Artículo

Marino Bazdaric, talento renacido en Menorca
El talento siempre se abre paso, incluso en las peores condiciones. Un claro exponente es el escolta croata del ViveMenorca Marino Bazdaric, que superó un infierno de lesiones el año pasado ("la peor de mi carrera") y un mal inicio esta temporada para recuperar ahora su mejor nivel. Letal triplista, ha reencontrado la confianza ("el nuevo entrenador lo cambió todo") y contribuyó al triunfo de su equipo contra el Grupo Capitol Valladolid: "fue clave y ahora sabemos que estamos vivos". A sus 27 años, debe luchar por la permanencia por primera vez en su vida aunque rehusa el papel de salvador: "podría liderar el equipo en anotación, pero no creo que ese sea nuestro problema"


Marino Bazdaric superó el bache inicial y está mostrando su mejor juego

Redacción, 25 ene. 2007.- Cuando el ViveMenorca anunció el fichaje de Marino Bazdaric, pocos aficionados conocían la historia de este escolta croata de 27 años. Llegó como especialista lanzador y consistente anotador... venido a menos. O al menos eso decían sus estadísticas de la última temporada. Problemas con las lesiones (especialmente en la muñeca) cortaron una progresión ascendente primero en el Cibona y posteriormente en el Olimpia Ljubljana y le obligaron a perderse el último Europeo. "Estuve tres meses fuera y me costó mucho recuperarme. Nunca me acerqué al 100%", confiesa. La pasada temporada fue "claramente la peor de mi carrera" ya que jugó muy pocos partidos en Zagreb, se marchó al Dynamo Moscú donde ni siquiera pudo debutar por más problemas físicos y acabó la temporada en el Olimpia, aunque a un nivel inferior al de las anteriores.

Luego llegó la llamada del ViveMenorca "que acepté encantado" y ahora parece haber dejado atrás los problemas: "Me siento muy bien, sin problemas físicos de ningún tipo. Espero haberlo dejado atrás para siempre". Así empezó la pretemporada, con buenos números (más de 12 puntos por partido) y una grata impresión: "Jugué muy bien en pretemporada porque tenía más libertad y minutos debido a las lesiones de algunos compañeros. Pero en el inicio de la liga la cosa cambió, porque la mayoría de los lesionados regresaron y perdí la confianza. El inicio de temporada no suele ser mi mejor momento del año y además, la ACB era algo totalmente nuevo para mí", se justifica.

Aunque sus números no eran muy buenos (un acumulado de -9 de valoración en las seis primeras jornadas), Bazdaric confiaba en su acierto desde la línea de tres puntos tras participar en el concurso de triples de la Supercopa ACB de Málaga. Cayó en cuartos contra el campeón, Louis Bullock, logrando 13 puntos. Pero no fue así: convirtió un sólo triple de 18 intentos en esos primeros seis partidos. El panorama, tanto individual como colectivo, no era nada bueno.

"Con la llegada del nuevo entrenador todo cambió", afirma rotundo. Ricard Casas le da "más minutos y más oportunidades que antes y así puedo demostrar de qué soy capaz en esta liga. Me siento con más confianza y empiezo a estar sastisfecho con mi rendimiento". Sea como sea, Menorca y la ACB están viendo la mejor versión del croata que en las siete últimas jornadas anota 14,85 puntos y en las últimas tres ha sumado 55 puntos de valoración, 18,3 por encuentro.

¿Quién es Bazdaric?

"Se puede decir que soy un anotador porque el lanzamiento es mi mejor arma, pero puedo hacer muchas otras cosas", así se define Bazdaric. Sus números nos recuerdan los 15,3 puntos de media en Euroliga (04-05 con el Olimpia), los 29 contra el Zalgiris ese mismo año y los 28 contra el Cibona el año anterior, así como los 26,3 puntos de media con el Rijeka croata en la Liga Adriática la temporada 2001-02.

Este año en ACB aún no ha superado la barrera de los 20 (su máximo son 19 contra el Lagun Aro Bilbao Basket), pero ha demostrado su consistencia con 22 triples convertidos de 49 intentos tras superar el bache inicial. También en Europa ha dado algún recital desde el perímetro, como los siete triples (sobre 11 intentos) convertidos en el citado partido frente al Zalgiris. En ACB ya llega al 34% desde 6,25 y aspira a alcanzar el 39% de su mejor año europeo.

Quizás una mayor aportación de Marino en el apartado anotador podría convertirle en el líder de un renacido equipo balear: "No es raro para mí anotar, me sale de forma natural, pero espero poder hacer más cosas para el equipo. Si hiciera falta podría liderar el equipo en anotación como he hecho otras temporadas, pero no creo que ese sea el problema que tenemos. Sólo si jugamos como un equipo, con la aportación de todos, podremos ganar partidos".

Una vez recuperada la confianza en el juego, el jugador croata se marca como reto seguir en la competición la próxima temporada: "Mi familia y yo estamos muy bien en España y en Menorca. Nos gusta todo de aquí y, siendo la ACB la mejor liga de Europa, no puedo pedir nada más. Intentaré estar cuanto más tiempo mejor, porque en la ACB puedo mejorar mucho jugando contra los mejores. Aquí sientes que eres un jugador y te puedes concentrar sólo en jugar, sin tener que preocuparte por nada más".

Además de su compromiso con el ViveMenorca, Bazdaric tiene la mente puesta en la selección croata, que este próximo verano afronta un compromiso trascendente en España con la disputa del Eurobasket. El equipo balcánico presentará una de las selecciones con más talento y juventud del continente y Marino espera no faltar a la cita: "Espero formar parte de la plantilla; si me necesitan estaré encantado de ayudar porque defender los colores de mi selección es algo muy especial para mí". Regresar a las posiciones más altas del baloncesto europeo es un objetivo de máxima prioridad para los croatas: "Estamos donde debemos estar, tras 10 años de escasos resultados. Nos apetece mucho estar en el Europeo y conseguir algo grande, ya que tenemos un buen equipo con mucho talento y grandes jugadores de la NBA, ACB y de los mejores equipos de la Euroliga".

Creer en la salvación, seguir vivos

Bazdaric ha superado su bache personal y goza de confianza, pero al equipo, último clasificado de la ACB, aún le queda mucho trabajo por hacer. La salvación será muy complicada, pero no imposible. En opinión del escolta de 1,97 centímetros, el triunfo del pasado fin de semana contra el Grupo Capitol Valladolid "fue muy importante para nosotros, fue clave. Fue un partido difícil de jugar por la situación en la que estamos, pero hicimos una muy buena segunda parte y ahora sabemos que aún estamos vivos".

No hay secretos para seguir en ACB, sólo basta con "ganar los partidos suficientes", ironiza y desdramatiza Marino. El problema es "no saber acabar bien los partidos; jugamos 37 o 38 minutos buenos, pero luego no sabemos rematar. Necesitamos un par de victorias más para creer en nuestras opciones, porque ahora no creemos lo suficiente en nosotros. El triunfo de Valladolid nos ayudó y espero que sigamos la línea de fuerte defensa con muchas ayudas. También necesitamos que todos aporten en ataque", concluye.

Para un jugador con un palmarés como el del ex jugador del Olimpia (campeón de Liga, Copa y Supercopa en Eslovenia), luchar por la permanencia "es muy extraño, porque nunca había estado en una situación así. Pero no puedo hacer nada para cambiarlo, sólo luchar como el que más por salir de esta posición". Aunque haya quien piense lo contrario, "es más difícil jugar por mantenerse, porque si aspiras a un título y no lo ganas, no pasa nada. Por contra, si no consigues la permanencia, te metes en una situación muy difícil para los jugadores, el club, los aficionados y para todos en general".

Roc Massaguer
@rmassaguer
ACB.COM

Últimos artículos relacionados con Menorca Basquet
Últimos artículos relacionados con M. Bazdaric
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos