Crónica

¡Winterthur F.C. Barcelona, campeón de la Copa del Rey!
¡Winterthur F.C. Barcelona, campeón de la Copa del Rey de Málaga! En una exhibición de solidez, defensa y argumentos, los blaugrana no dieron ninguna opción a un desdibujado Real Madrid hasta acabar ganando por un claro 53-69. Un demoledor arranque, con 5-21 en los primeros 10 minutos y 20 puntos de ventaja al albor del tercer periodo, cimentaron una clara victoria que el conjunto blanco sólo hizo titubear en una valiente reacción mediado el tercer periodo. Juan Carlos Navarro, excelente en ataque y sobresaliente en defensa secando a Bullock, el talentoso Lakovic y la dupla Trias-Vázquez fueron los mejores en un éxito que llega seis años después de conquistar también Málaga




El Winterthur F.C. Barcelona, campeón de la Copa del Rey

  • Estadísticas del partido

  • Listado de jugadas

  • Trias, MVP Jug. con más crédito

  • Winterthur FCB, el campeón más claro

  • Rueda de prensa del Winterthur FCB

  • Rueda de prensa del Real Madrid

  • Declaraciones post-partido

  • Evolución en el marcador

  • Carta de tiro

  • Cinco en pista


  • Málaga, 11 Feb. 2007.- ¡Winterthur F.C. Barcelona, campeón de la Copa del Rey! El equipo blaugrana continuó su particular conexión con Málaga, donde ganó la Copa del Rey de 2001 y la Supercopa de 2004, y sacó de la pista al Real Madrid gracias a un comienzo espectacular en el que dominó sin paliativos y trazó un camino claro a la victoria.

    Enorme partido blaugrana, todo solidez y claridad de ideas. Un muro defensivo contra el que se estrelló una y otra vez el Real Madrid, falto de puntería y sólo una sombra del que ayer derrotó al TAU Cerámica en una apasionante semifinal. No, esta vez los blancos sudaron sangre para llevar un punto al marcador y entre tanto vieron cómo el letal ataque catalán asestaba golpe tras golpe a una endeble resistencia defensiva madridista.


    El Winterthur F.C. Barcelona fue netamente superior y consiguió un claro triunfo

    El partido se puede resumir en un arranque demoledor, sin más color que los dos que dibujan la equipación del Winterthur F.C. Barcelona. 0-7 en unos instantes, 1-10 poco después, que sea 5-21 al final del primer periodo con sólo una canasta en juego para un Real Madrid que tardó 18:40 en poner valoración positiva en su casillero y encestar de paso su primer triple.

    Demasiada rémora para los valientes intentos de remontada iniciados tras el descanso, partiendo de 20 puntos de desventaja y consiguiendo llegar hasta nueve y sembrar cierta duda, pero no amenazar la victoria de un rival netamente superior en todos los aspectos.

    La defensa blaugrana fue un muro, con Juan Carlos Navarro como mejor exponente. El campeón del mundo hizo un trabajo para quitarse el sombrero, anulando al hasta ahora letal Louis Bullock y completando su actuación con un gran papel ofensivo. Pero en ataque el principal motor fue Jaka Lakovic, que triple a triple, acción a acción, fue aumentando la renta blaugrana y afianzando el dominio y la victoria final. Pero sería injusto no hablar de Jordi Trias y Fran Vázquez, demoledores bajo tableros para fijar los cimientos del éxito


    Jordi Trias, MVP de la Copa del Rey

    La temporada estaba siendo una pesadilla para el Winterthur F.C. Barcelona. Nada parecía salir bien, el equipo no funcionaba y el billete para la Copa del Rey llegó por los pelos y tras demasiados ‘apagones’, con derrotas inesperadas y minutos de auténtico colapso... pero la Copa del Rey ha aparecido como un oasis en el desierto, trayendo un baloncesto increíblemente sólido y unos argumentos que no sólo catapultan al equipo al éxito copero sino que hacen pensar en que, con semejante juego y tal cantidad de estrellas, este equipo no atisba límite.

    Rodillo blaugrana
    El Winterthur F.C. Barcelona salió como un rodillo, arrollando al Real Madrid desde un inabordable muro defensivo. Canasta de Navarro para empezar, triple de Lakovic y 1-10 en un santiamén. 4:26 tardó el Real Madrid en anotar su primer tiro de campo, uno de Bullock... pero fue el único con tino en todo el primer periodo. El Barça, en cambio, iba lanzado con la propulsión de los muelles de Vázquez, la intensidad de Trias y el incansable genio de Lakovic y Navarro (extraordinaria defensa además sobre Bullock). 5-21, clara consecuencia.


    Defensa extraordinaria de Juan Carlos Navarro sobre Louis Bullock

    El segundo cuarto fue un cúmulo de despropósitos. El Real Madrid seguía atascadísimo en ataque y continuaba acumulando valoración negativa, y un triple de Kakiouzis fijaba una nueva máxima: 11-29. En el minuto 18:40 un triple de Bullock puso fin a la sangría (0/14 en triples, 4/30 en tiros) en la que fue la primera vez que el equipo blanco ponía valoración positiva en su estadística. Dos tiros libres de Grimau y otro cúmulo de errores blancos llevaron de nuevo un –1 a su casillero global y un 15-31 al marcador al intermedio.

    Para cómo estaba atacando y jugando el Real Madrid, 16 puntos no parecían una sentencia. El Barça estaba jugando con fuego y el conjunto blanco iba a revivir. No podía hacerlo peor y su reacción era un hecho tan lógico como esperado. Dos mates de Fran Vázquez nada más arrancar el tercer periodo sembraron la incertidumbre (15-35), pero no, la inagotable voluntad de Hervelle y Felipe Reyes comandaron un parcial 9-0, llevado a 12-2 con tres tiros libres de Tomas. El Real Madrid, a 10 (27-37). Y en 6:38 había anotado ya los mismos puntos (15) que en toda la primera mitad: 30-42.


    Axel Hervelle fue el mejor de un Real Madrid que no pudo remontar

    Lakovic y la defensa exterior, liderada por un gran Juan Carlos Navarro, mantenían a su rival a una distancia prudente, 10-12 puntos, y un triple de Hervelle (el segundo del equipo en 22 intentos) significó la primera ocasión en que el Real Madrid bajaba de la barrera de los 10 (35-44)... pero un formidable triple de Ukic a tablero sobre la bocina final del tercer periodo enfrió los ánimos blancos (35-47). La jugada, por cierto, estrenó el Instant Replay, al comprobar los árbitros si el lanzamiento era de dos o de tres puntos.

    La remontada seguía siendo posible, pero se complicaba. Y el Winterthur F.C. Barcelona se encargó de hacerla inviable. El Real Madrid seguía atascado y buscando triples y apelando a una heroica que hoy no llegaría. A menos de cinco minutos del final el resultado ya era claro y meridiano: 41-58. Sólo quedaba por ver cuál sería la diferencia final y a cuantos puntos llegaría el conjunto blanco.

    Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM




    © ACB.COM, 2001-