Artículo

Herrmann conduce al Unicaja a su primera final copera (82-90)
El Unicaja es el primer finalista de la Copa del Rey tras imponerse al Pamesa Valencia en un choque espectacular, resuelto por 82-90 tras 40 minutos de puro espectáculo. Fue un magnífico encuentro que ambos merecieron ganar pero que se llevó un gran Unicaja tras remontar 10 puntos de desventaja. Walter Herrmann fue la gran estrella con 30 puntos, bien secundado por Jorge Garbajosa (21), compensando los 27 de Rakocevic y 23 de Montecchia


El Unicaja se impuso al Pamesa Valencia en un extraordinario partido de baloncesto

  • Estadísticas del partido

  • Cinco en pista
  • Carta de tiro
  • Evolución
  • Todas las canastas
  • Rueda de prensa Unicaja
  • Rueda de prensa Pamesa Valencia
  • Declaraciones post-partido de los jugadores

    Zaragoza, 19 Feb. 2005.- El Unicaja disputará su primera final de la Copa del Rey tras un extraordinario partido ante el Pamesa Valencia, un choque espectacular, con 40 minutos de puro espectáculo y emoción hasta el último instante. Ambos dejaron constancia de su magnífico momento de forma y su ambición, pero sólo podía ganar uno: fue el Unicaja, por 82-90 tras remontar una desventaja de 10 puntos.

    La semifinal entre estos dos equipazos fue de lo mejor que se recuerda en los últimos meses. Lo tuvo todo, fue un choque de poder a poder que elevó aun más el listón de buen juego y espectáculo de una Copa del Rey que está cumpliendo sobradamente las expectativas.

    Walter Herrmann fue el héroe del Unicaja, anotando 30 puntos con 5/6 triples y constatando que está de nuevo en plena forma. Su partido fue memorable, con canastas increíbles y ejerciendo de líder en la remontada malagueña y con puntos decisivos en los minutos finales. Jorge Garbajosa fue un complemento perfecto, convirtiendo 21 puntos en otra meritoria actuación. En cualquier caso, todos brillaron: Tabak y Fran Vázquez bajo tableros, Cabezas en la dirección, acciones decisivas de Berni Rodríguez

    El Pamesa Valencia es la cara amarga, o cómo jugar un gran partido y deleitar a todo un pabellón y quedarse fuera de la Copa del Rey. Rakocevic (27 puntos) fue de nuevo una estrella y Ale Montecchia el ‘factor sorpresa’ (23), pero ni Oberto ni Tomasevic pudieron dominar como era de esperar.

    Rakocevic vs. Garbajosa en un gran comienzo

    Igor Rakocevic y Jorge Garbajosa fueron los absolutos protagonistas de los primeros minutos, comandando a sus equipos en un espectacular duelo anotador. Ni Bremer ni Berni Rodríguez podían con el genio serbio, como tampoco Oberto y Julian eran capaces de hacer frente a la polivalencia y talento del de Torrejón.

    Las dos estrellas estaban entonadísimas. Les salía todo, absolutamente todo. En un momento, al final del primer cuarto, Rakocevic sumaba ya nueve puntos y Jorge Garbajosa, 11. Como el español en su duelo anotador, Unicaja vencía por un ajustado 19-20.

    Montecchia dispara al Pamesa

    Zan Tabak era el otro eje del ataque de Unicaja, asumiendo un importantísimo papel en la defensa de Fabricio Oberto, anulado en el primer periodo. En cuanto el croata se fue al banquillo, el partido cambió: Oberto y Tomasevic estaban más sueltos y el resto se contagió. A Rakocevic (que seguía anotando de manera continua y espectacular) le salió un clon en la figura de Ale Montecchia, quien anotó 14 puntos (cuatro triples) en ocho minutos para disparar al Pamesa Valencia: 40-32, m. 26.

    Herrmann explota, pero Unicaja no encuentra más referentes

    El partido tenía un ritmo vibrante, espectacular. Se sucedían las canastas, volaban los triples, los contraataques y las acciones de mérito. Pamesa no paraba de sumar y Unicaja también lo hacía, aunque con menos continuidad, de ahí el tirón taronja en el electrónico. Otra causa, sin duda, fue que el Pamesa consiguió frenar a Garbajosa, que no anotó en todo el segundo periodo. Ante tal circunstancia, al Unicaja sólo le quedó un argumento ofensivo: Walter Herrmann.

    Eso sí, ¡qué argumento!. El argentino anotó 15 puntos sin fallo en un segundo cuarto absolutamente espectacular, en el que tomó las riendas malagueñas para evitar una debacle. Convirtió 13 puntos consecutivos, todos los del Unicaja en siete minutos, y 15 de los 19 del conjunto malagueño en todo el segundo periodo. El Pamesa, mucho más completo, alcanzó el intermedio con 47-39 a su favor gracias a dos nuevos puntos de Montecchia (18) sobre la bocina.

    Pamesa aguanta el tipo


    Herrmann ha sido la gran estrella del encuentro al sumar 30 puntos

    Tras el descanso, Herrmann continuó su racha con dos tiros libres y Garbajosa la reanudó de idéntico modo, pero encontraron respuesta en cuatro puntos de un Oberto que ya no tenía miedo a Tabak. J.R. Bremer podía tirar, pero no era su día (de hecho, no lo es desde hace más de un mes) y gracias a sus errores el Pamesa Valencia resistía, con su máxima ventaja en el electrónico: 53-43 (m. 25).

    Garbajosa y Herrmann dieron un nuevo impulso a Unicaja, que comenzó a hacer una zona presionante para remontar una desventaja que con el paso de los minutos comenzaba a ser muy peligrosa para los intereses andaluces. Sin embargo, Rakocevic castigó la interesante disposición malagueña con dos triples consecutivos, elevando su cuenta hasta los 21 puntos y manteniendo la ventaja taronja en 10 tantos: 59-49.

    Unicaja da la vuelta al choque gracias al acierto y a la zona press

    Carlos Cabezas, que había errado su defensa en las jugadas anteriores, corrigió su error con cuatro puntos seguidos a los que dio continuidad Berni Rodríguez con un triple, y él mismo con una gran penetración: 64-58 entrando en el último cuarto; la victoria seguía en el aire.

    Ale Montecchia anotó un triple en la primera jugada del último periodo, pero fue un mero espejismo, ya que el Pamesa no encontraba el camino para superar la zona press malagueña. En cambio, Unicaja sumó tres canastas de oro en los últimos tres segundos de sus respectivas posesiones. Primero, Fran Vázquez logró un triple inesperado, luego Garbajosa resolvió con otro triple un aclarado ante Julian y finalmente Herrmann penetró y anotó. Cabezas puso la guinda con una bandeja en contraataque, sellando la primera ventaja malagueña desde el minuto 11: 67-68.

    Pamesa no se rinde, pero claudica

    Como sucedió en los cuartos de final, el Pamesa Valencia no bajó los brazos en cuanto se vio por detrás. Al contrario, fue un aliciente: una canasta de Tomasevic y un 2+1 de Rakocevic devolvieron de nuevo la iniciativa a los de Laso (72-68).

    La tensión se palpaba en el ambiente. Los suplentes de ambos equipos no podían mantenerse sentados, se levantaban, gritaban y gesticulaban a la mínima ocasión; Lázaro era un espectáculo: sentado a pie de pista, inquieto, nervioso y apoyando a sus compañeros como el mejor aficionado malagueño del Príncipe Felipe. Herrmann debió escuchar sus gritos de ánimo, pues anotó su quinto triple sin fallo para voltear nuevamente el encuentro: 74-78, m. 37.

    El Pamesa se situó en zona, concediendo el tiro a Pepe Sánchez, que erró, pero un triple de Berni Rodríguez fue más que suficiente para mantener la ventaja (76-82) ante un Pamesa Valencia que se estrelló con el desatino de Oberto y Tomasevic en los tiros libres y entró en el último minuto ya con el partido perdido: 78-85. Al final, 82-90.
  • Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos relacionados con Baloncesto Malaga S.A.D.
    Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.
    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-