia EFE cómo probó el béisbol o el kárate hasta que su padre le puso con tres años en una cancha de baloncesto y rememoró el día y la hora en que se despidió de su familia para ir a estudiar a Estados Unidos, con solo 16 años.

Simpático y hablador, el jugador boricua evaluó su breve paso de cuatro meses y siete partidos por los Dallas Mavericks de la NBA y su realidad actual en el Movistar Estudiantes, donde hasta ahora su mejor momento fue llegar a la Copa del Rey, aunque perdieran por 30 puntos contra el Real Madrid (94-63). Hoy es uno de los líderes del equipo y un jugador muy implicado en las causas sociales del club.

"Quiero decirle a la afición que estamos a la mitad de la Liga Endesa, ¿por qué no mirar hacia arriba?", reclamó Clavell durante el diálogo con EFE en el Polideportivo Magariños, donde reconoció al escolta italiano Alessandro Gentile como su "hermano" en el vestuario y "el mejor compañero" que ha tenido en su carrera.

ACB Photo / E. Cobos

¿Cómo empezó a jugar al baloncesto?
A los tres años, mi padre me puso a jugar a la pelota (béisbol), pero le tenía miedo a la bola, venía muy rápido. Después me puso en kárate, donde mi hermano era cinturón negro. Vi como se rompían las tablas y me di un poco de miedo. Mi padre me puso en una cancha y se dieron cuenta de que tenía talento.

Empecé a jugar con los de seis años y seguí progresando. Siempre jugué con los de una edad más alta, nunca con los de mi edad. Creo que era porque tenía un poco de talento, y eso me ayudó mucho.

¿Cuándo dio el salto a Estados Unidos?
El 20 de agosto de 2010 fue la primera vez que fui, el vuelo fue a las 7.20. Recuerdo todo porque fue un momento entre triste y feliz. Mi madre estaba llorando, soy el bebé de la casa, mi hermano ya se había ido y era el único que quedaba y se quedaban ellos solos. Fue la primera vez que vi llorando a mi padre.

Me fui a una escuela en Florida, Arlington Country Day, una potencia como el Real Madrid o el Barcelona, donde había jugadores buenísimos que luego iban a universidades buenas. Luego me transferí por cuestión de estudios a Hialeah Gardens en Miami. Tuve una temporada buena, ganamos el campeonato estatal, pero me rompí el pie y me quitaron todas las becas para ir a la Universidad.

¿Cómo se enfrentó a esa situación con 17 años?
Fue difícil, uno de los momentos más difíciles de mi vida. Mi padre se fue a vivir conmigo, me ayudaba mucho, me apoyaba, era mi fortaleza. Estuve dos meses escayolado, fue difícil porque no podía jugar y era muy hiperactivo, no podía estar quieto. Tiraba a canasta con el yeso, hasta el punto que se me rompió por abajo.

¿Qué recuerda de su experiencia de 2017 en la NBA en Dallas Mavericks?
Me llamó JJ Barea (base puertorriqueño) diciendo que estaban interesados, pero nadie ofrecía contratos. De repente me llamó un número de Dallas, era Rick Carlisle, el entrenador: 'Gian, soy el entrenador de Dallas Mavericks, ¿cómo estás?'. No sabía que decir, pensaba que era mentira. Pero hablé con él y se dio la oportunidad, gracias a Dios.

Estuve desde agosto en Dallas hasta diciembre, cuando me dejaron ir. Cuatro meses en la NBA, fue una experiencia genial: tienes tu propio avión con asientos enormes, comida buena, los mejores hoteles, la forma que te enseñan al entrenar... Es la mejor liga del mundo.

Fue una experiencia inolvidable, ojalá todos los atletas en el mundo pudieran pasar por ahí. Aprendí mucho de Rick Carlisle, de veteranos como Dirk Nowitzki, que me enseñó mucho sobre el tiro, Wesley Matthews, que me enseñó a jugar esa defensa 'maliciosa', Dennis Smith, que era una bala, rapidísimo y atlético... y un JJ Barea que me cogió como hermanito y me ayudó muchísimo.

Ahora está en Dallas Luka Doncic, ¿pensó que se adaptaría tan rápido del baloncesto europeo a la NBA como lo ha hecho?
Yo no sé mucho de Europa, pero sé más de NBA, juegan más abiertos, me sorprendió que tuviera un 'stepback' (paso atrás) así, pero cuando a un jugador como él le das visión de cancha y espacios, él te va a deshacer, y eso es lo que hace. Me sorprendió un poco lo que está haciendo en la NBA, pero sabía que era un gran jugador.

¿Por qué usted no fructificó en la NBA, donde solo jugó siete partidos?
Hay muchas razones. Era joven, mi primer año profesional, no tenía experiencia, llegué por talento puro. Por una parte era un tema de negocios, querían tener una posición abierta para poner un jugador ahí, en mi posición metieron siete jugadores diferentes ese año. Ninguno se quedó.

Pero estoy muy agradecido por la oportunidad que me dio Dallas, me abrió muchas puertas, me enseñó mucho, no tengo ningún rencor con ellos. En la última Liga de Verano de la NBA estuve hablando con Rick Carlisle, le estoy muy agradecido. No me puedo quejar nada de Dallas.

¿Qué le explicaron del Estudiantes cuando fichó?
Es gracioso, estaba en Barranquilla, en los Juegos Centroamericanos, donde ganamos con Puerto Rico la medalla de oro. Había unos aficionados gritando: 'Ey, tío' -que me sorprendió mucho porque allí eso de 'tío' no se dice- 'qué bueno que fichaste con el Estudiantes'.

Literalmente había firmado el día anterior, y se había anunciado ese mismo día, y justo ellos vinieron con una camisa del 'Estu'. Y yo pensé: 'el apoyo a este club es mundial, están en todos los lados'.

Ellos mismos me explicaron que es un club grande, una afición que se mete en el partido, que da a todo en cada juego y te apoya pase lo que pase. Les firmé una camiseta y me dieron una chapa del Estu que la tengo en casa. Me sorprendió que hubiera un fan en Barranquilla, me di cuenta de lo grande que es el club y que era afortunado de jugar en un club así.

¿Cuál ha sido su mejor experiencia en el Estudiantes?
Hay muchas, una de ellas jugar la Copa, aunque perdimos por 30 fue una experiencia única. Ganar al Madrid (93-88 en Liga), jugar en el WiZink con la afición.

No se puede explicar lo que sientes con la afición, te hacen jugar más duro, lucirte más. Los que juegan a videojuegos lo entenderán: si tu puntuación como jugador es de 90 puntos, con el WiZink te sube a 92, todo se mejora.

No obstante, vienen de una dura derrota contra el UCAM Murcia (86-110).
Sí, fue un juego en el que nos cogieron mal, ellos estaban en su mejor momento y se notó, conceder 110 puntos es inaceptable para nosotros. Tuvimos puntos para ganar, se nos fue en la defensa.

En las diez jornadas que quedan, ¿va a sufrir mucho el aficionado del Estudiantes o solucionarán la salvación pronto?
Lo solucionamos pronto, tengo la confianza de que no va a pasar nada malo, estamos a dos juegos del décimo, que es clasificar a Europa, a tres de los 'playoffs', y a dos de estar abajo... Quiero decirle a la afición que en vez de mirar para abajo, ¿por qué no mirar hacia arriba?

¿Qué le gusta hacer fuera de la cancha?
Paso mucho tiempo con mi novia, me gusta ir al cine, me encantan las películas, sobre todo las cosas de superhéroes, Marvel, DC, series como 'Arrow', 'Flash', cuando estrenen la película de 'Los Vengadores' la voy a ver tres veces. Me gusta relajarme, hablar con mis perros que están en Dallas, a través de una cámara, ir a restaurantes, en Madrid hay demasiados.

También me gusta estar con (Alessandro) Gentile, es como mi hermano. Cuando se fue Dago (Peña), Gentile llegó y puedo decir que ha sido el mejor compañero que he tenido en toda mi carrera

Gentile tenia al llegar una imagen de tipo conflictivo.
Gentile es un gran jugador, me ha enseñado mucho. Desde que llegó he mejorado mucho, es el mejor compañero que he tenido, todo el mundo se lleva bien con él dentro y fuera de la cancha.

En la cancha es apasionado, compite, si no hace eso, yo me preocupo. Obviamente si le hacen falta, se lo dice al árbitro, pero él está compitiendo, piensa en coger esa falta para tirar y que el otro equipo no tenga una bandeja fácil. Gentile no es lo que dice la gente, para nada.

Su contrato es solo por esta temporada, ¿le gustaría seguir otro año más en el Estudiantes?
Veremos después de la temporada. No digo que no, estoy abierto a todo, pero ahora mismo solo estoy enfocado en llegar a los 'playoffs'.

Últimos artículos relacionados con Gian Clavell
Últimos artículos relacionados con C. Estudiantes S.A.D.



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos