Artículo

¡TAU Cerámica, campeón de la Copa del Rey!
El TAU Cerámica vuelve a reinar en la Copa del Rey. El Pamesa Valencia fue su última víctima, demolido por el extraordinario ataque vitoriano, una máquina de anotar capaz de dominar desde el primer hasta el último minuto del torneo. Los taronja lo intentaron y rozaron una remontada imposible, pero el título fue del TAU Cerámica (80-85), que eleva así su quinto trofeo de la Copa del Rey. Pablo Prigioni tuvo una actuación memorable, destrozando el récord de asistencias y siendo proclamado MVP de la competición. Luis Scola, Casey Jacobsen y un decisivo Erdogan, que gana el Trofeo Winterthur al Anotador más seguro


El TAU Cerámica conquistó su quinta Copa del Rey

  • Estadísticas del partido

  • Carta de tiro

  • Cinco en pista

  • Evolución del marcador

  • Rueda de prensa del TAU Cerámica

  • Rueda de prensa del Pamesa Valencia

  • Declaraciones post-partido de los jugadores

  • Prigioni, MVP de la Copa del Rey

  • Prigioni bate el récord de asistencias

  • Erdogan gana el trofeo Winterthur

  • Los detalles del campeón

  • Erdogan gana el trofeo Winterthur

  • TAU: 120 minutos por delante


  • Madrid, 19 Feb. 2006.- El TAU Cerámica vuelve a reinar en la Copa del Rey, dos años después y con una superioridad absoluta. 120 minutos de claro dominio acabaron de la única manera posible, con el equipo vitoriano subido al podio y celebrando un título por el que nunca pasó grandes apuros.

    El equipo entrenado por Velimir Perasovic fue un auténtico ciclón, sometiendo en el arranque a un Pamesa Valencia que se fue hacia arriba y llegó a amenazar el hasta entonces indiscutible triunfo baskonista. El TAU Cerámica manejó rentas superiores a los 20 puntos y demolió la defensa rival con constantes triples y las letales asistencias de Pablo Prigioni, con p de pase: hasta 12 en los primeros 27 minutos para el récord histórico de la competición.


    Pablo Prigioni, de récord y MVP

    Al final Prigioni elevó su cuenta hasta las 15 asistencias para erigirse en el incontestable artífice del éxito vitoriano y MVP de la competición. El base argentino demostró que se pueden marcar diferencias sin anotar apenas, sino consiguiendo que otros lo hagan. Pero además suyo, el TAU fundamentó su triunfo en otros dos ejes: el dominador Luis Scola, que volvió a socavar los aros rivales para hacer otro partidazo, y los fenomenales triplistas Jacobsen, Hansen y Erdogan, constantes castigadotes desde las alas.

    Todo ello aderezado con una gran defensa que minimizó a la mínima expresión el ataque de un Pamesa Valencia que acusó el cansancio y no tuvo su mejor día. Avdalovic apenas apareció, tampoco Timinskas exhibió más que unas gotas de su clase, y Miralles y Garcés no fueron nunca una fuerza interior. El voluntarioso Junior Harrington y un Dimos Dikoudis que ya exhibe visos de estrella lideraron la resistencia y estuvieron cerca de hacer posible lo imposible, situando al Pamesa a siete puntos en varios momentos del último periodo, y a cinco en el minuto final.

    En ellos surgió Serkan Erdogan, que resolvió el encuentro al encadenar 11 puntos seguidos para mantener al TAU Cerámica claramente arriba y sellar así un triunfo histórico, el quinto título baskonista en la Copa del Rey.

    Demoledor TAU Cerámica en el arranque


    Casey Jacobsen abrió el encuentro con sus triples

    El TAU Cerámica salió a un ritmo demoledor, sometiendo al Pamesa Valencia en defensa. El equipo taronja no exhibía trazas del equipo que sorprendió a propios y extraños alcanzando la final, y en un momento ya cedía por 2-12. Siete puntos de Jacobsen causaban estragos a la vez que el Pamesa erraba tiros en posiciones complicadas (sensacional Splitter en intimidación y rebote), quizá a causa de los nervios.

    Un triple de Yebra pareció desatascar (5-12) el obtuso ataque taronja, pero el balón cayó en manos de Luis Scola y éste siguió medrando la resistencia rival: siete puntos consecutivos y el TAU Cerámica escapándose a una velocidad sideral (5-19). Por si fuera poco, Prigioni estaba sometiendo a Avdalovic desde la defensa y surtiendo de asistencias a sus jugadores, ahondando en la escabechina: 5-26 (m. 8). El Pamesa reaccionó ligeramente, pero cerró el primer cuarto con igual déficit: 8-29.

    Junior Harrington salió del banquillo y lideró la acometida del Pamesa Valencia, que mejoró notablemente en el segundo periodo y llegó a reducir la renta hasta 15 puntos (27-42), aumentados con celeridad por el contundente ataque baskonista, letal desde el triple (28-49). Tres tiros libres toronjas dejaron el choque en 31-49 al intermedio.


    Pablo Prigioni batió el récord de asistencias en el tercer periodo

    Dikoudis y Harrington continuaron el impulso previo al descanso para situar a su equipo a 14 puntos (35-49), un halo de esperanza ante el desastre de los primeros 20 minutos. Ya sumaba con más fluidez en ataque, pero es que el TAU Cerámica no cedía. Seguía bailando al ritmo marcado por Prigioni y los triples de sus estrellas, y la diferencia se mantenía alrededor de los 20 de renta.

    Pablo Prigioni estaba desbordando la defensa del Pamesa Valencia, pero también haciendo historia. Con un nuevo pase para Luis Scola elevaba su cuenta de asistencias a 12, superando el tope histórico de Michael Anderson y Pablo Laso, que habían logrado 11. Entre tanto, el partido seguía su transcurso, con el TAU mandando con autoridad y el Pamesa Valencia luchando contra los elementos y llegando al último periodo vivo: 52-66.

    Por encima de todo, a lo largo de la Copa del Rey los de Casas han demostrado tenacidad... y el torneo copero no se iba a ir más dosis de emoción. Cinco puntos de Mindaugas Timinskas, otros dos del entonado Junior Harrington y un mate de Dimos Dikoudis hicieron frotarse los ojos a la entusiasta afición baskonista: 61-68 a 7:59. Había partido, vaya si lo había.


    Junior Harrington fue el mejor en la resistencia del Pamesa Valencia

    Dimos Dikoudis estaba haciendo mella en la defensa vitoriana y su cuenta marcaba ya 26 puntos, pero en el TAU Cerámica estaba Serkan Erdogan. Casi desaparecido hasta los últimos minutos, el turco hostigó la zona valenciana (recurso de emergencia) para encadenar 11 puntos consecutivos y aguantar él solo el embate taronja: 70-79 a 2:02.

    El Pamesa Valencia no cejó en su empeño e incluso llegó a situarse a cinco puntos (74-79) entrado el último minuto, pero no había tiempo (minuto imposible aparte) y la victoria fue finalmente del TAU Cerámica, dominador copero de los últimos años.

    Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-