Artículo

Viaje a USA (I)
Viajar a USA para asistir en directo a un partido de la NBA y vivir de cerca el ambiente del baloncesto americano constituye algo así como la particular peregrinación a la Meca de muchos aficionados. Durante estos días dos jóvenes miembros de la redacción de ACB.COM van a aprovechar una semana de vacaciones para llevar a cabo este viaje iniciático y nos remitirán una crónica de viaje que puede resultar muy útil a aquellos que piensen hacerlo algún día


Marcus y Dani familiarizándose con las rutas en los días previos al viaje

Barcelona, 31 Dic. de 2001- Todo empezó una mañana cualquiera de noviembre, en la que analizábamos la jornada de la NBA para ACB.COM. Las grandes actuaciones de Gasol en los Grizzlies nos animaron una vez más a emprender de una vez el viaje tantas veces pregonado y de paso hacerle una visita a Pau, aunque cuando empiezas a darle vueltas a las dificultades que eso conlleva siempre terminas echándote atrás.

Pero hablando distendidamente con nuestro Dire, éste nos dio el empujón definitivo al autorizarnos la semana de vacaciones que necesitábamos en estas fechas y prometernos apoyo en forma de contactos para asistir a los partidos y efectuar algunas visitas que nos apetecían. ¿Genial, no? Bueno, no tanto, ya que de todas formas el viaje y la estancia nos las pagábamos nosotros (eso ya hubiera sido demasiado...) y habría que buscarse la vida para que el viaje se ajustara a nuestro presupuesto, algo realmente difícil ...

Pero la ilusión puede con todo, y en pocas horas ya lo teníamos decidido. Nuestros primeros objetivos fueron acreditaciones, billete de avión, hotel y lista de partidos. Para las acreditaciones confiamos en el hombre ACB en la NBA, el gran Walter Szczerbiak. No nos ha defraudado, y podremos ver los astros americanos desde posiciones de privilegio. En el pasado All Star de Valladolid le hicimos tantas preguntas sobre Estados Unidos que acabó medio mareado y pidiendo la hora, aunque contestó gustosamente a todas ellas.

Los billetes de avión tampoco fueron un gran problema, aunque significaron un fuerte desembolso económico para nuestra maltrecha economía: 60.000 pesetas cada uno (la verdad es que se notan, y mucho, las escasas ganas de la gente de viajar a Nueva York tras lo del 11 de septiembre). Con dos objetivos cumplidos, fuimos a por la lista de partidos, y hallamos una solución perfecta. Dada la proximidad entre New York y New Jersey, miramos el calendario oficial de la NBA y decidimos estrenarnos nada más y nada menos que con el encuentro entre New Jersey y... ¡Memphis!, el 2 de enero. Para los tres días sucesivos escogimos New York-Dallas, New Jersey-Orlando y New York-Boston, tres caramelitos muy apetecibles para cualquier aficionado al baloncesto.

El plato fuerte, lo habréis deducido, será ver a Gasol en directo contra New Jersey. Ante tal ocasión, nos preparamos algunas cosillas. Entre ellas unos obsequios de dos de sus mejores amigos: Juan Carlos Navarro y Carlos Cabezas. Ambos nos firmaron sendas dedicatorias en sus camisetas del All Star de Valladolid, y nosotros se las entregaremos gustosamente a Pau, a quien ahora intentamos llevar a comer antes del partido. Tenemos fe en conseguirlo, sería lo máximo.

El hotel es cuestión aparte. Hemos buscado algo ajustado, e Internet nos ha servido de mucha ayuda. Tras consultar una infinidad de guías de hoteles económicos, encontramos una pequeña joya en la calle Madison, a razón de 30.000 pesetas por 5 noches con dos camas dobles, televisión y aire acondicionado. Eso es lo que dice la web, pero no dejaremos de temblar hasta que veamos el lugar con nuestros propios ojos. Próximamente saldremos de dudas.

Lo que es indudable es que vamos a aprovechar el tiempo (6 días) al máximo. Además de los partidos citados, hemos programado una visita a las oficinas de la NBA, de la que ya os hablaremos si no fallan nuestros cacharros, claro. La grandiosa tienda de la NBA también recibirá nuestra visita, pero ya veremos si nos queda algun dólar en el bolsillo por aquél entonces. La Universidad de Saint John´s, que juega por la mañana en el Madison, es otro objetivo destacable, aunque no sabemos si el tiempo nos dará para todo. Lo que está claro es que nos vamos a empachar de baloncesto, con mucho gusto, eso sí.

Nuestro principal temor consiste en la inexperiencia, el desconocimiento de la ciudad, de los transportes públicos, el tipo de comida o la caducidad de nuestro dinero. Frente a ello, una dosis enorme de ilusión, el respaldo espiritual de nuestro Dire y la esperanza de encontrarnos con acontecimientos inesperados que superen nuestras ya amplísimas expectativas. Menudo placer ver en directo a Gasol, Williams, McGrady, Kidd, Van Horn, Ewing, Finley, Nowitzki, Sprewell o Camby, por citar sólo unos ejemplos. Os mantendremos puntualmente informados de cómo nos van las cosas, no os quepa duda.

Marcus Ramón&Dani Forns
ACB.COM



Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos