Crónica

Bennett gana el primer derbi para el Madrid (83-79)
El estadounidense Elmer Bennett ganó la partida para el Real Madrid frente al Estudiantes en el derbi de la capital al más puro estilo de las grandes ocasiones, en los últimos minutos, después de una discreta actuación previa y cuando su equipo empezaba a desesperarse


Corey Brewer intenta superar la presión de Elmer Bennett (Foto EFE)

Madrid, 21 marzo (Efe).- El norteamericano anotó siete de sus diez puntos en la recta final del choque y de sus manos partieron los pases que permitieron al germano-croata Mario Stojic y a Alberto Herreros completar la remontada blanca en un derbi que abrió las hostilidades por las bravas, sin mayores preámbulos.

Las derrotas del Tau y del Barcelona el sábado por la tarde daban un valor añadido al triunfo y, además, madridistas y colegiales volverán a verse las caras el martes en las semifinales de la Copa ULEB, así que el ambiente podía cortarse con cuchillo.

Para terminar de caldear la atmósfera, el Adecco Estudiantes tomó la delantera desde el principio, en la cancha saltaban chispas en cada balón, en cada rebote, dentro y fuera de las zonas y, por si faltaba algo, el letón Kaspars Kambala salió con los cables torcidos. En resumen, el primer asalto de los tres que blancos y colegiales van a librar en poco más de una semana siguió el guión del derbi perfecto.

Entre el Real Madrid y el Adecco Estudiantes siempre hay cuentas pendientes, aunque sea el honor. La lista de agravios esta ocasión traía siete victorias estudiantiles consecutivas en los últimos siete enfrentamientos oficiales. Los madridistas, también importante, corrían el riesgo de quedar descolgados de los cuatro primeros puestos, los que dan ventaja de campo en los ´play-offs´.

Motivos para la pasión, por tanto, sobraban y, en consecuencia, pasión hubo. Los colegiales, con el partido en el sitio que más les gusta, comenzaron a dar el estirón a los siete minutos tras un triple del serbio nacionalizado Nikola Loncar, que firmó cuatro de cuatro desde los 6,25 hasta el descanso, y otro de Nacho Azofra (11-15).

Al Madrid ya le delataban algunas dificultades ofensivas. Los visitantes, sin embargo, resolvían las posesiones a la velocidad de la luz, en fulgurantes contragolpes o con penetraciones relámpago. Kambala, entre tanto, soltaba algún codo en la zona y buscaba roces absurdos, el primero con Carlos Jiménez.

Al final, era inevitable, pasó lo que tenía que pasar. El letón hizo una personal muy fea sobre el italo-argentino Hernán Jasen y forzó el tumulto, pero al Adecco Estudiantes le dio igual. Después de los habituales empujones y bravuconadas el estadounidense Corey Brewer subía al marcador la mayor diferencia del choque (27-36 m.15) y obligaba al Madrid a centrarse en lo realmente importante.

Los chicos del Saporta limaron una pequeña parte de la renta estudiantil en el tiempo que faltaba hasta el intermedio (40-45). La brecha dejaba todas las opciones abiertas y el Madrid volvió del vestuario más concentrado, sobre todo, en defensa, aunque echaba mucho de menos los puntos de Elmer Bennett -anotó su primera cesta, un triple, al inicio del tercer periodo-.

Por otro lado, le ayudaba el mal porcentaje en tiros libres del cuadro azul, si bien, la clave, volvía a partir, como en los derbis más recientes, del rebote y los jugadores del Ramiro ya tenían siete de ventaja tras los dos primeros cuartos -veinte por trece-.

Por eso, los madridistas tomaron mayores precauciones a la hora de cerrar el rebote, pusieron a Roberto Núñez al mando de la nave y se echaron encima con un triple de Alberto Herreros (52-53 m.25), pero la remontada nunca llegaba completamente a puerto y Kambala ´el combativo´ enfilaba el banco con cuatro faltas y un cuarto y medio todavía por disputarse (57-63 m.30).

Un grado de acierto medianamente normal desde la línea de personal por parte colegial habría decidido el choque mucho antes de la bocina. Lo cierto es que el Madrid, pese a todo, seguía vivo a falta de seis minutos, aunque le tocaba echar el resto. Esa misión corresponde a Bennett, que regresó a la cancha y surtió a Stojic de los dos balones que significaron el empate.

Siete puntos en cincuenta segundos del germano-croata pusieron el 70-70 en el tanteador. Cuatro con un triple y adicional. Los otros tres también desde los 6,25. El derbi dependía de los cinco últimos minutos. Al fin llegó el turno de Bennett. Tres del estadounidense hicieron el 77-74 (m.38) a renglón seguido de una jugada que pudo influir decisivamente.

Iker Iturbe lanzó debajo del aro con 74-74, cogió el rebote y el contador de la posesión sonó sin tener en cuenta que se había producido un tiro y, por tanto, el Adecco Estudiantes tenía derecho a veinticuatro segundos más. Si Brewer no hubiese devuelto el golpe (77-77) habría sido jugada de vídeo.

Como el tiro libre de Bennett y el triple de Herreros que llegaron a continuación a falta de 1:53 en el reloj. Esas dos acciones sentenciaron el choque en medio de un fantástico ambiente de baloncesto. El martes habrá revancha, en casa del Adecco Estudiantes y con la final de la Copa ULEB de fondo.

Hernández: "Estoy enfadado conmigo y con algo más"

José Vicente Hernández, entrenador del Adecco Estudiantes, acabó el derbi del pabellón Saporta ante el Real Madrid satisfecho por el juego de su equipo, pero enfadado consigo mismo y "con algo más" que prefirió callarse, aunque, por el sentido de lo que comentaba, apuntaba hacia el arbitraje.

"Estoy cabreado conmigo y con algo más. En el banquillo estábamos convencidos de que el tiro -en referencia a una jugada de Iker Iturbe con 74-74 en el marcador- había tocado el aro y tenía que haber habido una nueva cuenta -no la hubo-, pero esto no lo puedes comentar en ese momento, íbamos bien y había que seguir adelante. No quiero hablar de los árbitros", explicó el técnico.

El semblante del preparador colegial delataba, sin embargo, su malestar, no por esa jugada en particular, sino por cómo discurrió el partido en general.

"Jugamos bien. No tengo queja en ese sentido. Luego el Madrid aprovechó situaciones que se le pusieron de cara y, además, al final tuvo acierto en los triples", dijo Hernández.

"En los últimos cinco minutos el partido entró en el ritmo que le iba bien al Madrid y las penetraciones de Bennett, que era algo que queríamos evitar a toda costa, le dieron una oportunidad amplia", prosiguió.

El entrenador estudiantil reconoció que el Adecco Estudiantes sufrió "en situaciones de rebote" y al final, cuando perdió "el ritmo de los 35 minutos anteriores".

Lamas: "Todavía no somos un buen equipo"

El entrenador del Real Madrid, Julio César Lamas, valoró positivamente la victoria sobre el Adecco Estudiantes en el derbi madrileño por el hecho de haberse hecho "con un partido de los grandes en casa", pero también señaló que el conjunto blanco "es un equipo, pero todavía no es un buen equipo".

"Todavía tenemos que mejorar la dinámica. Vamos mejorando como equipo. Ahora ya somos un equipo, pero todavía no somos un buen equipo. Competimos, aprovechamos nuestras virtudes y disimulamos nuestros fallos, pero todavía no somos un buen equipo", indicó el argentino.

Lamas afirmó que sus hombres ganaron "un partido muy duro después de ir mucho tiempo por detrás en el marcador y el mérito fue que el equipo nunca perdió ni el ánimo ni la cabeza en esos momentos".

"Igualamos el rebote con el Estudiantes y ganamos en los últimos minutos, pero podía haber ganado cualquiera. Los dos o tres últimos tiros de cada equipo decidieron el partido", continuó.

Lamas subrayó la importancia de la victoria porque ha servido "para terminar con una racha adversa -frente al Estudiantes-, también por el nivel de juego y porque enfrente estaba el Estudiantes, que es uno de los mejores equipos de la Liga".

"Este partido sólo tiene que ver con la Liga. Todos los partidos grandes, contra el Pamesa, el Tau o el Unicaja, los habíamos ganado fuera de casa y por eso tiene mucha importancia para nosotros. Es bueno haber ganado un choque grande en casa", dijo Lamas, que centró su comparecencia en el choque y dejó al margen cualquier comentario sobre las semifinales de la Copa ULEB, donde Madrid y Adecco Estudiantes vuelven a enfrentarse el martes.

83 - Real Madrid (18+22+17+26): Bennett (10), Herreros (11), Stojic (14), Burke (4), Kambala (18) -cinco inicial-, Fotsis (7), Mumbrú (9), Núñez (3) y Bueno (7).

79 - Adecco Estudiantes (23+22+18+16): Azofra (3), Loncar (21), Jiménez (7), Reyes (8), Patterson (11) -cinco inicial-, Brewer (16), Jasen (4), Iturbe (6) y Misó (3).

Arbitros: Arteaga, Hierrezuelo y Araña. Excluyeron por personales a Jiménez (m.40).

Incidencias: encuentro correspondiente a la vigésima octava jornada de la Liga ACB disputado en el Pabellón Saporta ante unos 5.300 espectadores.

Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los atentados del 11-M en Atocha, Santa Eugenia, el Pozo del Tío Raimundo y la calle Tellez. Los jugadores de ambos equipos lucieron crespones negros.

Los jugadores de la primera plantilla del equipo de fútbol del Real Madrid José María Gutiérrez ´Guti´, Pavón y Borja presenciaron el encuentro en el pabellón madridista.
Movistar Estudiantes


Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Últimos artículos relacionados con C. Estudiantes S.A.D.
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos