Crónica

El Winterthur F.C. Barcelona se resiste y fuerza el cuarto partido (75-70)
El Winterthur F.C. Barcelona se resiste y envía la Final ACB al cuarto partido (2-1). Los blaugrana superaron al Real Madrid por 75-70 en un partido de contrastes: demoledor arranque de los de Ivanovic (15-0), dominando por idéntica renta en el tercer periodo, pero valiente reacción del Real Madrid, que amparado en ‘zonas’ llegó a situarse cuatro arriba en el último periodo. Entonces, decidió un parcial 11-0, con triple de Navarro (17 puntos) y sólida aportación de Marconato y Trias, pilares clave. El triunfo desató la euforia en el Palau Blaugrana, volcado con los suyos y que volverá a jugar un papel clave el domingo (19:00, TVE1)


El Winterthur F.C. Barcelona se mantiene vivo. En la foto, un eufórico Grimau

  • Estadísticas del partido

  • Resumen de jugadas

  • Cincos en pista

  • Carta de tiro

  • Evolución en el marcador

  • FotoClick: las imágenes del tercer partido

  • Rueda de prensa del Winterthur FC Barcelona

  • Rueda de prensa del Real Madrid

  • Declaraciones post-partido de los jugadores


  • Barcelona, 22 Jun. 2007.- El Winterthur F.C. Barcelona ha logrado forzar un cuarto partido al superar al Real Madrid por 75-70 en un partido extraño y a la vez apasionante. Y es que los blaugrana pasaron de dominar por 16 puntos a verse cuatro abajo en el último periodo... y sentenciar entonces con un parcial 9-0.

    Los aficionados del Winterthur F.C. Barcelona vivieron un partido cardiaco. Pasaron de la euforia inicial, con un 15-0 de arranque y 16 puntos de margen poco después, a ver cómo el Real Madrid remontaba, se adelantaba al entrar en el último cuarto y tomaba incluso cuatro puntos de renta (55-59). Todo el coraje y rabia acumulada por los de Ivanovic salieron entonces a la palestra para guiar un parcial 11-0 (66-59) que dejaba la victoria en casa. Y con ella, el implícito cuarto partido.


    El Winterthur F.C. Barcelona padeció hasta el final, pero fuerza el cuarto partido

    Fueron 15 minutos de absoluto dominio del equipo catalán y el resto, mandato blanco. Pero tal fue la superioridad mostrada por el Barça en el arranque, tal su acopio para la sequía, que los ímprobos esfuerzos del Real Madrid no resultaron suficientes. Y eso que Bullock cuajó 11 minutos de auténtico genio, Tunçeri rayó a un nivel altísimo y Hernández-Sonseca y Mumbrú aparecieron en momentos clave. Pero claro, Felipe Reyes, el héroe de los dos partidos previos, no pudo anotar hasta el último minuto y con él cayeron buena parte de las opciones madrileñas.

    Aun así, Joan Plaza logró dar a su equipo muchísima vida a través de defensas zonales que causaron el ‘caos’ en el ataque culé y propiciaron una enorme remontada: del 45-32 al 55-59 (10-27). Entonces el Barça sacó todo su carácter y selló un triunfo que envía la eliminatoria al domingo, al cuarto envite. Navarro, autor de 17 puntos y un triple vital, comandó a su equipo, bien apoyado bajo tableros en la figura de Marconato y Trias.

    Demoledor arranque blaugrana
    El Winterthur F.C. Barcelona salió al partido con otra velocidad, con el cuchillo entre los dientes y 8.000 entusiastas jaleando cada segundo. Fue un arranque avasallador, incontestable. Hasta ahora la mayor renta en un partido de la Final era de 11 puntos, para el Real Madrid en el segundo envite, y el Winterthur F.C. Barcelona tardó sólo 3:32 en elevar tal cuantía. Exactamente el tiempo necesario para situar un demoledor 13-0 en el electrónico, ampliado un minuto después a 15-0. Impactante.


    Inmensa lucha por el rebote y en cada acción del encuentro

    Basket de Marconato para empezar, 2vs1 contra Felipe Reyes al recibir su primer balón y tres letales triples para abrir brecha: Lakovic, primero, y luego Navarro por dos veces. 11-0 en 2:37. Una canasta de Marconato y una bandeja en contraataque de Basile confirmaron el 15-0 de inicio con tan sólo 4:28 disputados.

    Al Real Madrid le tocaba remar contra corriente, en un símil del arranque de la Copa del Rey. Sumó su primer punto tras 4:42, un tiro libre de Raül López y tuvo que esperar a su undécimo intento (0/5 de dos y 0/5 de tres) para anotar el primer tiro de campo, obra de un Mumbrú recién salido del banquillo. Plaza buscaba oxígeno pero su equipo estaba cohibido: reboteaba bien en ataque, pero luego fallaba; Raül estaba especialmente participativo pero no le entraban los tiros. Tampoco llegaban buenos balones a Felipe Reyes o a Bullock. En esas, Lakovic y Marconato seguían anotando y la ventaja blaugrana crecía (20-5) al mismo tiempo que dos faltas enviaban a un casi inédito Reyes al banquillo.

    Pese a empeñarse en lanzar triples sin éxito, el Winterthur F.C. Barcelona siguió amasando renta hasta finalizar el primer cuarto 16 arriba (24-8), una nueva máxima. Jaque.

    El Real Madrid responde

    Hernández-Sonseca, factor sorpresa desde el banquillo

    El Real Madrid respondió con todo lo que se le ocurrió (y no fue poco): zona 2-3, entrada en pista de hombres poco habituales como Hernández-Sonseca, penetraciones... y, pese a dos contundentes tapones de los pívots blaugrana, poco a poco iba consiguiendo el objetivo: dos canastas de Tunçeri redujeron la renta a 10 puntos (29-19; m.16), un triple de Smith, a sólo siete y un mate de Hernández-Sonseca, a seis (30-24, m.17) ante un Winterthur F.C. Barcelona incapaz de atacar la zona blanca y anclado en los 20 y tantos; seis puntos en 7:08 era todo su bagaje ofensivo.

    Dos arrebatos de Lakovic (un triple y un robo que propició un contraataque) desatascaron el ataque blaugrana, dando un poco de aire ante un final de periodo polémico. Y es que la afición culé protestó airadamente varias faltas señalizadas, culminadas con una técnica a Basile. Los tiros libres permitieron al Real Madrid reducir la renta a cinco puntos (37-32), pero una canasta de Roger Grimau sobre la bocina llevó el 39-32 al electrónico al descanso. Felipe Reyes y Bullock sumaban dos puntos (0/9 en tiros de campo) y –5 de valoración.

    Barça vuelve a salir fuerte... pero el Real Madrid recoge rápidamente el testigo

    El Real Madrid rozó la gesta pero se quedó a las puertas

    El Winterthur F.C. Barcelona salió del vestuario como al inicio del partido, lanzado. En menos de dos minutos, parcial 7-0 para llevar de nuevo el electrónico a terreno muy favorable: 45-32. Kasun, muy fuerte bajo tableros, causaba estragos en la zona, aprovechando los espacios dejados por un nuevo intento de Plaza, una zona 2-3 con muchos ajustes. En sus intentos octavo y noveno, Bullock anotaba sus primeros tiros de campo y daba vida al Real Madrid (47-38).

    El partido ganaba tensión... y emoción. Tras un revitalizador paso por el banquillo, el hasta entonces revolucionadísimo Hervelle anotaba un triple que ponía al Real Madrid a –4 (49-45, m.28). Instantes después, un triple de Tunçeri acotaba el cerco: 50-48 a 11:53 del final.

    El Real Madrid amenazaba con ‘campeonar’ en terreno ajeno, con darle la vuelta a un –16 y triunfar por la vía rápida. En esas, un 2+1 de Bullock y un triple suyo a tabla, cayéndose, sobre la bocina final del tercer periodo, cambiaron las tornas del choque: ¡53-54! Y 12 puntos de “Sweet Lou” en este tercer periodo.

    +4 para el Real Madrid... pero decisivo 11-0 del Barça que vale una victoria
    Otros cinco puntos de un Bullock lanzado y los continuos estragos en el ataque blaugrana en su ataque a la zona 2-3 continuaron mellando la confianza de los de Ivanovic (55-59 a 8 minutos del final). Al Barça le urgía reaccionar y Navarro se intuía como la alternativa, pero sus tiros no entraban; los contraataques y las penetraciones de Grimau parecían el único recurso para un Winterthur F.C. Barcelona al que le pasaban los minutos y con ellos volaban opciones. Afortunadamente para ellos, el Real Madrid tampoco acertaba a rematar; 4-5 en el marcador en nada menos que 4:51.

    Y dos tiros libres de Marconato igualaban la contienda: 59-59 y cinco minutos para el final. ¡Qué desenlace! Pese a sus fallos previos, no podía faltar Navarro: un triple suyo estimuló las tensas cuerdas vocales del Palau y obligó al Real Madrid a volver a defensa individual. Un rebote ofensivo y canasta de Marconato aumentó las esperanzas locales (64-59 a 3:45) ante un rival aturdido.

    Navarro amplió la cuenta hasta un parcial 11-0 (66-59) y llevó la euforia a las gradas, que celebraron con entusiasmo una increíble canasta a aro pasado de Jordi Trias. Pero el Real Madrid no había dicho su última palabra: mate de Hervelle en rebote ofensivo y opción de ‘milagro’... aunque ni los primeros cuatro puntos de Felipe Reyes pudieron evitar el cuarto partido, sentenciado con dos tiros libres de Lakovic a 2,9 segundos (75-70).

    Pablo Malo de Molina
    @MalodeMolinaACB
    ACB.COM

    Últimos artículos relacionados con F.C. Barcelona
    Últimos artículos relacionados con Real Madrid C. De F.



    © ACB.COM, 2001-