Crónica

El Real Madrid toma la iniciativa en Vistalegre (85-87)
Cuatro tiros libres del estadounidense Elmer Bennett inauguraron el casillero del Real Madrid en los cuartos de final contra el Adecco Estudiantes, voltearon el factor cancha, dieron el primer volante de Euroliga al conjunto de La Castellana y, además, consumaron la primera victoria visitante de esta ronda desde que se impuso la fórmula de partidos alternos.


Real Madrid y Adecco Estudiantes pelearon hasta el final por una victoria crucial (Foto EFE)

  • Estadísticas del partido

  • Resumen de jugadas

  • Apuntes del Playoff

  • Cuadro de Playoff


  • Por Jorge Muñoa. Madrid, 6 may. 2004 (EFE).- Felipe Reyes y Carlos Jiménez prendieron la chispa del primer partido de la eliminatoria madrileña de cuartos. Los dos internacionales colegiales tiraron del Adecco Estudiantes en medio de un sospechoso ambiente de frialdad en Vistalegre. Demasiada poco intensidad, poca presión, algo faltaba, ni colegiales ni blancos eran los mismos que en las semifinales de la ULEB.

    El pequeño de la saga Reyes y el letón Kaspars Kambala libraron un particular duelo durante esos primeros minutos. Sin embargo, ninguno logró arrastrar a los suyos detrás de ellos. Los seis primeros puntos locales los firmó el hermano de Alfonso. Seis de los ocho iniciales del Real Madrid el pívot báltico.

    Esa fase de tanteo sabía a poco hasta que Carlos Jiménez se soltó el pelo. El alero cuajó una recta final del primer cuarto demoledora. Anotó once puntos de tacada y dio forma a un parcial de 11-2 (de 12-17 a 23-19). Aún así, el partido seguía edulcorado. Apenas podía apreciarse el sabor clásico de los derbis. El Adecco Estudiantes dominaba con un hombre destacado dentro y otro fuera de la pintura. El Madrid se había centrado en el perímetro.

    Las rotaciones locales terminaron por cambiar completamente el quinteto inicial al comienzo del segundo cuarto mientras que los blancos dosificaban más su movimiento de banquillo y, fruto de esa continuidad, y del acierto desde el arco de triples, completaron diez minutos de control absoluto hasta el descanso. El parcial, 11-26, lo dice todo.

    Con todo, la diferencia acumulada por los hombres de Julio César Lamas para afrontar la segunda parte todavía dejaba el partido abierto (34-45), eso si, en caso de que los estudiantiles encontrasen alguna forma de responder a un rival donde el griego Antonios Fotsis y Antonio Bueno habían puesto la solidez que le faltó al principio.

    Bueno cometió la cuarta nada más empezar el tercer cuarto. Le sustituyó el irlandés Pat Burke, pero el Madrid no lo acusó. Los triples, de nuevo, le mantenían en franquía. Alberto Herreros, con el cuarto de su cuenta, en la que no había ni tiros libres ni canastas dobles a los veinticuatro minutos, puso trece tantos de distancia cuando la grada y la pista empezaban a vibrar en clave de auténtico derbi (40-53).

    En ese ambiente resurgió el Adecco Estudiantes. La greña parece irle bien. Le puso las pilas, aunque todo lo que consiguió, mientras los madridistas apretaban los dientes en defensa para parar sus constantes cargas, fue limar ligeramente el déficit acumulado (57-64). Lo valioso es que fue capaz de hacerlo tras un horroroso segundo cuarto y que, desde luego, le devolvía opciones.

    Nikola Loncar hizo realidad esas opciones a seis minutos del final al convertir el triple que daba el empate a los azules (69-69). La serie había sido de 12-5. El Madrid, ahora si, notaba la presión, pero se la sacó de encima. Cuando más calientes estaban las cosas supo adelantarse otra vez (69-76) en medio de un choque ya sin concesiones, trabado, duro y ajustado.

    También los locales supieron levantarse contra la adversidad. Total, a poco más de un minuto para la bocina, otro empate (76-76). Era dramático. Herreros sacó la casta de ganador y se atrevió con el triple del todo o nada. Lo metió (77-79). No se había terminado.

    Iker Iturbe forzó la falta de la salvación colegial. Acertó con los libres y Burke falló el tiro del Madrid para romper el empate. A la prórroga. La tercera consecutiva de los blancos -Alicante y Fuenlabrada antes-.

    En el tiempo añadido los errores convirtieron el triunfo en una cuestión de pura lotería. La suerte sonrió al Madrid. Burke firmó la última igualada desde la línea de personal (83-83). Loncar falló con el triple -quedaban veintisiete segundos-. Elmer Bennett arrancó la falta en una penetración endiablada y metió los dos libres (83-85).

    Con seis segundos pendientes el estadounidense le hizo personal a Iturbe. Este desperdició su primer intento. Bennett repitió desde la personal y, ahí, definitivamente, agotó la respiración colegial. El sábado, segundo asalto en cancha blanca

    85 - Adecco Estudiantes (23+11+23+22+6): Brewer (10), Misó (9), Jiménez (19), Reyes (12), Patterson (8) -cinco inicial-, Loncar (10), Azofra (-), Iturbe (15), Vidaurreta (-) y Jasen (2).

    87 - Real Madrid (19+26+19+15+8): Bennett (10), Herreros (20), Stojic (9), Burke (9), Kambala (11) -cinco inicial-, Mumbrú (2), Bueno (13), Fotsis (13) y Victoriano (-).

    Arbitros: Mitjana, Hierrezuelo y Fernández. Excluyeron por personales a Bueno (m.40), Stojic (m.40), Reyes (m. y Bennett (m.45).

    Incidencias: primer encuentro de los cuartos de final por el título de la Liga ACB disputado en el Palacio Vistalegre ante unos 15.000 espectadores. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria del ex jugador de la cantera estudiantil Josu Arnaiz, fallecido a los 30 años.

    Lamas: "En la serie todavía va a haber de todo"

    El argentino Julio César Lamas, entrenador del Real Madrid, relativizó la victoria de su equipo en el primer partido de los cuartos de final frente al Adecco Estudiantes, que partía con ventaja de campo, y aseguró que en la eliminatoria "todavía va a haber de todo".

    "En la serie todavía va a haber de todo. El que sepa convivir mejor con cosas que no salen bien y hagan el menor daño posible se llevará la serie. El valor de esta victoria está directamente relacionado con lo que suceda el sábado en el Saporta", apuntó el preparador blanco.

    Lamas resumió lo sucedido en la cancha durante 45 minutos: "Ha sido un partido igualado como se esperaba. Cometimos errores que nos llevaron a la prórroga y luego, en ese tiempo, pudo ganar cualquiera".

    "Lo más importante es que hemos vuelto a la victoria y que jugamos con buena actitud cuando aún podemos mejorar nuestro juego de equipo. El factor cancha es del Adecco Estudiantes y no está roto porque tiene tres partidos en casa y nadie sabe lo que va a pasar, es imposible predecirlo", dijo Lamas.

    El suramericano insistió en que "es imposible hablar de la serie o predecir cosas porque los argumentos quedan desbaratados con cada partido. Todo sigue igual que al principio de la serie: igualdad máxima y sin diferencias entre Adecco Estudiantes y Real Madrid".

    "No hablé más de lo habitual con los árbitros. No vi nada indebido en mi comportamiento. La polémica a veces se genera con declaraciones más que por preguntar en un partido si hubo pasos o quien tira unos tiros libres. No hubo ningún comportamiento indebido ni en mi ni en el otro entrenador", añadió Lamas en referencia a sus comentarios con el trío arbitral.

    Lamas, no obstante, indicó que "ha habido muchos más partidos importantes, no sólo éste. El Real Madrid ha llegado a la final de un campeonato y los cuartos de final, las semifinales y la final fueron muy intensos. También ha jugado partidos muy intensos con Tau o con Barcelona".

    Pepu Hdez.: "El sábado estaremos enteros"

    José Vicente Hernández, entrenador del Adecco Estudiantes, valoró la lucha y la entrega de su equipo para enjugar la diferencia encajada en los dos primeros cuartos y anunció que el formación colegial "estará entera" para el segundo partido de la serie, el próximo sábado.

    "El partido se nos puso muy complicado. El Madrid tuvo un acierto grande al inicio y luego fortuna en algunos lanzamientos al final de la posesión. Podía haber sido un partido muy distinto, pero más vale no pensar en ello", reconoció el preparador colegial.

    Hernández indicó que "hubo momentos de buena defensa y hubo buena actitud. Algunas opciones de ataque no salieron bien. La fortuna, que hay que buscarla, pero existe y sonrió al Madrid".

    "Perdimos habiendo peleado. Lo importante es ir completamente enteros al próximo y con la misma fe que en este primer partido para enfrentarnos a las dificultades que pueda haber", señaló el técnico colegial.

    "Tácticamente jugamos bien nuestras opciones, pero no tuvimos acierto luego en el ataque. El Madrid tuvo sus opciones y no hay que poner ninguna objeción. Ahora, el equipo tiene que estar concienciado y entero para la próxima cita. No hemos perdido un partido. Jugamos nuestras opciones y el Madrid las suyas" dijo.

    Hernández indicó que el Estudiantes pudo "pagar el esfuerzo hecho para remontar en los momentos finales, pero es lógico. Tocó ir contra el marcador y remontar".

    "No hay obsesión con el Real Madrid. Estamos pensando en sus jugadores, en lo que hay que hacer, y nada más. Solo pensamos en jugar. No he visto el vestuario mal. El equipo va a estar preparado para el sábado. El partido les ha caído a ellos y hay que hacer todo lo posible porque el próximo nos caiga a nosotros. Los dos equipos hemos hecho un esfuerzo grande y habrá que ver quien es el que mejor se recupera, también mentalmente", concluyó.


    Resto de la jornada



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos