Artículo

Taph, un diplomático en la ACB
Sitapha Savané es uno de los pilares del éxito del Unelco Tenerife. Un muro defensivo, destaca especialmente por su capacidad intimidadora: lidera la liga con 2,28 tapones por encuentro. El pívot senegalés trabaja para mejorar su juego y hacer carrera en la ACB, pero también para convertirse en un empresario y seguir los pasos de sus padres, ministro de industria y artesanía, él, y colaboradora en diversas organizaciones, ella. 'Me gustaría ser político y ayudar a mi país', señala 'Taph'


Sitapha Savané en su etapa de estudiante en la US Navy (Foto Phil Hoffmann)


Savané es el rey de los tapones en la ACB (Foto Unelco Tenerife)

Sitapha Savané, pívot senegalés de 25 años y 2,01 metros de altura, es uno de los nombres propios de la ACB 2003/04. Pieza básica en el sorprendente Unelco Tenerife, el pívot se está erigiendo en uno de los grandes muros defensivos de la competición. 'Taph' promedia 12,3 puntos y 5,9 rebotes en su primera temporada en la máxima competición nacional tras tres años en la LEB, pero destaca especialmente por su capacidad intimidadora: pese a sus escasos 2,01 lidera la liga en tapones con 2,28 por encuentro.

'Los tapones tienen más que ver con la capacidad de salto y el 'timing' que con la altura', explica el senegalés, un auténtico especialista en esta faceta. No en vano, lograba habitualmente triples dobles en 'High School', es el segundo máximo taponador de la historia de Navy tras el legendario David Robinson, e incluso llegó a colocar 10 'gorros' en un partido de Liga LEB con el Menorca. Para Savané, poner un tapón 'es un placer; me gusta especialmente colocarlos a rivales 10 centímetros más altos que yo y que intentan hacer un mate en mi cara'. Así, guarda un recuerdo especial 'de dos tapones de estas características, a Fran Vázquez en pretemporada y a Andrae Patterson en el partido de liga ante Adecco Estudiantes'.

'Quiero ser un jugador más completo'
, asegura Savané, cuyo método es 'aprender de mis compañeros para seguir mejorando; en los últimos años me he fijado en muchas cosas de Lewis, Hamilton y ahora Hopkins, por ejemplo'. Y es que 'tengo sólo 25 años y se supone que mis mejores años están por llegar, si no trabajo duro habrá otro que lo haga y me quite el puesto'. Su compañero Bernard Hopkins confirma su predisposición: 'está hambriento, no se conforma y realmente quiere progresar; es joven, todavía está aprendiendo y va a ser un gran jugador'.

Paco García, su entrenador en el Unelco Tenerife y uno de sus principales valedores ('mucha gente tenía dudas sobre si rendiría en ACB pero merecía esta oportunidad, se la hemos dado y la está aprovechando'), incide en que 'está mejorando técnicamente y se esmera cada día; cuando llegó a España prácticamente sólo machacaba y ahora realiza muchos más movimientos'. Uno de los aspectos en los que más ha progresado es en los tiros libres. Tras acudir a un campus de perfeccionamiento este verano, sigue un estricto plan de trabajo, con la curiosidad de que el cuerpo técnico le señala con un rotulador, allá donde jueguen, el punto medio geométrico del tiro libre para que tenga una referencia. El resultado es esclarecedor: promedia un 63% tras quedarse en un 50 y un 46% los dos últimos años. 'Si sigue mejorando creo que se puede convertir en un jugador muy importante en la ACB', afirma el técnico.

'Quiero seguir los pasos de mis padres y ser político'

Sitapha Savané es bastante más que un buen jugador de baloncesto; es también una persona con una gran formación académica, empresario, futuro político e hijo de dos personalidades en Senegal. Su padre, Landing, es ministro de industria y artesanía y ha luchado durante años por mejorar la situación del país, incluso a costa de ser encarcelado durante meses junto a sus colaboradores por defender sus principios desde la oposición, una medida criticada internacionalmente.

Su madre, Marie Angelique, es una eminente socióloga a quien la CNN apodaba en un reciente artículo como la 'reina de África' por su constante lucha por los derechos de la mujer, el crecimiento del país y el continente y sus colaboraciones con la ONU y diversas organizaciones. Actualmente está al frente de una comisión de supervisión de la NEPAD, una iniciativa de los países africanos para desarrollar el continente a través de sectores privados. Al ser hijo de políticos, Sitapha dispone de pasaporte diplomático en España, si bien también posee también permiso de residencia y un pasaporte corriente.

'Quiero seguir sus pasos y entrar en el mundo empresarial y en la política cuando me retire del baloncesto', explica 'Taph', quien ve 'imposible hacer lo mismo que mi padre, porque lo que han logrado él y su generación es maravilloso. Yo intentaré ayudar al país como pueda, me gustaría que desde el gobierno porque es el método más directo'.

De todos modos, Savané mide sus pasos con calma: 'en África para entrar en la política más vale que hayas ganado tu propio dinero para alejarte de la corrupción y cualquier tipo de acusación, con lo que antes de involucrarme en ello he decidido probar fortuna como empresario'. Así, ha empezado su andadura con un negocio de importación y exportación de pescado, 'aunque este año ha sido difícil y van surgiendo problemas' es lo que quería, aprender, no espero hacerme millonario con mi primer negocio'.

Sitapha Savané es un hombre de mundo, culto y educado. Habla cinco idiomas, ha vivido en Suiza dos años y en Estados Unidos una década, cursando allí sus estudios de Business en US Navy, la academia naval. 'Es totalmente diferente a una universidad normal, parece más un campo militar y resulta muy duro. Cuando me levantaba por las mañanas me preguntaba qué hacía allí, pero como dicen, 'si estás disfrutando en Navy es que no estás haciendo tu trabajo'', señala el senegalés, que ahora ve el lado bueno: 'he aprendido muchas cosas, ha sido realmente útil y me estoy dando cuenta de la ventaja que supone respecto a otras universidades'.

Mientras se aplicaba en sus estudios, Savané tenía tiempo para convertirse en una leyenda en el equipo de baloncesto al ser el primer extranjero en completar los cuatro años e ingresar en el 'Hall of Fame'; allí se le considera el segundo mejor jugador de la historia tras David Robinson. Sin apenas tiempo libre y con rígidas normas, Navy pone en contacto a cada alumno con una familia local ('Sponsored Family') durante su primer año. 'Mantengo una gran relación con mi familia 'adoptiva' e incluso han venido a España a visitarme hace unos días', dice 'Taph'.

Una educación exquisita

'Sitapha Savané es un señor, una persona de una educación exquisita', le halaga Paco García, quien también le define como 'una persona íntegra, con una base muy sólida de principios que aplicada a la política le puede convertir en una persona muy importante en su país'.

'Es el líder del equipo y todo el mundo le respeta en el club', explica Bernard Hopkins, una opinión compartida por García: 'el año pasado se convirtió en el líder natural del equipo y éste, pese a haber jugadores con muchos años de experiencia en la liga, sigue asumiendo este papel'. El técnico resalta que 'tenerle es un lujo para cualquier entrenador, pues por su educación siempre respeta lo que se le dice'. Además, su capacidad de liderazgo y razonamiento ha sido crucial para solucionar problemas internos y en alguna ocasión para evitar que se tomaran medidas drásticas.

Sitapha Savané ha trabado una especial amistad con Bernard Hopkins. 'Es como mi hermano pequeño', dice el ex jugador de Gran Canaria y Pamesa Valencia. 'Me ha ayudado mucho a adaptarme desde que llegué y ahora pasamos mucho tiempo juntos: acción de gracias, año nuevo' vivimos a cinco minutos y hacemos todo juntos'.


Últimos artículos relacionados con Sitapha Savané
Últimos artículos relacionados con Tenerife Baloncesto S.A.D.
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos