Artículo

El Pamesa Valencia somete al Akasvayu y espera rival en semifinales (82-68)
El Pamesa Valencia es el primer semifinalista de la Copa del Rey de Madrid al derrotar con claridad al Akasvayu Girona (82-68). Los gerundenses, luchadores pero desatinados, nunca pudieron hacer frente a la espectacular solidez que un soberbio Vule Avdalovic impregnó al equipo taronja. Los puntos y trabajo interior de Dimos Dikoudis (21 puntos) y Albert Miralles (13) complementaron a la perfección el partidazo del serbomontenegrino, autor de 29 puntos y una sensación de dominar totalmente el encuentro. El Pamesa esperará en semifinales al ganador del Unicaja – Gran Canaria Grupo Dunas (21:00, la 2)


El Pamesa Valencia logró una convincente victoria y espera rival en semifinales

  • Estadística del partido

  • Carta de tiro

  • Cinco en pista

  • Evolución del marcador

  • Rueda de prensa Pamesa Valencia

  • Rueda de prensa Akasvayu Girona

  • Declaraciones post-partido de los jugadores


  • Madrid, 16 Feb. 2006.- La magia de la Copa del Rey inundó Madrid desde las primeras de cambio. El Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid vivía desde el inicio un excelente ambiente, pudiendo contemplar el porqué este evento es muy diferente a todo lo demás. Aquí no importa si llegas con tres derrotas seguidas o con cuatro triunfos consecutivos, si tu plantilla tiene más o menos estrellas. Aquí importa cómo juegas, cómo respondes bajo presión.

    Y en todo eso fue superior el Pamesa Valencia, justo vencedor para alcanzar la que es la sexta final en la Copa del Rey en las últimas nueve temporadas. Es su competición y le dio igual su mala racha o que en el Akasvayu Girona haya un buen número de campeones a lo largo y ancho de Europa. Jugó mucho mejor, desde la inteligencia y absoluto control de todos los aspectos del juego.

    El Pamesa Valencia asustó por su defensa y por tener a un cerebro descomunal, un Vule Avdalovic que se olvidó de sus problemas físicos para hacer un partido simplemente espectacular. Él fue el instigador de una victoria que tuvo en su segundo y gran pilar a Dimos Dikoudis, determinante bajo tableros. Al jugador griego se le unió un atinado Albert Miralles para comandar la victoria y un autoritario dominio bajo tableros.

    Dikoudis, protagonista desde el inicio


    El Akasvayu Girona sólo aguantó tímidamente en el segundo periodo

    El Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid respiraba baloncesto desde muchas horas atrás, pero Dikoudis se encargó de certificarlo alzando al marcador los dos primeros puntos del encuentro, de la fiesta del baloncesto. Sin duda animado, el griego continuó como gran protagonista al castigar una y otra vez el aro del Akasvayu Girona durante unos minutos en los que protagonizó un duelo eléctrico con su par, Germán Gabriel.

    Si cinco puntos seguidos del jugador del Akasvayu dieron a éstos una cierta ventaja (4-8), el poderío del internacional griego cambió el choque: 13-8, con ocho puntos en su haber. Añadía dos Garcés para hacer evidente la superioridad interior del Pamesa Valencia, que hacía suyo el rebote y hacía sudar tinta a sus rivales.

    Edu Torres apostó por introducir a las torres Dueñas-Vázquez y además, Dikoudis se fue al banquillo con dos faltas al filo del final del primer periodo (19-15). Pero ni así. Quizá incluso todo lo contrario, pues el Pamesa hizo suyo el ritmo y la versatilidad y esfuerzo de Albert Miralles, abriendo huecos para que Vule Avdalovic machacase a los catalanes con dos triples casi consecutivos, hicieron trizas el electrónico: 30-17 (m.13).

    Akasvayu reacciona y llega vivo al descanso

    La irregularidad del Akasvayu Girona estaba de nuevo a prueba. En su cita más importante debía remontar 13 puntos frente a un rival que rezuma solidez y control desde las manos de Avdalovic y la experiencia de Timinskas. La inmensa presencia de Roberto Dueñas y el ingente talento de Raül López (cuatro puntos seguidos) eran el motor de la esperanza.

    Avdalovic se fue al banquillo y Raül López recuperó el timón del encuentro, encontrando a sus compañeros en excelentes situaciones para devolver una cierta igualdad al electrónico: 34-29, con cinco puntos consecutivos de Terrell Myers. Una tendencia que resultaba imparable hasta llegar al descanso con un ajustado 37-35.

    El vendaval taronja arrecia tras el intermedio


    El Pamesa Valencia se apoyó mucho en el poderío de Dimos Dikoudis

    Un nuevo empujón de Dikoudis en el inicio del tercer periodo devolvió el mando al Pamesa Valencia (45-39). Un triple del luchador Yebra, hoy titular, y otro de un desaparecido Stepp propiciaron un parcial 8-0 para destrozar de nuevo el electrónico: 51-39 (m.24). Tiempo muerto de Edu Torres, arenga y confianza en su quinteto... y ostensible mejoría defensiva.

    El vendaval taronja amainó por dos minutos, pero el Akasvayu Girona no lo aprovechó en absoluto. Raül López lo intentaba, pero nada, tampoco los tiros de McDonald iban atinados y Fran Vázquez... bueno, no era el día de Fran. Sí lo era, sin duda, de Avdalovic y Dikoudis: dos canastotes y partido más naranja que nunca. Nueva reacción de Torres, mediante versatilidad e intimidación en la figura de sus dos mejores pívots de la primera mitad, ausentes en el caos del arranque: Gabriel y Dueñas. Quedaban 13:30 y el marcador podía asustar a la armada gerundense: 55-41.

    Pero en la cabeza del Akasvayu nada parecía imposible. El partido pintaba así de mal hace una semana en la propia capital, frente al Real Madrid, y tuvo un final bonito para sus intereses. Pero tenía que reaccionar YA, sin más dilación. Y no parecía hacerlo, pues no sólo se mantenía la diferencia sino que Avdalovic manejaba el encuentro a su antojo y sólo los tímidos intentos de Raül López y Germán Gabriel amenazaban el plácido camino taronja hacia el triunfo (62-50, final del 3ºQ).

    La defensa taronja hacía imposible la reacción del Akasvayu Girona. Un triple de Germán Gabriel fue su único acopio en casi cinco minutos, y el Pamesa aprovechó para sentenciar el choque: 69-53 (m. 35). Los de Edu Torres ya no tenían nada que hacer, y pese a su rebeldía a la derrota, acabaron imponiéndose por 82-68.

    Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-