Artículo

El TAU Cerámica olvida el minuto imposible y supera al Real Madrid (69-74)
El TAU Cerámica jugará la final de la Supercopa ACB tras imponerse al Real Madrid por 69-74 en un encuentro emocionante, competitivo y muy igualado. El equipo vitoriano eliminó el fantasma del “minuto imposible” y del título evaporado cuajando una actuación muy sólida y eficaz, apelando al talento y capacidad anotadora de Luis Scola (20 puntos), a la muñeca de Erdogan y a la sensacional dirección de Prigioni. El Real Madrid, algo más verde a estas alturas de la temporada, respondió a base de triples y con la contundencia de Gélabale y Sinanovic, esta vez insuficiente para dar la vuelta al choque y repetir aquella hazaña


Los 20 puntos de Luis Scola han sido claves para la victoria vitoriana

  • Estadísticas del partido
  • Todas las jugadas
  • Carta de tiro
  • Evolución del marcador
  • Rueda de prensa del TAU Cerámica
  • Rueda de prensa del Real Madrid
  • Declaraciones post-partido de los jugadores

    Granada, 8 Oct. 2005.- La temporada 2005-06 arrancó oficialmente esta tarde con un interesante encuentro entre Real Madrid y TAU Cerámica, los dos últimos finalistas de la ACB y protagonistas del desenlace más increíble de los últimos tiempos. Hoy, tres meses y medio después, se repitieron las dosis de igualdad y, en un final menos épico, el TAU Cerámica logró una ‘mini-venganza’ clasificándose para la lucha por el título.

    En un encuentro igualadísimo y con constantes vaivenes, el equipo entrenado por Pedro Martínez supo imponer su mayor constancia y peligro letal bajo tableros para deshacerse del vigente campeón liguero y vencer por 69-74. Un excelente tercer periodo fijó las bases del triunfo, inquietado por una remontada blanca en el inicio del último cuarto… pero sellado con los puntos de Scola y Erdogan para hacer finalista al TAU Cerámica.

    Con los lógicos ‘debes’ del mes de septiembre, ambos conjuntos apuntaron buenas maneras y trazaron las bases de sus nuevos proyectos. Un letal juego exterior, los blancos, y un potentísimo cóctel de pívots, los baskonistas. Y con esas armas, bien aderezadas con sólidos complementos en todas las líneas, jugaron un partido tan competitivo como igualado y entretenido.

    Por el TAU Cerámica, vencedor, Luis Scola hizo honor al logo de oro que adereza su camiseta como MVP de la fase regular ACB, sumando 20 puntos y 5 rebotes en una exhibición individual. Junto a él, Erdogan sacó brillo a su muñeca con un papel vital desde el exterior, y Kornel David y Tiago Splitter hicieron también mucho daño bajo tableros. Pablo Prigioni, sin apenas mirar el aro, fue decisivo con sus asistencias y robos de balón. Su suplente, el joven Ukic, dejó flashes de calidad. En cambio, Drobnjak y el debutante Jacobsen apenas dejaron su impronta en Granada.

    Y por el Real Madrid, derrotado, Igor Rakocevic demostró estar acoplándose a buen ritmo y poder ejercer de base y asumir un gran rol anotador, mientras que Louis Bullock siguió siendo vital, Hervelle atinó en los triples y Gélabale voló una vez más, cuajando un sobrio choque. Del resto de novedades, se lució Nedzad Sinanovic, contundente bajo tableros, y Hernández-Sonseca, que demostró estar capacitado para rendir ya en el Real Madrid.

    Del minuto imposible a un arranque muy posible


    Dura lucha bajo tableros en un encuentro muy competitivo

    Si la ACB concluyó con el “minuto imposible”, el primer minuto de la nueva temporada tuvo los mismos protagonistas pero muy diferentes sensaciones. Muchos menos nervios, ideas muy claras, competitivad y, sobre todo, caras nuevas que demostraron que desde aquello ha pasado todo un mundo. Así, Rakocevic estrenó el electrónico a los 20 segundos y Kornel David igualó rápidamente: 2-2 y el fantasma del “minuto imposible” bien lejos de Granada.

    Rápidamente, ambos equipos dejaron claro donde están sus puntos fuertes: el juego interior, los baskonistas, y el exterior, los blancos. Esas líneas se repartieron todos los puntos de los primeros seis minutos, saldados con 7-10 ante la mayor efectividad de unos excelentes Kornel David y Luis Scola (que continuaba su duelo particular con Felipe Reyes). Bien asistidos por Prigioni, los dos pívots sumaban y sumaban… y sólo el lastre de las faltas personales (dos para cada uno en el primer periodo) pudo frenar su efecto devastador. Como respuesta, el juego exterior del Real Madrid anotaba con continuidad y tenía una mayor ayuda de sus pívots, excelentes en el rebote ofensivo y cada vez más activos en defensa. Si Rakocevic lideraba en ataque (4 puntos), Hernández-Sonseca era un sólido pilar (3 y 5 rebotes). Así, el partido tendía a la total igualdad: 15-15 al término del primer periodo.

    El TAU responde al ataque triplista del Real Madrid

    El Real Madrid afinó la puntería en el segundo cuarto. Triple de Gélabale. Y de Bullock. Y de Tomas y Hervelle (dos). Cinco en este segundo acto, dando la iniciativa a los de Maljkovic, con una renta que pudo ser letal (21-15, máxima) pero no lo fue en absoluto ante la feroz resistencia del TAU Cerámica, aguantando en pie gracias a Roko Ukic y Erdogan y, más tarde, a la sabia dirección de Prigioni y de nuevo los puntos interiores. Con tal receta, los de Pedro Martínez lograron nivelar la balanza e incluso irse al descanso en ventaja: 38-39.

    El TAU Cerámica responde a los vuelos de Gélabale con mucha solidez

    El tercer cuarto arrancó con grandes dosis de espectáculo. Gélabale voló de nuevo para lograr un mate espectacular y, tras ‘conformarse’ con una bandeja aérea, volvió a machacar con fuerza, ahora en la cara de un rival. Entre tanto, Prigioni y Splitter concectaban para un alley-oop que permitía al TAU Cerámica igualar su máxima ventaja (46-50). Crecería segundos después, desde una férrea defensa y encestes consecutivos de Erdogan y Scola (48-56, m. 28).

    Scola, el MVP de la liga regular 2004-05, estaba haciendo añicos la defensa del Real Madrid sin que éste encontrase una solución. Tampoco los blancos brillaban en ataque, sometidos por una creciente buena defensa baskonista y la pérdida de tino en los triples, con ‘agua’ en todo el tercer periodo. Pese a todo, los de Maljkovic lograron salir vivos de estos flojos minutos: 54-60 entrando en el último cuarto.

    Sinanovic revive al Real Madrid, pero el TAU impone su oficio


    Pablo Prigioni no ha anotado pero ha sido decisivo con su dirección

    Sinanovic puso la primera piedra de la remontada complicando las cosas a Scola y machacando luego el aro, y tras un triple de Bullock, cambió el signo del choque con un gran mate (63-62, m.33). Pero el bosnio sigue siendo todavía un jugador a medio hacer y eso se notó con su tercera falta y una airada protesta saldada en técnica. El TAU no lo desaprovechó, tomando de nuevo ventaja (63-66) al entrar en el umbral de los últimos cinco minutos.

    Otros dos puntos de Scola abrieron un poco más de brecha (63-68), pero dos triples de Bullock y Hervelle neutralizaron la escapada, fijando un resultado conocido (69-70), aunque inverso al de aquel increíble 26 de junio. Una canasta de Splitter deshizo el hechizo nostálgico situando el marcador en 69-72, inamovible durante dos minutos pese a los intentos del Real Madrid, precipitado y errático. Dos tiros libres de Erdogan acabaron de sellar el triunfo vitoriano: 69-74 y final.
  • Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-