Artículo

El Real Madrid supera al TAU en otro partidazo (77-80)
La Copa del Rey de Zaragoza es la Copa de las emociones fuertes. Se suceden los partidazos y el TAU CerámicaReal Madrid fue otro, uno de los mejores. La victoria fue blanca por 77-80 tras un choque tan intenso como espectacular y en el que decidió la templanza de un segurísimo Felipe Reyes, el genio de Louis Bullock y la excelente dirección de Elmer Bennett, además de la siempre eficaz defensa de los hombres de Maljkovic. Con este triunfo, el Real Madrid optará a su primer título de Copa del Rey desde 1993


El Real Madrid luchará ante el Unicaja por su primer título copero desde 1993

  • Estadísticas del partido

  • Cinco en pista
  • Carta de tiro
  • Evolución
  • Todas las canastas
  • Rueda de prensa TAU Cerámica
  • Rueda de prensa Real Madrid
  • Declaraciones postpartido

    Zaragoza, 19 Feb. 2005.- El Real Madrid disputará su primera final de la Copa del Rey desde el año 2000 tras derrotar al TAU Cerámica por 77-80 en un partido de altísimo nivel, entre dos equipos que demostraron el porqué de su dominio en la liga regular de la ACB.

    El equipo blanco aspirará este domingo a poner fin a su maldición de ya 12 años sin alzarse con un título de la Copa del Rey. Optará a ello tras acabar con una racha de 12 triunfos consecutivos del TAU Cerámica, un gran rival en un extraordinario partido de baloncesto. Suena ya a tópico, a repetición en cada encuentro de esta Copa del Rey, pero cada partido está siendo un verdadero espectáculo.

    El Real Madrid dominó en la primera mitad y llegó a ganar por 10 puntos, pero el TAU Cerámica reaccionó, tomó la delantera y rozó un triunfo por el que pudo haber seguido luchando de haber entrado un triple sobre la bocina de Travis Hansen, vital con 18 puntos. Scola (20) y Macijauskas (19) fueron los otros grandes destacados del equipo baskonista, que no podrá establecer un nuevo récord de finales consecutivas.

    Felipe Reyes, Louis Bullock y Elmer Bennett fueron los héroes blancos. El pívot, habitualmente pobre tirador (de media distancia y tiros libres) se transformó para anotar desde cuatro metros y desde la personal puntos determinantes para un triunfo histórico. Bullock logró la canasta fundamental, un triple a falta de 1:20 que dio la iniciativa a los blancos. Y qué decir de Elmer Bennett, que superó a Calderón e hizo un extraordinario partido para demostrar que sigue en muy buen estado de forma.

    El Real Madrid vuelve a ser grande, a luchar por un título. La maldición puede tocar a su fin este domingo en una final que, sea cual sea su resultado, asegura espectáculo… como toda la Copa.

    Alto ritmo e igualdad para empezar

    Real Madrid y TAU Cerámica comenzaron el encuentro a un ritmo altísimo. Fotsis sumó las dos primeras canastas blancas pero Splitter respondió con sendos mates. Así fueron los primeros minutos: yo doy, tú respondes, cambiándos entre sí los papeles para provocar una constante alternancia en el electrónico.

    Bullock, como siempre, mandaba en el Real Madrid (ocho puntos en un santiamén) y, con Luis Scola y Arvydas Macijauskas en el banquillo, eran Calderón, el citado Splitter y Hansen quienes tiraban del carro vitoriano. En esas se llegó al final del primer periodo con un 23-23 que evidenciaba el gran espectáculo que se estaba viviendo.

    Bennett controla el partido y el Real Madrid se escapa


    Travis Hansen, uno de los más destacados en el TAU Cerámica

    Ni Scola ni Macijauskas estaban al nivel de los cuartos de final y el TAU Cerámica lo pagaba; pese al buen rendimiento colectivo, carecía de la chispa de estos dos grandes jugadores, y el Real Madrid se aprovechaba. Elmer Bennett se hizo con las riendas del equipo y del partido, y en una exhibición de buena dirección y de oportunismo anotador, disparó a su equipo en el electrónico: 29-37, m. 16. Alberto Herreros, otro veterano, era su mejor cómplice.

    Si bien Macijauskas no arrancaba, hasta el punto de fallar un tiro libre, sí lo hacía Luis Scola con seis puntos casi consecutivos. Tal era su importancia en el partido que el propio Dusko Ivanovic optó por mantenerle en pista pese a acumular muy pronto dos faltas personales. No sumó la tercera, pero fue la única suerte baskonista, pues el Real Madrid estiró un poco más su ventaja para llegar al descanso ganando por 36-45, con una máxima ventaja blanca de 11 puntos.

    El TAU Cerámica reacciona y se adelanta

    El TAU Cerámica mejoró tras el descanso. Lo hizo en defensa, poniendo muchas más dificultades al Real Madrid, pero especialmente en ataque, donde halló nuevas soluciones. Hansen seguía en racha (8 puntos y dos triples en el tercer periodo para elevar su cuenta a 18 tantos) y Macijauskas por fin apareció con otros ocho puntos. Entre ambos, bien asistidos por un inteligente Pablo Prigioni, propiciaron una gran remontada que situó al equipo vitoriano por delante (58-57) entrando en el último cuarto.

    En el Real Madrid no había quien rompiese una racha increíble: sólo una canasta en juego en ocho minutos. Y, claro, el TAU Cerámica seguía sumando: Luis Scola de dos, Macijauskas de tres, 63-60 en el marcador (m. 33) y el partido pendulando hacia el lado baskonista. Felipe Reyes acabó con tan mala racha con una suspensión desde cuatro metros y, a partir de ahí, balones a Louis Bullock, encargado de jugarse los balones ‘calientes’.

    El escolta se sacó una canasta de la chistera y poco después Elmer Bennett anotó tres tiros libres para situar al Real Madrid 65-67 arriba. El encuentro se calentaba, la emoción aumentaba y ninguno de los dos equipos daba su brazo a torcer. Dos tiros libres de Scola igualaban el choque, pero Bullock volvía a sumar y Bennett acertaba con dos tiros libres: 67-71, tres minutos para el final.

    Tensión, espectáculo y victoria madridista

    Ivanovic ponía a Calderón de nuevo en liza, junto a Macijauskas, Hansen, Splitter y Scola. Toda la carne en el asador, vamos. Y Macijauskas sacó su genio de nuevo con un triple, su 15º punto y el partido en un puño. Instantes después, un ‘jugadón’ de Scola, anotando a aro pasado, situó al TAU Cerámica 72-71 arriba.

    Dos minutos para el final. Se palpaba la tensión, en los cánticos de los aficionados y en la pista. Pero ni así se desconcentraba Felipe Reyes, autor de dos tiros libres sin fallo, ni por supuesto Louis Bullock, el héroe merengue: un triple suyo en carrera a falta de 1:20 fue totalmente determinante.

    El enceste de ‘Sweet Lou’ puso un 73-76 en el electrónico, una renta muy importante en un partido tan igualado. Más aun, claro, si Arvydas Macijauskas falla otro tiro libre, lo que pasa una vez cada muchos meses, y Felipe Reyes vuelve a anotar desde cuatro metros (74-78). Al TAU Cerámica le quedaba un último cartucho y lo apuró al máximo. Arvydas Macijauskas anotó un triple, pero el equipo vitoriano concedió un rebote ofensivo que un tranquilísimo Felipe Reyes convirtió en dos puntos de tiros libres. Con 5 segundos y 77-80, quedaba una posibilidad a los de Ivanovic y éstos lograron un tiro cómodo de Hansen, cuyo lanzamiento se salió de dentro. El Real Madrid, finalista.
  • Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos relacionados con Saski-Baskonia S.A.D.
    Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-