Crónica

El Unicaja roza la gloria en otro partidazo (83-78)
El espectáculo de la Final ACB elevó aun más su listón con un segundo partido brillante, sensacional. Al buen juego y emoción del primer envite acompañó esta vez máxima igualdad hasta los últimos segundos.Pasión, colorido y corazones al borde del infarto hasta el estallido final: ¡Unicaja! Los malagueños volvieron a triunfar, 83-78, y se adelantan ya 2-0: están a un paso de la gloria liguera. Fue un choque de titanes, convertido en un vendaval ofensivo en unos últimos 15 minutos espectaculares; ganó Unicaja pero el TAU Cerámica siempre estuvo ahí, respondiendo a cada embate local y aguantando hasta que ya no pudo más. En Vitoria, el miércoles, primer ‘match-ball’ malagueño


Málaga vibró con el segundo triunfo de un Unicaja formidable

  • Estadística del partido
  • Listado de jugadas del partido
  • Carta de tiro
  • Análisis de rotaciones
  • Evolución del partido
  • Todas las canastas
  • Rueda de prensa de Unicaja
  • Rueda de prensa de TAU Cerámica
  • Declaraciones post-partido de los protagonistas

    Málaga, 18 Jun. 2006.- ¡2-0! El título ACB muy cerca de las vitrinas del Unicaja, un grande aún sin corona. Los malagueños hicieron un partido fantástico, tan formidable como alto puso el listón el TAU Cerámica, también a alto nivel. Un encuentro que pudo ganar cualquiera, que se convirtió en un toma y daca y coronó el coraje de Cabezas y la clase de un Marcus Brown que no parece cansado de ganar títulos.

    ¡2-0! Un resultado que puede asustar en Vitoria, pero que no da fe de la gran igualdad sobre el Martín Carpena en este fin de semana de pasión verde. El Unicaja ha sido mejor, sin duda, pero el TAU Cerámica no le ha ido muy lejos: ha dominado durante muchos minutos y ahí ha estado en los restantes. Vitoria bien podría cambiar las tornas; allí sólo ha perdido un partido desde noviembre.


    El Unicaja roza el primer título liguero de su historia tras otro partido espectacular

    ¡2-0! Málaga vibró con un partido sensacional. El Martín Carpena fue una olla a presión, un canto al unísono por el Unicaja. El TAU Cerámica no se arrendró, hizo un gran partido aun pese al desatino de sus estrellas, pero acabó claudicando ante un rival llevado en volandas desde las gradas. El corazón de Carlos Cabezas, su garra en los momentos clave, no tenían límites; la clase de Brown, tampoco. Florent Pietrus era una muralla defensiva, silenciosa y efectiva, y Garbajosa ahí estaba cuando se le necesitaba. La defensa también jugaba, maniatando a un Scola con problemas en cada balón recibido.

    ¡2-0! Una choque formidable que alcanzó cotas épicas en unos últimos 15 minutos en los que ambos equipos se enzarzaron en un combate ofensivo: punto tras punto, triple tras triple, mate tras mate. Scola, Splitter, el pundonor de Vidal y el cerebro de Prigioni, en un bando, en el otro los Cabezas, Brown, Garbajosa o Herrmann... y el público. Duelo a los puntos, de ‘KO’ nada; cinco bastaron para que la Final ACB tenga un color verde más vivo que nunca.

    A vueltas con Scola

    Unicaja y TAU Cerámica saltaron a la pista con un nombre en mente: Luis Scola. Los vitorianos, pensando en cómo surtirle de balones y conseguir que aportase puntos y opciones; los malagueños, a pararle. Scariolo, al contrario que en el primer partido, planteó continuos 2-contra-1 sobre el pívot argentino, acompañado en el quinteto titular por Splitter, en lugar de David, y por tanto defendiendo a Garbajosa en un gran duelo individual.


    Marcus Brown, máximo anotador del Unicaja con 16 puntos

    Los cuatro primeros balones a Scola acabaron en pérdida. La formidable defensa del Unicaja forzó errores del fenomenal pívot, incapaz de hacer mella en un muro constituido por Garbajosa, Santiago y hasta Herrmann. Problemas en ataque y en defensa, con dos faltas que le mandaron al banquillo tras 5:24. Cero puntos, –3 de valoración... y 13-9 para un Unicaja que no aprovechaba la oportunidad.

    Marcus Brown era un vendaval ofensivo, pero el equipo malagueño no encontraba a su referente del viernes, Daniel Santiago. Jugaba para él, pero agua. Pérdidas, tiros fallados y hasta tapones recibidos. Ni siquiera contra Drobnjak, que no jugaba desde cuartos de final y supuso un sorprendente as en la manga de Perasovic. El marcador fluctuaba, de un 17-9 a un 17-14, o al 19-16 del final del primer cuarto. Y sobre la pista estaba ya Pablo Prigioni, que saltó al parqué a 2:38 y aportó un poco más de sentido al ataque.

    Rotaciones y situaciones atípicas


    Sorpresas en las rotaciones: Drobnjak tuvo mucho protagonismo

    Empezaba el segundo cuarto y sobre la pista, sólo uno de los 10 titulares (Hansen). El TAU Cerámica, con Prigioni, buscaba sistemas largos y le salía bien: parcial 0-4 y primera ventaja (19-20). El Unicaja, en cambio, atacaba al base argentino con un eficaz Cabezas: triple y canasta de dos en penetración. 24-22 y alarma en el TAU Cerámica; Prigioni, cojeando, se retiraba al banquillo con tan sólo 2:46 del segundo periodo. Sólo el rebote ofensivo mantenía a un equipo vitoriano totalmente errático y sin referentes.

    Volvían a la cancha las piezas importantes, y el Unicaja se divertía y amenazaba con un jaque (30-25), pero un triple de Vidal, el retorno de Prigioni y los primeros puntos de Scola, aunque fuesen tiros libres, devolvía la equidad al choque: 30-30. En un momento todo parecía diferente. Y al siguiente, más aun: tercera falta de Scola, en ataque tras el esperadísimo pick&roll con Prigioni; Pietrus, pletórico en sus minutos en pista, estaba esperando y le ‘cazó’.

    Pese a todo, los tiros libres ampliaron el parcial a 0-8 (30-33) y Vidal volvió a afinar desde 6,25 metros: 32-36. Una canasta de Cabezas selló el 34-36 al intermedio. Prigioni se dejaba notar y el TAU Cerámica, sin hacer su mejor juego, se iba al descanso arriba. Era un partido extraño, con Santiago y Scola desconocidos (dos puntos y –1 de valoración entre ambos), Brown sentado desde el minuto seis (7 puntos en el arranque), los dos equipos cometiendo el doble de pérdidas que asistencias (3-9 en el Unicaja, 3-7 en el TAU Cerámica) e inusitado protagonismo para hombres como Pietrus (magnífico en defensa) y Drobnjak (correcto). Ante tal tesitura, Cabezas y Brown lideraban la ofensiva verde con 7 puntos y Kornel David, que rebañaba los rebotes ofensivos y balones sueltos y forzaba faltas, la visitante con 9.

    Se desató el vendaval ofensivo


    Carlos Cabezas, formidable: su corazón y talento impulsó al Unicaja

    El inicio del tercer cuarto puso en apuros al TAU Cerámica: tercera falta de Splitter y acto seguido, de David; Scola ya había alcanzado tal cita minutos antes. Responsabilidad para el montenegrino y el húngaro, pues, y nueva apuesta de Scariolo por la contundencia de Santiago: cinco puntos, sus primeros, pero 1/4 en tiros libres. Bien a medias. Un triple de Brown hizo el resto: parcial 6-0 y 44-42. Ocho minutos después, Unicaja de nuevo arriba.

    Siguieron unos minutos de intercambio de canastas, en los que el TAU Cerámica respondía a cada tentativa de escapada de un equipo malagueño que elevaba poco a poco el nivel de acierto. ¿Quién fallaría antes? ¿Y si nadie lo hacía? En un momento, 56-56 a 1:08; 26 puntos en cuatro minutos. Y en esas se llegó al último cuarto, con 60-58 y todo por decidir.

    Pietrus abrió el último cuarto con un mate y Garbajosa puso la guinda: sensacional defensa sobre Scola y triple a continuación. 65-58. El Unicaja ponía otra vez a su rival contra la lona... y éste respondía: cuatro puntos de Scola, dos de Vidal, un triple de Hansen y 69-67. El partido era simplemente espectacular y con tal guarismo entraba en sus últimos cinco minutos.

    Cabezas y Santiago impulsan al Unicaja al triunfo


    El TAU Cerámica lo intentó todo, pero la victoria fue de nuevo para Unicaja

    Una canasta forzada de Cabezas y cuatro puntos de Santiago desataron el delirio sobre el Martín Carpena: el partido volvía a estar muy cerca para el Unicaja, 75-69 a falta de tres minutos. Splitter, a través de balones doblados, y el pundonor de Vidal encabezaban la resistencia: 77-74 a 2:11.

    Una canasta de Marcus Brown a aro pasado y un triple fallado por Travis Hansen fueron la sentencia, con 79-74 a un minuto. Quedaba todavía tela por cortar y el TAU Cerámica se resistiría hasta el final, concretamente hasta que un triple de Pepe Sánchez a 24 segundos desató la euforia: 82-76. ¡2-0!
  • Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos relacionados con Baloncesto Malaga S.A.D.
    Últimos artículos relacionados con Saski-Baskonia S.A.D.



    © ACB.COM, 2001-