Nota de agencia

Mike Smith sucumbe a la lucha contra el tiempo
Las incesables molestias retiran a un histórico de la ACB, Mike Smith, que esta temporada no ha conseguido conseguir el ritmo de competición en ningún momento con el Lucentum de la liga LEB


La afición ha perdido un pedazo de espectáculo, ha perdido a Mike Smith

Madrid 28 dic (EFE).- Mike Smith ha sucumbido a la lucha contra el tiempo y, acuciado por las lesiones y después de dedicar casi la mitad de su vida al baloncesto, hizo pública ayer su decisión de apartarse definitivamente del mundo de la canasta. El alero estadounidense, pero con pasaporte español después de sus dieciséis años en España, no ha podido sobreponerse a las molestias físicas que le han perseguido en los últimos meses. Las dolencias han precipitado la retirada de un privilegiado atlético que se adueñó del espectáculo en las pistas durante la década de los noventa.

El jugador neoyorquino cumplió en septiembre treinta y ocho años y los minutos finales de su carrera los ha recorrido sobre el parqué de la pista del Alicante, que lucha en la Liga Española de Baloncesto (LEB) por retornar a la Liga ACB. Smith, acosado por las lesiones, decidió bajar un peldaño competitivo al inicio del presente curso. Como un retiro progresivo antes del adiós definitivo. Apartado de la vorágine, la intensidad y la presión que le ha acompañado en los últimos tres lustros de su carrera. Y con tiempo para rememorar las andanzas y los logros de una vida absorbida por la canasta.

Desde su llegada en 1986 al Maristas Málaga, entonces en Primera División B, las imágenes se han agolpado en la mente de este licenciado en criminología de 1,98 metros que abandonó la capital malacitana después de cinco temporadas -la última tras la fusión en el Caja Ronda- para marcharse al Joventut.

Mike Smith saboreó la gloria poco antes de cumplir el tercer curso en la entidad verdinegra. Un triple de ´Corney´ Thompson en el último segundo de la Final entre Cuatro de Tel Aviv, terminó con el Olympiakos y dio el título más importante del Viejo Continente al bloque verdinegro, dirigido entonces por Zeljko Obradovic. El alero neoyorquino, que logró la Liga ACB un año antes, prolongó su estancia en Badalona un ejercicio más, justo la época que coincidió con la primera vez que se enfundó la camiseta de la selección española (20-05-95) que defendió en dieciséis ocasiones. El Joventut cumplió un ciclo y Mike Smith se marchó al Real Madrid para jugar a lo largo de tres temporadas y sumar una Eurocopa -antigua Recopa- a su palmarés, repleto de reconocimientos individuales -líder de balones recuperados, récord de rebotes, jugador más valioso, más espectacular- pero limitado por los galardones que acompañan los clubes.

Smith, que decidió echar raíces en nuestro país -está casado con una española-, optó por volver al sur para afrontar la recta final de su carrera y fichó por el Caja San Fernando, donde cumplió las tres últimas campañas en la Liga ACB. El alero estadounidense, portento físico y con un espectacular salto que le ha permitido pelear por rebotes destinados a los jugadores altos, ha rubricado su carrera en Alicante tras inclinarse al paso del tiempo y a las dolencias físicas que han acosado su físico después de treinta y ocho años.


Últimos artículos relacionados con Mike Smith



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos