Artículo

Los mejores juniors de Europa
El Europeo Junior de Zaragoza ha puesto en escena a los mejores jugadores de 17 y 18 años del panorama continental. En este artículo Malo de Molina elabora un completísimo análisis de los mejores del campeonato, entre los que afortunadamente están españoles como Sergio Rodríguez, Carlos Suárez o José Ángel Antelo. Además, también brillaron en Zaragoza jóvenes talentos como Demirel, Tripkovic, Akyol, Belinelli, Cissé, Kourbanov, Aleksandrov, Petro, Shabalkin o los hermanos Ivanov

BASES


Sergio Rodríguez destacó por su velocidad (Foto EFE)

Sergio Rodríguez (España). 188cm, 12/06/1986. Adecco Estudiantes
19,0 puntos, 8,5 asistencias y 2,1 recuperaciones
La gran estrella del campeonato, del que ha sido nombrado MVP. Un genio en la dirección, con una creatividad sin igual en el baloncesto español. Tiene una visión de juego increíble y el descaro para hacerla valer con pases inverosímiles que ponen en pie al pabellón. Sus asistencias han sido lo mejor del campeonato y el principal arma ofensiva de España, cuyo juego partía casi siempre de las manos del base canario. Por si fuera poco, Sergio también posee una capacidad anotadora digna de envidia, con un buen tiro tras bote, en suspensión, en estático… y ampliando su genialidad a penetraciones en las que marca muy bien los pasos, esconde el balón en lugares inalcanzables para el defensor y finaliza con tanta eficiencia como espectacularidad.


Hakan Demirel demostró su madurez desde el puesto de base (Foto EFE)

Hakan Demirel (Turquía). 189cm, 07/05/1986. Tofas (Univ. Gonzaga)
15,5 puntos, 4,6 asistencias y 4,1 rebotes
Físicamente hecho y superior a la gran mayoría de los bases del campeonato, juega ya de titular en el Tofas Bursa, en primera división de su país. Ha sido la principal arma de Turquía. Zurdo, tiene un buen tiro de larga y media distancia, e incluso puede anotar en parada y tiro o saliendo de bloqueos. Es sobrio en las penetraciones, buscando más la asistencia que la entrada, y suele lograr su objetivo. Es en general un buen director de juego, sintiéndose el equipo más seguro con su presencia. Ha sido reclutado por la prestigiosa Universidad de Gonzaga (EE.UU.).

Edgards Jeramanovs (Letonia). 186cm, 18/04/1986. Ventspils
15,7 puntos, 8,0 rebotes y 5,3 asistencias
Una de las grandes sorpresas del torneo. Casi desconocido, impresionó en el primer partido por su buena muñeca pero, sobre todo, por su dirección de juego. Es un excelente pasador, aunque a veces busca en demasía el pase definitivo, y controla muy bien el juego del equipo. Además, también anota con buenos porcentajes y ejerce de líder en la pista. Por si fuera poco, es físicamente fuerte y parece preparado para jugar en el siguiente nivel.


Igor Milosevits, un anotador disfrazado de base (Foto Fibaeurope.com)

Igor Milosevits (Grecia). 189cm, 14/04/1986. Iraklis
18,0 puntos, 4,2 asistencias y 2,2 recuperaciones
Un anotador encubierto en la posición de base. Su juego consiste básicamente en buscarse un tiro. Vaya, que prácticamente juega para él y no el equipo. Eso sí, tiene un buen dribbling y es un extraordinario anotador. Si tiene el día, se irá por encima de los 20 puntos, pero si no, probablemente arrastre al equipo a la derrota.

Otros bases

Pese a señalar sólo a cuatro bases, lo cierto es que la lista de jugadores destacados en esta posición ha sido mucho más extensa… aunque ninguno llega al nivel de los anteriores. Quizá el más cercano a ese nivel sea el francés Michael Mokongo, atléticamente portentoso y con un buen tiro de larga distancia… y un jugador opuesto al talentoso zurdo israelí Yogev Ohayon, el mejor de los hebreos junto al también base –eso sí, muchos minutos de escolta- Niv Berkowitz (hijo del histórico Mickey). Éste ha ido de menos a más hasta acabar a un nivel muy alto. Otras parejas destacadas han sido las de Serbia y Montenegro, con el pasador Uros Duvnjak y el irregular pero repleto de talento Nenad Mijatovic, e Italia, con el veloz e incisimo Tommaso Marino y el 2,01 Luca Vitali, un base atípico pero con mucha clase y posibilidades de futuro. Por último, cabría destacar a George Tsinsatdze, georgiano y bueno en casi todas las facetas del juego.

ESCOLTAS


Uros Tripkovic sobresale por su clase (Foto Fibaeurope.com)

Uros Tripkovic (Serbia y Montenegro). 195cm, 11/09/1986. Partizan Belgrado
13,4 puntos, 1,9 rebotes y 2,9 asistencias
Pese a no jugar a su mejor nivel y desaparecer completamente en los cuartos de final, ha demostrado su tremendo potencial y posibilidades de futuro. Tiene mucha clase y una mecánica de tiro perfecta, que aprovecha para anotar con buenos porcentajes desde la distancia. Si dispone de espacio para levantarse, sea a la salida de un bloqueo, tras corte o en estático, lo hará y posiblemente anote. Además, pone muy bien el balón en el suelo y puede penetrar con éxito a canasta. Posee un buen dominio del balón, no pasa mal y se le ven condiciones de base, aunque ha disputado todo el torneo como escolta.

Cenk Akyol (Turquía). 197cm, 16/04/1987. Efes Pilsen
12,4 puntos, 4,5 rebotes, 2,1 asistencias y 3,0 recuperaciones
Excelente hace un año en Rivas, sigue siendo un jugador muy importante para Turquía. Ya no es el 'jefe' y juega con menos aspavientos, quizá por su mayor madurez (física, pero sobre todo baloncestística), pero sigue decidiendo con su enorme calidad. Tiene un buen dominio del balón, brazos larguísimos y un gran control sobre todas las situaciones del juego. Penetra muy bien y aunque le falta constancia, es un buen tirador. Asimismo, también es un verdadero 'ganador'.


Marco Belinelli dispone de un importante arsenal ofensivo (Foto Fibaeurope.com)

Marco Belinelli (Italia). 196cm, 25/03/1986. Skipper Bolonia
16,4 puntos, 3,9 rebotes y 2,4 asistencias
Una bomba que acabará con la sequía de la cantera italiana: desde la generación del 77 hasta la del 85, apenas un par de jugadores de calidad: Luca Garri y Stefano Mancinelli. Eso sí, ninguno con el talento de este chico, que ya juega minutos importantes en el Skipper Bolonia. Es un escolta alto (1,96), tiene un excelente dominio del balón y una capacidad atlética privilegiada, pudiendo penetrar fácilmente e incluso acabar con mate. Pero sobre todo destaca por su buen tiro (con una mecánica rapidísima), efectivo desde todas las distancias y situaciones. Su pega, el progresivo descenso de su rendimiento a lo largo del campeonato hasta anotar sólo 9 puntos en cuartos y 4 en semifinales. Además, se le vio triste, sin motivación y exhausto físicamente.

Manuchar Markoishvili (Georgia). 196cm, 17/11/1986. Mitteldeutscher (Benetton)
17,9 puntos, 4,6 rebotes, 2,7 recuperaciones y 2,6 asistencias
Lleva tres años jugando profesionalmente en Europa (dos en Benetton y uno en el Mitteldeutscher alemán, cedido) y se nota que es un jugador hecho, como si tuviera dos o tres años más que sus rivales (bueno, quizá los tenga realmente). Tiene un gran sentido táctico y juega disciplinadamente, algo realmente meritorio en un equipo tan anárquico como Georgia, pero destaca también por su buena muñeca y capacidad para generarse tiros tras dribbling. Defensivamente también es más que correcto.


Martynas Pocius tiene mucha potencia física, aunque le falta control (Foto Fibaeurope.com)

Martynas Pocius (Lituania). 195cm, 28/04/1986. Holderness H.S (EE.UU.)
18,0 puntos, 3,0 rebotes y 2,6 asistencias
Ha ido de menos a más hasta acabar soltándose y jugando a un nivel sobresaliente. Físicamente es muy potente, lo que le hace letal en las penetraciones, que puede incluso finalizar con mate; asimismo, anota con buenos porcentajes con parada y tiro, además de poder resolver su penetración con una asistencia. A ese arsenal hay que unir un muy buen tiro desde larga distancia, siendo siempre letal. En ocasiones ha ayudado al base subiendo el balón, lo que hace con solvencia. Como pegas, que ya está físicamente hecho y que a veces juega descontrolado, sin elegir las mejores opciones.

Vassili Zavoruev (Rusia). 195cm, 13/01/1987. CSKA Moscú
13,3 puntos, 4,6 rebotes y 2,6 asistencias
Destacadísimo en Rivas el pasado verano y MVP del Torneo Junior de la Final Four de la Euroliga, no ha decepcionado en Zaragoza. Ha demostrado ser un tirador magnífico, capaz de anotar desde muy lejos y con una altísima efectividad, jugando muy bien sin balón y encontrando fácilmente posiciones de tiro. No ha sido demasiado incisivo, ni reboteado y asistido tanto como hace un año, pero al fin y al cabo es jugador de primer año y está en un equipo con muchos jugadores brillantes.

Eugeny Voronov (Rusia). 192cm, 07/05/1986. Lokomotiv Rostov
15,4 puntos, 4,4 rebotes y 2,4 recuperaciones
No ha estado al nivel esperado, especialmente por su irregularidad. Es una anotador y sólo juega pensando en ello, buscando penetraciones o tiros, pero generalmente jugadas para sí mismo. Recuerda a Babkov en algunas facetas de su juego, así como físicamente, pero tiene muy difícil llegar al nivel que alcanzó el siberiano, pues para ello deberá añadir muchas más habilidades.

Otros escoltas

Más allá de los siete mencionados, el campeonato ha contado con tiradores de primer nivel, verdaderos especialistas desde 6,25 metros. Es el caso del turco Yasin Gorluk, pero sobre todo del letón Oskars Strupovics, autor de un 45,8% con casi 9 triples intentados por partido. Además, incluso anotó el triple ganador ante Rusia en la primera jornada. También es digno de mención el griego Dimitrios Tsarouchas, un tirador magnífico que anotó 17 puntos tres días después del trágico fallecimiento de su madre. Y por último, el francés Etienne Plateau, un escolta que sin tener demasiado protagonismo sí exhibió una formidable muñeca.

ALEROS


Carlos Suárez, uno de los pilares del triunfo español (Foto EFE)

Carlos Suárez (España). 201cm, 23/05/1986. Adecco Estudiantes
20,1 puntos y 8,1 rebotes
Espectacular. Ha sido elegido en el quinteto ideal del torneo y ha logrado la friolera de 27 puntos y 11 rebotes en la gran final. Desde la posición de "3" ha hecho de todo y en ambos lados de la pista. Atrás, defiende muy bien y está siempre presente en el rebote (entre los mejores del evento), encontrando siempre a Sergio Rodríguez para iniciar un rápido contraataque. En ataque parece unido telepáticamente al base canario, siendo el habitual destinatario de sus grandes asistencias. Sin embargo, su arsenal no acaba ni mucho menos ahí: es un tirador letal (especialmente cuando la necesidad aprieta) e incluso puede postear… aunque debe mejorar en las penetraciones para ser aun más decisivo. Es agresivo e intenso y carga bien el rebote de ataque. Además, es rápido y con buena capacidad de salto… y con la sensación de que todavía puede ganar corpulencia y explosividad. En definitiva, otra joya de Adecco Estudiantes.


Souruata Cissé combina condición atlética con precisión en el tiro (Foto Fibaeurope.com)

Souruata Cissé (Francia). 196cm, 16/01/1986. Centre Federal (INSEP)
10,6 puntos, 3,1 rebotes y 1,2 asistencias
Ha jugado de alero pero su proyección es la de escolta. Tiene un físico privilegiado, con una enorme capacidad atlética que le permite penetrar, rebotear, defender e incluso taponar con facilidad. Su condición atlética le convierte en un jugador con enormes posibilidades, que se tornan casi ilimitadas gracias a su buen tiro de tres, tan poco habitual en un jugador tan atlético. Cissé ha sido el mejor lanzador de Francia desde la larga distancia, siendo letal cuando tiene espacio para armar un tiro.

Andrius Aleksandrovas (Lituania). 198cm, 06/01/1986. Zalgiris Kaunas
15,4 puntos, 4,6 rebotes y 2,0 recuperaciones
Jugador importantísimo para la selección de Lituania, que le echó en falta en el decisivo partido ante Grecia, cuando se lesionó en un tobillo. Su campeonato ha sido irregular pero ha dejado pinceladas de su clase y capacidad física, destacando su potencia y primer paso. Además, es uno de los mejores tiradores que se han visto en Zaragoza, ayudándose de su potente tren inferior para armar el tiro en posiciones difíciles.

Stanislav Slaveykov (Bulgaria). 198cm, 02/06/1986. Levski
19,7 puntos, 8,0 rebotes y 2,0 recuperaciones
No será una estrella ni posiblemente llegue a ser un jugador conocido en Europa, pero su campeonato ha sido excelente. Es limitado físicamente, sin una buena movilidad lateral y sin ser especialmente rápido, pero es letal en el contraataque y, especialmente, en las penetraciones. Marca perfectamente los pasos y, con una enorme zancada, gana casi siempre la partida a sus defensores. También es un buen lanzador y acostumbra a estar justo donde se le necesita.

Otros aleros

Ha sido la posición más floja del campeonato, con la única excepción del estelar Carlos Suárez. Aparte de los señalados, cabe destacar al georgiano Viktor Sanikidze, el único jugador del campeonato elegido en el draft de la NBA y que pese a su capacidad atlética y gran talento, no ha dominado, demostrando la irregularidad y poco control y entendimiento del juego. Aparte suyo cabe mencionar al prometedor Yaroslav Korolev, todavía demasiado irregular, y a los italianos Michele Antonutti y Stefano Simeoli, que han rendido a alto nivel en algunos encuentros… y desaparecido completamente en otros.

ALA-PÍVOTS


Nikita Kourbanov y Nemanja Aleksandrov fueron dos de los mejores ala-pívots del torneo (Foto Fibaeurope.com)

Nikita Kourbanov (Rusia). 200cm, 05/10/1986. CSKA Moscú
21,1 puntos (70,6% en tiros de dos), 10,2 rebotes y 2,2 recuperaciones
La mejor estadística del Europeo y uno de los jugadores más determinantes. Anota de todas las maneras posibles: tirando desde fuera o media distancia, penetrando con fuerza y calidad, aprovechando las ayudas defensivas o, especialmente, tras rebote ofensivo. Juega con una enorme intensidad y agresividad en ambos lados de la cancha, sacando un excelente partido (ha capturado por dos veces más de 20 rebotes). Su único lunar en el campeonato fue su decepcionante actuación en cuartos ante España, cuando Antelo le secó brillantemente. En cualquier caso, ofrece muchísimas dudas para el futuro, ya que con dos metros justos y con el juego que realiza tendrá muy difícil actuar de "4" a un alto nivel en el baloncesto europeo. Como "3" quizá tenga más posibilidades, ya que puede suplir su falta de velocidad con la agresividad e inteligencia con la que juega.


José Angel Antelo, intensidad e instinto (Foto EFE)

José A. Antelo (España). 205cm, 07/05/1987. Real Madrid
19,3 puntos y 10,5 rebotes
Se ha crecido con el paso de los partidos hasta convertirse en uno de los ala-pívots más determinantes del campeonato. Así, en la final se salió con 22 puntos y 13 rebotes (7 ofensivos). Tiene muchos defectos (mecánica de tiro ‘extraña’, toma de decisiones discutibles, altura limitada, etc…) que han generado siempre dudas sobre sus posibilidades, pero su intensidad e instinto le convierten en una garantía de presente y futuro. No es especialmente alto pero llega a todos los rebotes, para los que siempre parece estar en el lugar adecuado, y cuando se le necesita realiza una defensa tan agresiva como efectiva (secó al máximo anotador del torneo, Kourbanov). En ataque es también un torbellino: tenaz bajo tableros y siempre peligroso jugando de cara, ya que es capaz de tirar tras bote, en posiciones forzadas y desde larga distancia. A veces parece que su mano está conectada al aro.

Nemanja Aleksandrov (Serbia y Montenegro). 209cm, 10/04/1987. Reflex
16,0 puntos, 8,0 rebotes y 1,5 recuperaciones
Todos los ojos estaban sobre él y no ha estado a la altura. Sigue siendo el mejor proyecto de futuro y con muchísima diferencia, pero no ha jugado con la intensidad, agresividad y emoción que le permitiría elevar su juego a otro nivel, dominando el campeonato. Ha jugado principalmente como ala-pívot, aunque parece que su futuro tiende más hacia el puesto de alero. De todos modos, lo cierto es que Aleksandrov no ha recibido todos los balones que debería, con lo que tampoco ha podido desplegar sus enormes dosis de talento. Y es que el serbio es físicamente rápido, ágil y potente, además de ser técnicamente sobresaliente: bota increíblemente bien para su altura, tira desde lejos con mucha efectividad e incluso tras bote, puede driblar y penetrar desde el poste alto (aunque apenas lo ha hecho en el torneo), tiene instinto reboteador y cuando quiere defiende bien.


Los gemelos (Kaloyan y Deian) Ivanov han sido el alma de Bulgaria

Deian y Kaloyan Ivanov (Bulgaria). 204cm, 18/03/1986. Dínamo San Petersburgo (Rusia)
Deian: 20,4 puntos, 9,6 rebotes y 2,7 robos
Kaloyan: 16,6 puntos, 9,7 rebotes y 2,1 asistencias
Son hermanos gemelos y juegan casi todo el partido juntos, como "4" abiertos. Han sido el alma de la selección de Bulgaria y dos de los jugadores más excitantes del Europeo Junior. Atléticamente no son excelentes, pero lo parece por su intensidad y agresividad en ambas canastas y especialmente a la hora de cargar el rebote defensivo. Los dos botan bien y pueden penetrar a canasta, haciendo mucho daño desde la lejanía gracias a su buena muñeca. Además, pasan bien y tienen una buena lectura de juego. Kaloyan es el 'Ivanov' con más carácter y descaro, realizando aspavientos y creciéndose en los momentos más importantes, como ante España, cuando anotó el triple ganador sobre la bocina. Durante el torneo ambos hermanos han firmado por el Dínamo San Petersburgo, equipo de la primera división rusa y con un presupuesto ambicioso.

Dusan Sakota (Grecia). 209cm, 22/04/1986. Panathinaikos
18,6 puntos, 6,7 rebotes y 1,6 asistencias
Un jugador intrigante. Llegó como jugador de la primera plantilla del Panathinaikos y, pese a sus buenos números, ha dejado muchas dudas. Es un ala-pívot (con posibilidad de ser un "3" en el futuro) con una muñeca fantástica. Arma el tiro rápido y desde diferentes alturas (en función de desde dónde reciba) y anota con tremenda efectividad sea cual sea la distancia o la situación. Apenas postea y cuando lo hace es para tirar a la media vuelta o doblar balones, y su juego no es nada físico… de hecho, es un colador en defensa y no es un buen reboteador. Sin embargo, su carácter le hace un jugador especial, ya que es un ganador nato. Asume responsabilidades en los momentos comprometidos, y se puede decir sin temor a dudas que con sus puntos en los instantes finales ha metido a Grecia en la segunda ronda y casi en semifinales.

Otros ala-pívots

El israelí Jonatan Nir ha realizado un gran campeonato, con 18,5 puntos por partido y uniendo a la habitual garra israelí una notable capacidad para jugar de cara al aro. Ha actuado muchos minutos de "5" y su altura le limita. Algo parecido le sucede a Tadija Dragicevic, de más a menos. El serbio tiene muchísimo talento (tira, pasa, lee el juego magníficamente, etc…) le falta altura para jugar de "4" y movilidad para hacerlo de "3". También fue hacia abajo el francés Aurelien Salmon, que acostumbra a jugar abierto y empezó siendo letal en el triple para acabar desinflándose. Por último, una mención a los muelles de Valery Likhodey, que apenas jugó a lo largo del torneo.

PÍVOTS


Johan Petro fue elegido mejor pívot del Europeo (Foto Fibaeurope.com)

Johan Petro (Francia). 214cm, 27/01/1986. Pau Orthez
13,8 puntos, 10,6 rebotes y 1,2 tapones
Indiscutible proyección NBA. Es un "siete pies" fibroso y atlético que ha dominado muchos partidos con su presencia bajo tableros. Es intenso y todo rebote en un rango cercano acaba en sus manos. Define bien bajo tableros, sin movimientos espectaculares pero sí muy efectivos; anota con buenos porcentajes desde los tiros libres y en ocasiones puede lanzar desde media distancia. En defensa intimida y no sólo tapona, también defiende bien los 1-contra-1 y acude eficientemente a las ayudas. Es sacrificado e intenso y no tiene un comportamiento de 'divo'. Su principal problema es la irregularidad: tiene demasiados altibajos, de vez en cuando 'desaparece' y a menudo se carga rápidamente de faltas. Con los minutos que recibirá el próximo año en el Pau Orthez (tercer pívot, en principio) se puede convertir en una estrella.

Nikita Shabalkin (Rusia). 205cm, 09/10/1986. CSKA Moscú
18,5 puntos, 9,4 rebotes y 1,2 asistencias
Ha exhibido el mejor juego de espaldas al aro en todo el campeonato. Tiene un gran movimiento de pies, sabe utilizar su cuerpo y pese a no ser especialmente alto, es difícilmente frenable bajo tableros. Zurdo, su mejor movimiento es un semigancho con la izquierda con el que ha conseguido muchos puntos este campeonato.


Martynas Andriuskevicius no consiguió dominar a pesar de su altura (Foto Fibaeurope.com)

Martynas Andriuskevicius (Lituania). 217cm, 12/03/1986. Zalgiris
16,9 puntos, 13,4 rebotes y 3,9 tapones
Ha conseguido unas estadísticas espectaculares, pero pese a su altura y condiciones físicas, no domina. Es un jugador blando, todavía en proceso de formación y que apenas consigue imponer su presencia en ataque, ya que no finaliza bien incluso cuando le defienden pívots mucho más pequeños. Eso sí, tiene buena mano y movimientos incipientes. Donde sí ha marcado diferencias es en defensa, con su intimidación (10 tapones ante Israel), y en el rebote, que domina por su envergadura y disciplina en el juego (está siempre atento y preparado para capturar el rechace). En definitiva, un jugador prometedor, pero aún sólo eso.

Dragan Labovic (Serbia y Montenegro). 205cm, 20/04/1987. Reflex
10,4 puntos, 4,5 rebotes y 2,0 asistencias
No ha tenido un papel tan importante como en el Europeo Cadete de Rivas, donde fue junto a Aleksandrov la gran estrella de Serbia y Montenegro, pero ha vuelto a demostrar su calidad y posibilidades de futuro. Es un "5" con buenos movimientos de espaldas al aro y un más que aceptable tiro, y no duda en asumir responsabilidades cuando el equipo le necesita.

Ian Mahinmi (Francia). 208cm, 05/11/1986. Le Havre
7,0 puntos, 7,4 rebotes y 1,7 tapones
Una de las sorpresas del torneo, ya que sin tener un rendimiento individual muy alto, demostró unas grandes posibilidades de futuro. Es alto, con una gran envergadura y muy atlético: rápido, coordinado, potente en el salto y con un excelente 'timing' para los tapones, posiblemente su gran especialidad. Ha formado una pareja letal con Johan Petro, especialmente en el apartado defensivo y reboteador, convirtiéndose en una muralla para los oponentes. En ataque todavía está algo verde, sin pulir técnicamente, pero se le ven maneras y posibilidad real de mejora.

Otros pívots

No ha habido grandes "5" aparte de los mencionados, pero sí varios que han tenido una aportación importante. Es el caso del español Albert Fontet, que se multiplicó en la fase final para erigirse en un pilar en defensa y rebote y ayudar a que España alcanzase el oro. En la final cayeron otros dos pívots interesantes, el versátil y talentoso pero a la vez volátil Emre Bayav, irregular y sin dejar entrever un carácter sólido, y el más fuerte Oguz Savas, buen entendedor del juego y con excelentes movimientos y futuro.

Pablo Malo de Molina
@MalodeMolinaACB
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-