Artículo

Viaje a USA (VII): Crónica Knicks-Mavs
Entre tanto relato de viaje también tocaba escribir alguna crónica. El partido que enfrentó a New York y Dallas en el Madison Square Garden fue un espectáculo de primera magnitud, con los Knicks salvando in extremis el partido en el tiempo reglamentario y haciéndose con la victoria en la prórroga por 108-101 con todos los cracks a la altura de las circunstancias


Imagen del majestuoso Madison Square Garden en los prolegómenos del encuentro

New York, 3 Ene. 2002.- Esta noche hemos asistido, sin duda, al mejor partido que hemos visto jamás en directo. Los Knicks y los Mavericks han jugado un extraordinario encuentro, que se ha decidido en la prórroga (108-101) tras llegar al final del tiempo reglamentario con un empate a 94.

Ha sido un partido de alternativas en el marcador. En el primer cuarto, los Knicks, espoleados por el público, han conseguido una cómoda renta de puntos, sobre todo por la efectiva aportación de Kurt Thomas y el acierto en los porcentajes de tiro, que les ha llevado a anotar 37 puntos en este periodo. Sin embargo, en el segundo cuarto la dinámica ha cambiado diametralmente. Los Mavericks, apoyados en un excepcional Nowitzki (ha metido tiros increíbles desde todas las posiciones) y un rejuvenecido Hardaway se han puesto por delante en el marcador. La defensa tejana ha ahogado al ataque neoyorquino, en el que sólo destacaba Sprewell para mantener la nave a flote. Un apretón final de los Knicks ha posibilitado que los Mavericks se fueran al descanso con mínima ventaja (63-64).

El tercer cuarto ha empezado de forma horrible para los Knicks, que han anotado su primer punto a los cinco minutos. Para entonces los Mavericks ya habían conseguido una cómoda renta de 11 puntos. En ese punto los neoyorquinos han dado lo mejor de sí, con Jackson, Sprewell y Camby en plan estelar. Sin duda ha ayudado el desbarajuste técnico de Don Nelson, que ha puesto cuatro bajitos en pista y Nowitzki como único hombre alto durante demasiados minutos.

El último cuarto ha sido un auténtico espectáculo, con unos Knicks defendiendo a muerte, el público entregado y unos Mavericks que defendían su renta confiados en mantenerla hasta el final. Cuando gran parte del público ya abandonaba sus asientos ha aparecido el más fino estilista de los Knicks, Allan Houston. El alero ha resultado decisivo con un reverso y dos tiros libres que nos han llevado a la prórroga entre el delirio del público. En el tiempo añadido hemos visto lo mejor de los Knicks, y Sprewell ha demostrado que es un fuera de serie y el auténtico líder del equipo en los momentos decisivos. Él solito ha anotado los cinco primeros puntos del tiempo extra, y esa brecha se ha convertido en una losa que los Mavericks ya no han podido remontar.

Por parte neoyorquina han destacado Sprewell, con 22 puntos, Camby, con 26 y varias acciones muy espectaculares y Allan Houston, que, a pesar de no tener su mejor día, ha aparecido cuando se le requería. Por los Mavs, que contaban con la baja de Bradley y un Finley tocado, ha destacado, como siempre, Nowitzki con 30 puntos (si bien no ha estado muy fino en los momentos decisivos de la prórroga). El sábado, reválida para los Knicks con la visita de Boston, con los temibles Walker y Pierce al frente.

Marcus Ramón & Dani Forns
ACB.COM



Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos