Entrevista

Macijauskas: "Éste es el peor año de mi carrera"
Tras entrevistar a Charlie Villanueva y Fabricio Oberto, continuamos con los Rookies NBA hablando con Arvydas Macijauskas, que tras pasar por el TAU Cerámica está disputando su primera campaña en la NBA. El escolta, que milita en los New Orleans Hornets, se muestra “muy frustrado por mi actual situación”, en el que considera que es “el peor año de mi carrera”. Mache espera “que llegue un traspaso para que cambie una situación, porque yo amo el baloncesto y necesito jugar minutos”. "Yo vine aquí no por el dinero, sino por mis ganas de competir y aprender en una liga en la que están los mejores jugadores del mundo", añade


Arvydas Macijauskas no está entrando en los planes del técnico Byron Scott

Arvydas Macijauskas dejó el Tau Cerámica la temporada pasada para recalar en los New Orleans Hornets, una franquicia que sufrió como ninguna otra el demoledor paso del Huracán Katrina. El alero lituano, que firmó una media superior a los 17 puntos por partido en sus dos temporadas en la ACB, apenas cuenta para su actual entrenador, Byron Scott, siendo uno de los jugadores menos utilizados de la plantilla.

“Mache”, uno de los seis lituanos que ahora mismo militan en equipos NBA (Jasikevicius, Andriuskevicius, Ilgauskas, Kleiza y Songaila completan la lista), no ha conseguido llegar a la barrera de los 20 partidos, y apenas promedia dos puntos en cada encuentro. El jugador es el noveno mejor pagado de los Hornets, con un contrato de tres años, el tercero con opción de renovar para el jugador, con 2,5 millones de dólares por temporada.

¿Cómo valoras hasta el momento tu temporada de rookie?
Evidentemente no estoy nada satisfecho con mi trayectoria hasta el momento. Está siendo un año muy duro, sin duda el peor de mi carrera. Yo vine aquí no por el dinero, sino por mis ganas de competir y aprender en una liga en la que están los mejores jugadores del mundo.

¿Crees que te beneficiaria ir a otro equipo buscando más oportunidades?
A mí me gustaría jugar aquí, porque hay un buen equipo y los resultados están siendo buenos. Soy consciente que no puedo exigir 30 minutos en cada partido, pero también hay que tener en cuenta que yo he llegado a la NBA tras ser un jugador muy importante en Europa. Si no puedo jugar aquí espero que llegue un traspaso para que cambie esta situación, porque yo amo el baloncesto y necesito jugar minutos.

Cuando fichaste por los Hornets no estaba Desmon Mason. ¿Cómo te sentiste cuando llegó este jugador?
Está claro que cada vez que voy conociendo más la NBA me doy cuenta de que esto es básicamente un negocio. La llegada de algunos jugadores me ha dejado con pocas oportunidades. Si tuviera 20 años esto no sería un problema, pero tengo 26 años, la mejor edad para un jugador, y no puedo estar tres años en un banquillo.

Sarunas Jasikevicius, a pesar de contar con muchos minutos, comentaba exactamente lo mismo...
En Lituania el baloncesto es el primer deporte y los jugadores lo vivimos con mucha intensidad. Para nosotros es difícil aceptar que aquí el baloncesto está mucho más cerca del negocio que del deporte.

¿Has pedido personalmente el traspaso?
Yo ya he mostrado esta sensación personal, pero el técnico dijo que quería que yo siguiera. Mi inglés quizá no es aún bueno y lógicamente te cuesta entender cosas del juego de aquí, aunque creo que podría ser útil al equipo.

Los cinco mejores anotadores del equipo juegan desde el perímetro...
Somos un equipo que anotamos mucho desde fuera y además hay que tener en cuenta que los resultados están siendo muy buenos, mucho más de lo esperado. Yo estoy muy feliz por estar en un equipo que actualmente jugaría Playoff, pero está claro que con estos resultados tan buenos aún es más complicado que cambien las cosas.

¿Crees que aquí se te valora sólo como un buen tirador exterior?
Creo que puedo aportar muchísimas más cosas que simplemente el tiro de tres puntos. Estoy preparándome muy fuerte físicamente porque la próxima temporada quiero tener más opciones, y tengo claro que el aspecto físico aquí es determinante.

Se ha dicho en alguna ocasión que Byron Scott era un entrenador muy duro y exigente, ¿se parecen en algo Byron Scott y Dusko Ivanovic?
No se parecen en nada, aunque los dos son buenos técnicos. Ivanovic es muchísimo más duro, no tengo ninguna duda.

Estar en posiciones de Playoff jugando en la Conferencia Oeste no el algo precisamente sencillo...
No tengo ninguna duda de que este año disputaremos los Playoff, y con un equipo joven y tras lo sucedido en la ciudad este pasado verano creo que es algo muy destacable.

El éxito está siendo importante en Oklahoma City....
Es algo muy importante lo que se está logrando en la ciudad. No había ningún equipo de las grandes ligas y la respuesta de la gente está siendo increíble. Tras esta gran aceptación creo que se están planteando albergar algún equipo de otra especialidad deportiva.

Uno de los mejores rookies de la temporada es Chris Paul. ¿Qué te está pareciendo su juego?
Creo que en dos o tres años se convertirá en el mejor base de la NBA. Es increíble ver cómo se comporta en la pista, donde es capaz de hacer muchísimas cosas, pero también fuera de ella, donde demuestra ser un chico muy centrado. Entrena durísimo y tiene una gran ambición.

Un ex compañero tuyo, José Manuel Calderón, también está destacando en su temporada de debut en la liga...
Él está teniendo bastantes oportunidades y creo que está respondiendo perfectamente a la confianza que le dan. Es un grandísimo jugador y este año está colocando las bases de la que seguro será una gran carrera en la liga. La próxima temporada seguro que jugará mucho más.

Tu último partido en España fue realmente triste. ¿Qué recuerdas de aquella final ante el Real Madrid?
Es, sin ninguna duda, el peor partido de mi vida. No es normal que nos remontaran ocho puntos en menos de un minuto. Tengo las imágenes totalmente grabadas en mi mente, creo que es algo que jamás podré olvidar. El Tau Cerámica era el campeón, teníamos el título en nuestras manos, pero es algo que a veces sucede en el deporte, y tuvimos la mala suerte de que nos pasara a nosotros.

Tu ex equipo, el Tau Cerámica, acaba de ganar la Copa del Rey. ¿Cómo te enteraste?
He seguido la competición y posteriormente hablé con Pablo Prigioni y Luis Scola. Tras lo que pasó en los últimos Playoff creo que era importante que el club consiguiera rápidamente un título tan importante como la Copa del Rey. Personalmente me alegré muchísimo, porque pasé dos grandes años en un club excepcional y en una ciudad preciosa.

Ha habido rumores sobre un posible regreso tuyo a España, ¿hay algo acierto?
Yo ahora me quiero centrar en mi carrera en la NBA, auque nunca sabes donde puedes acabar. Tengo dos años y una opción para una tercera temporada y por el momento intentaré buscarme un sitio en esta liga.

Si no te llegara esta oportunidad, ¿te gustaría volver a jugar en la ACB?
Por supuesto que si, porque si no juegas en la NBA no hay una mejor opción que la ACB. Es una gran competición y además me siento muy bien en España, un país en el que me sentí muy bien durante dos años. La ACB es, con diferencia, la mejor liga que hay en Europa.

Marcus Ramon
ACB.COM

Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-