Crónica

El Real Madrid remonta y se lleva el primero (82-84)
El Real Madrid se adelanta por 0-1 en la final tras protagonizar una gran remontada en el último periodo. El TAU Cerámica ganaba por 11 puntos cuando Louis Bullock se echó el equipo a la espalda para anotar 14 tantos en el último periodo y propiciar el 82-84 final. Fue un partido apasionante, una final en toda regla, con ambos equipos haciendo un gran baloncesto y jugando a gran intensidad. Además de Bullock, que sumó 23 tantos, Pat Burke y Felipe Reyes fueron las otras grandes estrellas madridistas. Por el TAU Cerámica, Arvydas Macijauskas (29) fue el mejor


El Real Madrid se ha impuesto en un encuentro espectacular

  • Estadísticas del partido
  • Listado de jugadas
  • Carta de tiro
  • Quintetos en pista
  • Evolución del marcador
  • Rueda de prensa del TAU Cerámica
  • Rueda de prensa del Real Madrid
  • Declaraciones postpartido de los jugadores

    Vitoria, 17 Jun. 2005.- El Real Madrid golpeó primero en la Final ACB, dando un paso de gigante hacia el título al recuperar el factor cancha y aliarse con la historia. Pocas veces el perdedor del choque inaugural se alza luego con el título, y el Real Madrid quiere cumplir con la tradición, del mismo modo que con aquella que le veía levantando trofeos año tras año hace no demasiado tiempo.

    El equipo blanco dio una exhibición. Se encontró a un TAU Cerámica de altos vuelos y a un Arvydas Macijauskas impresionante y se vio en el último periodo perdiendo por 11 puntos. Tarea de grandes y ambos finalistas lo son. El Real Madrid apretó, jugando un baloncesto soberbio en ataque y defensa y encontrando el talento de una gran estrella, Louis Bullock.

    “Sweet Lou” no tenía su mejor noche y había cedido el protagonismo a los pívots, unos brillantes Burke, Felipe Reyes o Axel Hervelle, pero apareció en el último periodo para anotar 14 puntos y cambiar la suerte del choque. Junto a él, crucial aportación de Felipe Reyes, determinante en el rebote.

    Los pívots del Real Madrid fueron determinantes en todo el choque. Axel Hervelle, primero, Reyes sin cesar y Pat Burke en un tercer periodo sin parangón, en el que sumó 14 puntos consecutivos que dispararon su cuenta hasta los 23.

    El sobresaliente público del Fernando Buesa Arena, volcado con el equipo desde el inicio hasta el final, acabó coreando a su equipo, consciente de que la serie tiene mucho aun por decidir. Era sólo la primera batalla, la siguiente será el domingo (19:00, La 2).

    El TAU Cerámica empieza lanzado

    ¿Presión? ¿Nervios?. El TAU Cerámica se los dejó en casa y empezó el encuentro asustando, con sus armas de costumbre y dos agijonazos consecutivos: triple de Macijauskas en el primer ataque… y otro de Kornel David en el siguiente ataque. 6-0 en apenas unos segundos. Intimidador.

    Axel Hervelle no se arrugó y evitó el primer tirón local. Sus rebotes ofensivos y su brega en la zona supusieron la primera brecha en el armazón del TAU Cerámica. Rebote tras rebote, punto tras punto, el belga sostenía al Real Madrid (13-11, m. 5)… hasta que cometió su tercera personal y se fue al banquillo. También se sentó el local Scola, extraordinariamente defendido por Reyes en los primeros compases.

    El TAU Cerámica estaba divirtiéndose, corriendo y llevando el encuentro a su terreno. Pablo Prigioni resultaba casi imparable, dirigiendo y rompiendo para anotar bandejas. Vidal también se animaba y con un gran contraataque puso el 17-11. Faltaba todavía el momento ‘Mache’; el lituano se sacó de la manga dos triples magistrales y el partido cerró su primer cuarto con claro color azulgrana: 29-21, 11 puntos del lituano.

    El Real Madrid reacciona, pero ‘Mache’ sostiene al TAU


    La salida de Andy Betts fue un alivio para el TAU Cerámica

    Ocho puntos de desventaja, primer cuarto perdiendo… no es nuevo para el Real Madrid, acostumbrado a remontar estas situaciones. Peor pintaba en la liga regular, cuando caía por 34-22 y acabó ganando por 14 puntos. El partido seguía totalmente en el alero, pues. La aportación de Burke, valioso recambio para Hervelle, y triples de Bullock y Hamilton redujeron la renta: 35-32, y eso que el gran Macijauskas había anotado otro fantástico triple.

    Entonces, en el 14:08, entró José Manuel Calderón, tres semanas de baja por una apendicitis que no le impidió mostrar su habitual capacidad atlética. El protagonista, no obstante, seguía siendo Macijauskas. Dribbling, reverso, tiro punteado a la media vuelta desde cinco metros… canasta. Triple desde la esquina… dentro. 41-32, colchón de nueve puntos y 18 en la cuenta del lituano.

    Dos tiros libres precedieron un descanso para el escolta en el minuto 18, ya con 20 puntos en su haber y el Fernando Buesa Arena propocionándole una merecida ovación. Sin ‘Mache’, el TAU Cerámica encontró más problemas en ataque pero consiguió cerrar el segundo periodo ganando por seis puntos: 45-39.

    Los pívots del Real Madrid toman el mando

    El tercer periodo empezó con un ritmo diferente, con el Real Madrid apretando en defensa y jugando algo más lento, buscando el poderío de sus pívots. El TAU Cerámica estaba sin ideas, con Prigioni incómodo, Scola sin posibilidad de marcar diferencias y Arvydas Macijauskas como única opción. El escolta anotó otros siete puntos en los primeros seis minutos del tercer periodo, pero sólo le asistió un tiro libre de Scola y una canasta de Kornel.

    Entre tanto, el Real Madrid había encontrado el modo de dinamitar la defensa baskonista. Balones interiores, con Felipe Reyes y Antonio Bueno dándole un nuevo aire al partido (49-46) hasta que Pat Burke lo revolucionó con ocho puntos consecutivos hasta acercar al equipo a sólo un punto (55-54).

    La salida de Betts resucita al TAU Cerámica


    Pat Burke jugó un papel estelar en el éxito del Real Madrid

    La salida de Andy Betts cerró momentáneamente la vía de escape de la defensa local, sumando también dos canastas vitales en ataque. 59-54; el TAU Cerámica recobraba el aire… y respiraba ya con comodidad con un triple de Vidal que levantó a los aficionados baskonistas: 62-54.

    Burke seguía sumando, acabando el cuarto con 14 puntos seguidos, pero el Real Madrid no tenía muchas más ideas: todos los puntos venían de dentro, ningún jugador del perímetro estaba acertado y los 21 puntos del tercer cuarto habían venido sumados por pívots. Todo lo contrario sucedía en el TAU: un triple de Calderón propició una renta de nueve puntos entrando en el periodo decisivo: 69-60; la balanza tendía hacia los locales.

    Bullock da la vuelta al choque

    La línea exterior del Real Madrid no había anotado ni un solo punto en todo el último periodo, pero Bullock quería el balón. El escolta se cargó al equipo a su espalda y con siete puntos casi consecutivos le dejó a sólo dos de desventaja en el electrónico: 73-71, m. 34.

    Macijauskas ya no tenía la puntería del primer periodo y el tempo del encuentro y el rebote eran claramente del Real Madrid. El partido tendía a sus manos, más si Bullock volvía a encestar un triple y Sonko a anotar en contraataque y la línea exterior del TAU Cerámica se precipitaba fallando tres triples consecutivos. Quedaban cuatro minutos y el Real Madrid mandaba por 73-76.

    El Real Madrid se lleva el gato al agua

    Louis Bullock quería el balón. Botaba con tranquilidad, atacaba el aro con sosiego y anotaba con igual delicadeza. Gracias a él, el Real Madrid mantenía una iniciativa que valía su peso en oro. Cuatro puntos de Kornel David impidieron la ruptura definitiva del choque, pero aun así el equipo blanco llegó al último periodo ganando por 77-80.

    Dos tiros libres de Felipe Reyes pusieron aun más cuesta arriba el partido para el TAU Cerámica, pero Calderón apareció con un triple que devolvía la esperanza: 80-82, 40 segundos por delante. Y Burke falló… pero apareció Felipe inteligentemente para atrapar un rebote ofensivo que vale el primer paso hacia la final. Dos tiros libres de Louis Bullock sellaron la suerte final, con 82-84.

    82 - Tau Cerámica (29+16+24+13): Pablo Prigioni (6), Arvydas Macijauskas (29), Sergi Vidal (6), Kornel David (11), Luis Scola (8) -cinco inicial-, Tiago Splitter (6), Andrew Betts (6), Roberto Gabini (-), José Manuel Calderón (10) y Travis Hansen (-).

    84 - Real Madrid (21+18+21+24): Mous Sonko (4), Louis Bullock (23), Mickael Gelabale (-), Felipe Reyes (13), Axel Hervelle (8) -cinco inicial-, Pat Burke (23), J. Hamilton (11), Antonis Fotsis (-), Alberto Herreros (-), Antonio Bueno (2) y Jay Larrañaga (-).

    Arbitros: Mateo Ramos, Kiko De la Maza y Oscar Perea. Excluyeron por personales a Axel Hervelle (m. 35).

    Incidencias: Primer partido de la serie final por el título de campeón de la Liga ACB, de Baloncesto, disputado en el Pabellón 'Fernando Buesa Arena' con una asistencia, según datos oficiales, de 9.323 espectadores (lleno total). Muy pocos minutos antes del comienzo de la confrontación, Sergi Vidal rompió uno de los aros al efectuar un mate, aunque fue reparado en un tiempo casi récord, lo que no impidió que hubiera un pequeño retraso en el comienzo del lance. En el palco de autoridades, numerosos invitados para seguir el encuentro en directo, como el presidente de la Liga ACB y de la ULEB, Eduardo Portela; el seleccionador nacional, Mario Pesquera; varios representantes del Real Madrid, con Lolo Sáinz a la cabeza; el alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso; y algún que otro consejero en funciones del Gobierno Vasco, como Alvaro Amman.
  • Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM




    © ACB.COM, 2001-