Artículo

El TAU Cerámica supera a un dignísimo Gran Canaria (77-75)
El TAU Cerámica superó un dificilísimo enfrentamiento de cuartos de final ante el Gran Canaria (77-75), que hizo un extraordinario partido para rozar la sorpresa ante el considerado por los técnicos ‘superfavorito de la Copa’. La gran oposición del Gran Canaria, tan acertado en ataque como en defensa, puso contra las cuerdas a un TAU Cerámica al que rescató el talento de José Manuel Calderón (18), autor de seis puntos y un robo decisivo en la recta final del choque. Billy Keys y Will McDonald fueron los mejores de un Gran Canaria que puede volver a las islas con la cabeza bien alta


Calderón fue determinante al final del partido

  • Estadísticas del partido

  • Cinco en pista
  • Carta de tiro
  • Evolución
  • Todas las canastas
  • Rueda de prensa TAU Cerámica
  • Rueda de prensa Gran Canaria
  • Declaraciones postpartido

    Zaragoza, 18 Feb. 2005.- El TAU Cerámica espera rival en las semifinales de la Copa del Rey tras deshacerse del Gran Canaria en un igualadísimo encuentro, pleno de emoción y tensión hasta el último minuto. Ambos equipos jugaron un magnífico partido, un duelo espectacular que pese a no alcanzar una anotación muy alta sí vivió 40 minutos de gran baloncesto e incertidumbre.

    El TAU Cerámica, superfavorito en los prolegómenos de la Copa del Rey, lo pasó francamente mal ante un Gran Canaria que demostró el porqué de su magnífica temporada. El conjunto canario hizo un gran partido, extraordinario en defensa… y en ataque, donde posiblemente sólo el desacierto en el triple le privó de una victoria histórica.

    José Manuel Calderón fue el héroe del TAU Cerámica. Él fue quien rescató a los de Ivanovic con seis puntos y un robo decisivo en los minutos finales, acciones que rescataron al vigente campeón de lo que parecía una trampa mortal. Y es que el TAU lo pasó fatal, con muchísimas dificultades para superar con continuidad la pegajosa defensa de su rival, aguantando en el partido gracias a los triples, al talento de Macijauskas y la fuerza de un importantísimo Splitter… hasta que se le apareció ‘San Calde’.

    El TAU Cerámica sale con fuerza

    El Gran Canaria empezó avisando con una canasta de Will McDonald y una defensa que descolocó al TAU Cerámica, incapaz de anotar en los primeros dos minutos y medio. Sin embargo, una vez Hansen abrió la veda, el TAU se hizo con los mandos del partido de la mano de José Manuel Calderón, quien logró siete puntos consecutivos para dar ventaja a su equipo (9-5).

    El equipo de Pedro Martínez se resistía (11-10), pero la explosión anotadora de Macijauskas (10 puntos en un santiamén) y la capacidad de Scola y Kornel David para generar (puntos y asistencias) a cuatro metros del aro, desnivelaron peligrosamente el choque: 26-14 (m.12).

    Y el Gran Canaria responde

    El TAU Cerámica ejercía el rol esperado, el de equipo superior y gran favorito, pero el Gran Canaria no quería tener nada que ver con la palabra comparsa. Ni por asomo. Billy Keys tomó el mando, superando a Calderón o Prigioni con sus penetraciones y, acompañado por varios reservas, redujo la desventaja (31-28) y, sobre todo, cambió el panorama del partido. Y es que, pese a la tercera personal de un decisivo Will McDonald, el TAU Cerámica se estrellaba una y otra vez ante la extraordinaria defensa de los canarios, coronada además con espectaculares tapones. Así, se alcanzó el descanso con un ajustado 38-35.

    Dos canastas de Sitapha Savané, sus primeros puntos del partido, dieron al Gran Canaria su primera ventaja desde el minuto 3: 38-39. Comenzó entonces un toma y daca de muchos minutos, en los que compitieron los tiros exteriores de Macijauskas y Hansen (letales) con la mayor variedad del Gran Canaria, que aguantaba el tipo. De esta guisa se llegó al minuto 25, con 47-49 e Ivanovic recurriendo a Sergi Vidal, lesionado de última hora.


    Billy Keys, principal referente de un Gran Canaria que rozó la sorpresa ante el TAU Cerámica

    El Gran Canaria toma ventaja

    El TAU Cerámica, el superfavorito, lo estaba pasando fatal. Cada canasta le costaba un mundo y la increíble paciencia canaria en ataque descolocaba la defensa vitoriana. Tal eran sus nervios que incluso Luis Scola se encaró con jugadores canarios, subiendo la temperatura del partido. Lo cierto es que, a efectos de emoción, ya lo estaba: 48-53 (m.27).

    La sorpresa rondaba el Príncipe Felipe, por mucho que el TAU Cerámica igualase de nuevo (56-56) gracias a una canasta del incansable Macijauskas. Eso sí, dos puntos de Baldo permitieron al Gran Canaria entrar en el último periodo ganando por 56-58. Todo en el aire, pues.

    Calderón define en un final agitado

    Un mate tremendo de Vidal, el lesionado, cambió el partido: el TAU Cerámica volvía a mandar (60-58) y su numerosa afición a dominar la grada, convirtiendo el pabellón en una olla a presión. El Gran Canaria estaba ‘grogui’, con más de tres minutos sin anotar (hasta que Klein encestó una ‘bomba’), pero el TAU Cerámica no lo aprovechó: Scola erraba tiros fáciles que no suele fallar y la defensa del Gran Canaria hizo el resto.

    62-61, 5:30 para el final; tensión, emoción y espectáculo todo en uno. Los siguientes minutos iban a ser decisivos, un tópico pero totalmente cierto, y ahí estaba Calderón para constatarlo. Cuatro puntos y dos robos suyos dieron la iniciativa al TAU Cerámica (64-61), que sin embargo no conseguía rematar el choque. Lo intentaba, sí, pero el Gran Canaria se resistía como un gato panza arriba.

    Tres puntos seguidos de Splitter inclinaron un poco más la balanza de los vitorianos (69-65) entrando en los tres últimos minutos. Entonces, Calderón remató la faena: una valiente penetración, un robo para frenar un contraataque y un triple vital que dio al TAU Cerámica una importante ventaja entrando ya en el último minuto (74-68). Parecía todo decidido, pero dos triples de Klein dejaron otra vez todo en el aire. Con 77-74 y poco más de un segundo, Keys fue objeto de falta antes de un intento triple, señalando los colegiados dos tiros ante la protesta de un sector del público. El base anotó el primero y falló el segundo, pero ni siquiera hubo rebote y el partido se cerró con 77-75.
  • Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-