Crónica

Sergio Rodríguez regala el derbi al Adecco Estudiantes (95-71)
El Adecco Estudiantes se ha impuesto al Real Madrid en el quinto derbi de la temporada (95-71), en un encuentro en el que Sergio Rodríguez ha tenido un papel fundamental a la hora de decantar el marcador a favor de su equipo


Carlos Jiménez intenta superar la defensa de Alberto Herreros y Pat Burke (Foto EFE)

Por Jorge Muñoa. Madrid, 27 feb. 2005 (EFE).- Sergio Rodríguez decantó el derbi número cincuenta entre el Adecco Estudiantes y el Real Madrid en la temporada regular del lado estudiantil y saldó cuentas de la derrota encajada el viernes pasado en la Copa apeando a los blancos del liderato liguero, ahora en manos del TAU Cerámica.

Tres derbis en un mes pueden llegar a cansar -uno en Liga, otro copero y éste-. Seis en la misma temporada que todavía no ha terminado aún más. Pero la acumulación de partidos no cambió la decoración del sexto cara a cara madrileño, amenazado al principio por la posibilidad de un desenlace súbito y reanimado por el base canario hasta el éxtasis local del epílogo.

El Real Madrid partía con tres choques más a las espaldas que los colegiales -dos en la Copa y uno en la Euroliga-. Bozidar Maljkovic suspira por unos días de descanso, pero el calendario exige mucho. Lo que tiene el Adecco Estudiantes, menos atareado, se llama irregularidad, simplemente. Por eso, la frescura de un hombre que además de joven tiene talento y ambición salvó el partido de una muerte prematura.

Sergio Rodríguez rescató al Adecco Estudiantes cuando el desequilibrio que de vez en cuando le atenaza le puso a los pies del equipo blanco. Un parcial de 0-13 y cinco minutos sin anotar -del cuatro al nueve- colocaron al cuadro estudiantil al borde de un K.O. directo (de 11-8 a 11-21).

El Real Madrid ganó la partida que le habían planteado en la zona y, de pronto, empezó a jugar como si enfrente no hubiera contrario. Tocaba el turno del mejor jugador del último europeo júnior. Para empezar, el base canario rompió la sequía anotadora local con un triple en la última acción del primer cuarto (14-21). A continuación, miró a los ojos al francés Moustapha Sonko y cogió el pulso al partido.

Rodríguez dirigió, anotó y consiguió despejar la mente de un equipo estancado hasta entonces en la inoperancia. La labor del estudiantil significó un parcial de 16-6 (27-27 m.16), la resurrección del equipo del Magariños y, con ella, la de un derbi que apuntaba hacia un final súbito en medio de continúas pérdidas (veinte en el primer tiempo entre ambos conjuntos).

El Real Madrid resistió el repunte colegial con aciertos en instantes precisos, pero Rodríguez le mandó al vestuario con tres puntos de déficit (43-40). El canario abandonó la pista en pleno tercer cuarto (58-55 m.26) y una nutrida lista de méritos. El principal, haber despertado el instinto luchador de los suyos.

El Adecco Estudiantes había experimentado una transformación completa. Volvía a controlar la pintura gracias a la ventaja en kilos y centímetros de sus pivots, corría siempre que podía y, además, los tiradores entraron en racha. Iker Iturbe y el hispano-serbio Nikola Loncar clavaron dos triples que supusieron el despegue claro del actual subcampeón ACB (72-59 m.30).


Sergio Rodríguez comete falta personal sobre Elmer Bennett (Foto EFE)

Los blancos habían pasado de dominadores a dominados después de encajar 58 puntos entre el segundo y el tercer cuarto (veintinueve tantos en cada uno). Síntoma claro de fatiga. Atender en defensa el interior de la zona y tener que acudir a obstruir los lanzamientos exteriores requiere frescura y piernas y el Real Madrid no ha parado de moverlas en la última semana y media.

Hasta Louis Bullock aparecía con cuentagotas. No así Loncar. Los dieciséis puntos que el alero acumulaba a falta de los siete minutos finales materializaban en números el efecto de Sergio Rodríguez en el partido. Tocado de gravedad, el Madrid lanzó el último intento. El resto consistía en levantar dieciséis puntos (78-62). Pinchó en hueso. El Adecco Estudiantes sentía a su presa favorita entre las garras y no la dejó escapar, incluso incrementó el castigo. Ahora, los del Ramiro presumen de haber ganado los dos últimos derbis.

95 - Adecco Estudiantes (14+29+29+23): Azofra (-), Jasen (17), Jiménez (13), Patterson (9), Garcés (10) -cinco inicial-, Loncar (16), Iturbe (5), Vidaurreta (12), Rodríguez (13) y Miso (-).

71 - Real Madrid (21+19+19+12): Bennett (17), Bullock (11), Gelabale (3), Reyes (12), Burke (8) -cinco inicial-, Stojic (3), Bueno (2), Sonko (-), Fotsis (2), Herreros (7) y Hervelle (6).

Arbitros: De la Maza, Guirao y García León. Sin eliminados.

Incidencias: encuentro correspondiente a la vigésima segunda jornada de la Liga ACB 2004-05 disputado en el Palacio Vistalegre ante unos 15.000 espectadores.
Eduardo Portela, presidente de la ACB, presenció el encuentro desde el palco.

Últimos artículos relacionados con C. Estudiantes S.A.D.
Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.
Resto de la jornada



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos