Artículo

El ímpetu del CB Granada supera al Unicaja (73-71)
El CB Granada se enfrentará este domingo al TAU Cerámica en la final de la Supercopa ACB tras derrotar al Unicaja, al que dominó con claridad para acabar sufriendo y venciendo por 73-71 ante el éxtasis de su afición, que acabó haciendo la ola. Los seguidores granadinos auparon a su equipo, pleno de intensidad e ímpetu para avanzar a la primera final nacional de su historia. El título está ahora un poco más cerca para ellos, metidísimos en el torneo y con una enorme lucha en cada minuto disputado. Con la garra y los triples como principales aliados, el ‘Cebé’ sometió a un Unicaja disminuido por las lesiones y que jugará con el Real Madrid por el tercer y cuarto puesto


Triunfo histórico para el CB Granada, que jugará por el título

  • Estadísticas del partido
  • Carta de tiro
  • Rueda de prensa del Unicaja
  • Rueda de prensa del CB Granada

    Granada, 8 Oct. 2005.- Granada tiene hambre de baloncesto y de títulos y llevó en volandas al ‘Cebé’ hacia la primera final nacional de su historia, la de una Supercopa que se vive con una enorme intensidad en la preciosa ciudad andaluza. Casi tanta intensidad como la que destiló el conjunto entrenado por Valdeolmillos, todo garra y pundonor para derrocar a su vecino Unicaja.

    El C.B. Granada hizo un magnífico partido, brillando especialmente desde el descanso. Su vendaval de intensidad pasó por encima de un conjunto malagueño totalmente mermado por las lesiones de Nicevic, Brown y Makshantev, y que se desinfló a partir del minuto 15.

    Curiosamente, el ‘modesto’ Granada basó su juego en una gran profundidad de plantilla y variedad de recursos. Hasta ocho jugadores anotaron cinco o más puntos, repartiéndose el protagonismo y lo sonoros aplausos del público. El ‘Cebé’ estaba en la final, compitiendo ahora por un título sin demasiada tradición pero de mucho valor para un equipo de tal modestia.

    Por el Unicaja, muy poquito. Carlos Cabezas fue el mejor, el hombre del partido, pero le faltó compañía. Unos buenos minutos de Santiago y una reacción final fueron de lo poco más salvable. Y es que, aparte de Cabezas, nadie tomó el mando, con Garbajosa o Herrmann perdidos en combate.

    Vaivenes iniciales


    Corsley Edwards, uno de los bastiones granadinos

    Aupado por un público volcado, el CB Granada empezó con mucha intensidad. Quizá hasta demasiada, pues las dos faltas de Sanmartín y Chris Owens fueron un precio demasiado caro para un 7-4 inicial. Más aún cuando el Unicaja, con una extraña configuración producto de las faltas, empezó a surtir de balones a Daniel Santiago y éste a colgarse del aro y anotar punto tras punto hasta elevar su cuenta a 8 tantos y la renta malagueña a 9-14.

    Un arrebato de Tutt propició un 4-0 local, pero fue Gianella quien devolvió el mando a los de Valdeolmillos: un triple y un 2+1, respondiendo a cuatro puntos de Carlos Cabezas como “2”, saldaron el primer periodo con ventaja granadina: 19-18 y el sueño de la final, muy vivo.

    El Granada se escapa


    El CB Granada regaló a su afición un triunfo histórico

    Los primeros compases del segundo periodo fueron un interesante pulso, con minutos de máxima igualdad y sin que ninguno lograse tomar ventaja. Hasta que un triple de Roberto Gabini culminó un parcial 7-0 y dejó el electrónico en 32-27. La defensa granadina era un muro casi infranqueable y la renta creció un punto más (34-28) antes de que Lázaro la redujese para dejarla en 34-30 al intermedio.

    …y rompe el partido

    El ímpetu de Edwards y Owens mantuvo al CB Granada en un pico de intensidad, dominando el partido, y un triple de Nacho Ordín elevó otro pasito la máxima renta (39-32)… disparada minutos después. El ‘Cebé’ estaba desatado, con triples de Sanmartín y Jesús Fernández y la ventaja por primera vez por encima de la decena de puntos: 49-35.


    Unicaja lo intentó, pero chocó contra la gran defensa del Granada

    El Unicaja estaba completamente desarbolado y hasta jugadores tan infalibles como Berni Rodríguez, esta vez cometían errores de bulto. No conseguían reaccionar y el último cuarto se cernía cual guillotina sobre sus opciones de título en la Supercopa: 54-40. Ya sólo les quedaba apelar a una remontada épica.

    Sentencia, victoria y final

    Los malagueños lo intentaron en el último cuarto, elevando el listón defensivo y frenando el ataque granadino, mucho más espeso tras tocar techo en el 56-40. Pero claro, Unicaja no anotaba y sin puntos tanta diferencia es totalmente imposible. Lo intentaron a triples y redujeron la desventaja a nueve puntos (58-49; minuto 35), pero una técnica a Scariolo pareció finiquitar el choque (64-49). Al final, el Unicaja redujo la renta hasta rozar la machada, llegando a situarse a tan sólo tres puntos (70-67) con 12,7 segundos, pero no pudo dar la vuelta al choque y un triple sobre la bocina de Berni Rodríguez fijó el 73-71 final.
  • Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-