Artículo

Tau, campeón tras una final espectacular (85-83)
El Tau Cerámica se ha alzado con el título de la Copa del Rey de Vitoria ante su afición tras derrotar al Barcelona por 85-83 en una final espectacular y emocionante hasta el último segundo. Dejan Tomasevic, a la postre el MVP, fue el mejor del equipo baskonista durante el partido, si bien Bennett, autor de la canasta decisiva, fue determinante en una nueva remontada vitoriana, pues el Barcelona había llegado a ir ganando hasta por 10 puntos


Los campeones con el trofeo de Copa

  • Estadísticas del partido
  • Rueda de prensa

  • Declaraciones post-partido



  • Redacción, 17 Mar. 2002.- El Tau Cerámica se proclamó esta tarde campeón de la Copa del Rey de Vitoria al imponerse al FC Barcelona por 85-83 en una final apasionante y espectacular, de un gran nivel y con la incógnita del campeón hasta el último segundo.

    Nuevamente, el Tau protagonizó una gran remontada, pues el Barcelona dominó durante más de 20 minutos, llegando a gozar de 10 puntos de ventaja, gracias al acierto de Sarunas Jasikevicius y a la intimidación de Roberto Dueñas y Efthimios Rentzias. Pero el Tau logró meterse partido y llegar a los últimos minutos con opciones de triunfo.

    En ellos, la magia de Elmer Bennett, unida a la buena mano de Foirest y el trabajo de Tomasevic y Scola, permitió al Tau afrontar los últimos segundos con igualdad y posesión de balón. Y Bennett, con una suspensión a falta de 15 segundos, selló el resultado definitivo: 85-83.

    Vitoria acogía esta tarde, coincidiendo con final copera, un derbi vasco de fútbol entre Alavés y Athletic de Bilbao. Si alguien todavía dudaba que Vitoria es una ciudad de basket y que este encuentro de fútbol no iba a disminuir ni un ápice la asistencia al Fernando Buesa, salió de dudas con el comienzo de partido. Lleno hasta la bandera, ambiente de fiesta y un apoyo espectacular que hizo salir al Barcelona cohibido.

    Todo lo contrario que el Tau, que comenzó de manera fulgurante, con un grado más de intensidad y acierto que su rival. Dos triples, dos grandes acciones de Tomasevic y Oberto y, principalmente, una excepcional defensa llevaron al Tau a escaparse por 8 puntos (14-6) tras 5 minutos de juego. El Barcelona estaba empecinado en lanzar triples y apenas jugaba el balón al poste bajo, lo que hacía más sencillo el trabajo defensivo de los de Ivanovic.

    Aíto solicitó entonces un tiempo muerto, tranquilizó a sus jugadores y dio entrada a Dueñas, que intimidó en la zona convirtiéndose, junto a un acertado Karnisovas, en el precursor de un parcial 2-9 que igualó nuevamente el partido (16-15). Fabricio Oberto se convirtió en el antídoto al efecto Dueñas, anotando dos grandes mates que obligaron a Aíto a sentar al de Fuenlabrada.

    Pese al acierto del pívot argentino, el Barça se hizo con el control del partido. Con Nacho Rodríguez y Jasikevicius en pista, el conjunto blaugrana ganó en criterio y jugó más balones al poste bajo, donde Okulaja y Rentzias hicieron mucho daño, situando a los culés 28-34 por delante. Poco antes, Ivanovic había confiado en los dos principales bastiones del equipo en rondas previas, Scola y Bennett, para devolver el partido al cauce que había imperado en el primer cuarto, pero ambos jugadores tuvieron unos minutos desconcertantes y no pudieron cambiar la dinámica del partido, si bien dos buenas acciones del argentino en los últimos segundos del segundo cuarto permitieron al Tau irse al intermedio sólo 2 abajo: 32-34.

    El comienzo del tercer cuarto fue claramente blaugrana. Saras Jasikevicius, con 8 puntos en 3 minutos, volvió a disparar al Barça, que se fue de 10 puntos (34-44) al no poder superar el Tau la barrera conformada por los larguísimos brazos de Dueñas y Rentzias. Pero, otro partido más, el Tau volvió a salir a flote gracias a su mentalidad y ambición.

    Todo comenzó con un triple de Nocioni que espoleó y animó tanto a los propios jugadores baskonistas como a los aficionados vitorianos. Tomasevic, Bennett y una intensa defensa llevaron al Tau a volver a soñar con la victoria tras colocarse a dos puntos (46-48). Además, Dejan Tomasevic unió a su amplio haber la cuarta falta personal de Roberto Dueñas, que había sido vital en el despegue blaugrana.

    Estaba claro que el Barcelona no se iba a rendir y que no iba a dejarse ganar como Unicaja ayer. Rentzias y Jasikevicius, los mejores del equipo blaugrana, anotaron dos grandes canastas que dieron a su equipo una ventaja de 7 puntos (50-57), reducido al 57-61 del final del tercer periodo tras dos acciones 'Made in Bennett'.

    Los últimos 10 minutos comenzaron con un triple de Foirest que redujo la ventaja blaugrana a la mínima expresión: 60-61. Pero dos nuevas genialidades de Jasikevicius impidieron al Tau culminar su remontada poniéndose por delante, algo que los expertos entienden fundamental para considerarla como tal. Pero todavía quedaba tiempo, pues aunque las canastas de Jasikevicius abrieron de nuevo hueco, el Tau seguía ahí cual conejito de Duracell. Así, se entró en los últimos cuatro minutos con 73-74.

    Y el Tau consiguió entonces lo que venía buscando desde 20 minutos antes: ponerse por delante. Lo hizo de la mano de Laurent Foirest, autor del triple que significó la primera ventaja baskonista desde el minuto 15, si bien fue rápidamente contrarrestado por otra 'bomba' anotada por Rentzias.

    Los últimos dos minutos fueron de extraordinaria brillantez, intercalándose canastas de gran dificultad y mérito que hicieron que el partido llegase a los últimos 15 segundos con empate a 83. Bennett anotó entonces una suspensión a tablero que no tuvo réplica por parte del Barcelona, que erró dos tiros: uno de Jasikevicius tras una penetración y un triple muy forzado de Digbeu que besó el aro a la vez que sonaba la bocina.

    Pablo Malo de Molina
    ACB.COM



    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos