Artículo

Un sólido F.C. Barcelona se impone al Unicaja y jugará la final (62-70)
El F.C. Barcelona se clasificó para la final de la Supercopa ACB, en la que le espera el Real Madrid, tras derrotar con autoridad al anfitrión Unicaja. El nuevo F.C. Barcelona de Montes demostró seguir en la línea que le llevó al título de la pasada temporada, con la misma solidez y defensa aunque con más velocidad en el juego y sin complejos. Los blaugrana rompieron el choque en el segundo cuarto y mantuvieron cómodas ventajas en toda la segunda mitad

  • Estadísticas del partido
  • Resumen de jugadas
  • Carta de tiro
  • Evolución del marcador
  • Declaraciones post-partido


    Vlado Ilievski fue uno de los jugadores más destacados en la victoria del F.C. Barcelona

    Málaga, 25 Sep. 2004.- El F.C. Barcelona se enfrentará este domingo a las 19:00 horas (La 2 en directo) contra el Real Madrid en la gran final de la Supercopa ACB, tras derrotar con autoridad al Unicaja en la segunda semifinal: 62-70.

    El vigente campeón liguero demostró estar en un buen momento de forma al imponerse a un Unicaja muy mermado por las lesiones y que se desinfló en el segundo cuarto para darle una ventaja decisiva al F.C. Barcelona. Los blaugrana, con un juego sin complejos, mantuvieron el dominio durante el resto del partido para acabar ganando sin grandes dificultades.

    El F.C. Barcelona mostró la nueva doctrina de Montes: más velocidad y riesgo. El equipo corrió más, buscando el contraataque siempre que fuese posible y al menos llegando hasta media cancha con velocidad. Luego, las opciones fueron diversas pero lo cierto es que ningún jugador tuvo miedo, se vio un equipo sin complejos y con una anotación muy repartida.

    Bodiroga y Navarro cumplieron como siempre, pero además surgió la figura de Christian Drejer y de Vlado Ilievski, al que se le vio con una gran responsabilidad en el equipo. Como es regla habitual, Rodrigo de la Fuente y Roberto Dueñas cumplieron con su importante cometido. Por el contrario, no se vio mucho a Drejer y Marc Gasol.

    El Barça rompió el partido en el segundo cuarto

    Unicaja no pudo darle una alegría a su afición. Estuvo lastrado por las lesiones y encima Pepe Sánchez se cargó de personales con suma rapidez. Tampoco Garbajosa estuvo en la línea que se espera. Así, Walter Herrmann y Fran Vázquez se erigieron en los líderes de un equipo que lo intentó hasta el final.

    El nuevo Unicaja comenzó conquistando la afición con un inicio espléndido: grandes defensas, mate de Fran Vázquez, mate Jorge Garbajosa y parcial 6-0 de salida con un público volcado y entusiasmado con los suyos. El Barça lo intentaba buscando a Dueñas, pero éste no dominaba y sólo el acierto de Bodiroga y la chispa de Navarro salvaron a los blaugrana en el primer cuarto. De hecho, cinco puntos del escolta dieron a los de Montes su primera ventaja (8-9) antes de que dos acciones colosales de Vázquez (mate y tapón) y otra canasta de Garbajosa cerrasen el primer cuarto con 12-9.


    El F.C. Barcelona dominó con autoridad. En la foto, Fucka lanza sobre Garbajosa

    El F.C. Barcelona no metía una: 4/16 en tiros de campo, un pobre 25% y sólo con Navarro y Bodiroga capaces de anotar. Sin embargo, en cuanto Drejer e Ilievski –formidable en los triples e imprimiendo velocidad al equipo- se sumaron a esta letal dupla, el partido cambió diametralmente, hasta el punto de llegar al descanso con 27-36 a favor de los de Montes. El Unicaja, sin un Pepe Sánchez lastrado por las faltas y con pocas ideas ofensivas, se encomendó a Walter Herrmann.

    El alero argentino jugó unos excelentes minutos, demostrando haber recuperado la alegría de su juego y una enorme capacidad ofensiva. Anotó nueve puntos en el segundo cuarto, varios de bellísima factura, y mantuvo en pie a un Unicaja deslabazado y falto de coordinación, quizá por culpa de las bajas.

    La situación se agravó para Unicaja en la reanudación, ya que Pepe Sánchez apenas tardó 27 segundos en cometer su cuarta personal, circunstancia aprovechada por Dejan Bodiroga para disparar la ventaja del Barça por encima de los 10 puntos: 27-38. Pese al buen juego de Fran Vázquez, inesperado referente local, la diferencia se estabilizó alrededor de la decena de puntos.

    El Unicaja lo intentaba de todos los modos, pero enfrente estaba un F.C. Barcelona sin ningún complejo, que se gustó corriendo, tirando y defendiendo con fuerza para dominar con autoridad el partido. En los últimos instantes del tercer cuarto los 10 puntos de ventaja que los catalanes mantenían desde el descanso se convirtieron en 15 (45-60), poniendo la soga en el cuello del equipo malagueño.

    El conjunto local no estaba dispuesto a rendirse y encontró en la defensa y el público el camino para competir. Pese a la rápida eliminación de Sánchez y Berni Rodríguez, los malagueños dejaron en sólo un punto al Barça en los primeros cinco minutos y medio… aunque no pudieron aprovechar la oportunidad, reduciendo sólo la desventaja a siete puntos: 53-60. Dos tiros cómodos que se salieron, una canasta de Bodiroga y dos tiros libres de Ilievski firmaron la sentencia definitiva: 53-65 a 3:45.
  • Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
    Últimos artículos relacionados con Baloncesto Malaga S.A.D.
    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos