Nota de agencia

Ken Carter cuenta su experiencia como técnico en Richmond
Ken Carter ha comentado cuál es su filosofía de trabajo, tras dirigir esta mañana una sesión magistral en el Polideportivo Magariños. El técnico norteamericano ha dicho que lo principal es inculcar a los jóvenes valores como el esfuerzo, la responsabilidad y el trabajo por medio del baloncesto, no sólo buscar los resultados deportivos


Ken Carter destaca la labor de equipo para conseguir el éxito (Foto EFE)

Ken Carter dirige una sesión magistral en el Magariños

Madrid, 6 abr. 2005 (EFE).- El técnico estadounidense Ken Carter, cuya experiencia al frente del instituto californiano de Richmond podrá verse en los cines españoles a partir del próximo viernes en la película 'Coach Carter' (Entrenador Carter), protagonizada por Samuel L. Jackson, pronunció una conferencia en la embajada de los Estados Unidos en Madrid.

Carter, que alcanzó la fama en 1999 al impedir entrenar al equipo de Richmond por los malos resultados académicos de los jugadores, repasó las líneas maestras de su filosofía como entrenador en la residencia del embajador estadounidense con una charla sobre educación y deporte.

El técnico, invitado a España por la Fundación Estudiantes, del club madrileño de la ACB, entretuvo a los asistentes con una intervención divertida y llena de mensajes dirigidos, principalmente, a los jóvenes "que son aproximadamente una tercera parte de la población, pero que son el cien por cien del futuro".

El objetivo de Carter, cesado en 1999 por su decisión de cerrar el programa de baloncesto de Richmond y posteriormente readmitido a petición de sus propios jugadores, radica en inculcar valores como "el esfuerzo, la responsabilidad y el trabajo" por medio del baloncesto antes que buscar sólo el resultado deportivo.

El norteamericano explicó que en Richmond "el veinte por ciento de los jóvenes tiene más posibilidades de ir a la cárcel que a la universidad" y destacó la importancia de "enseñarles a valorar la familia y el equipo".

Carter, que dirige un programa de baloncesto con 45 jugadores y tres niveles distintos, aceptó ser entrenador en Richmond cuando nadie había querido el puesto con la filosofía de que cada una de sus horas de trabajo valía "no la hora, sino el contenido que había en esa hora".

"Yo firmo un contrato de una hoja con mis jugadores a principio de temporada que también deben firmar sus padres", reveló el técnico norteamericano, que impone condiciones como la asistencia a clase y otras exigencias para poder formar parte de su equipo.

"Hay que ir paso a paso para conseguir los objetivos. Ahora hay otros programas de baloncesto que nos envidian, pero no por los resultados deportivos, sino por el éxito académico", dijo Carter.

El norteamericano mide el éxito del programa de Richmond por los valores "que deja en los chicos, quienes luego serán médicos, abogados o jueces y siempre llevarán dentro el espíritu aprendido con el baloncesto".

"Todo el mundo tiene que formar parte de un equipo para conseguir el éxito. Nadie puede conseguir el éxito si no forma parte de un equipo", aseguró Carter, que tras la conferencia comentó informalmente algunas de las escenas de la película que narra su vida ante una pantalla de vídeo en la residencia del embajador de Estados Unidos.




© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos