Artículo

Aventuras en Skopje (II)
Seguimos con la segunda y última parte de las aventuras en Skopje (Macedonia), que en el Europeo Cadete masculino B, vivieron el periodista de regeneracom, Juan Carlos Cebrián, así como el entrenador ayudante del Femení Sant Adrià de Liga Femenina 2, Lluís Túnez. ¿Saben qué presidente de Federación estuvo también como árbitro en el torneo?

  • Aventuras en Skopje (I)



  • Cartel del Europeo Cadete masculino B en Skopje (Fuente: FIBA Europe)

    En torneos como el Europeo Cadete masculino B que se disputó del 20 al 29 de julio es cuando uno se da cuenta de que sabe mucho menos de baloncesto de lo que creía. Después de ver las dos primeras jornadas, tenía claro que el gran favorito para ganar el Europeo y subir a la división A era Montenegro, por talento, por físico y por baloncesto en definitiva. Ganaron sus tres primeros partidos, contra Finlandia (97-66), Alemania (96-65) y Rumanía (106-50), con aplastante superioridad, y le precedía un resultado que visto tras el devenir del Europeo Cadete A aún concedía más crédito a esta selección. En partido amistoso, sólo perdieron por tres puntos contra la campeona A, Serbia (81-84). Y eso sin las que deberían ser sus dos grandes estrellas, Nikola Mirotic y Nikola Rakocevic, ambos nacidos en el 91 y pertenecientes al Real Madrid,
    que no jugaron con Montenegro el Europeo y veremos por qué selección se deciden en un futuro.

    Derrota sin fotos

    Llegó, sin embargo, el primer día D y hora H para Montenegro, y perdieron. Y lo hicieron contra una Suecia con mucho coraje (81-71), un base que se parecía a Tony Parker (sobre todo en los rasgos faciales) y un tal Alexander Lindqvist que desde sus dos metros puso contra las cuerdas a los montenegrinos. Y tan confiados estaban los balcánicos de que aquel torneo era suyo que no supieron digerir la derrota. Protestas a los árbitros (aunque ahí es justo decir que el entrenador sueco no se quedó atrás) y la policía macedonia haciendo acto de presencia al final del encuentro para proteger a los colegiados de los exaltados aficionados montenegrinos. Sobre todo de uno, suponemos que padre de un jugador, que a punto estuvo ya de saltar a la pista durante el encuentro.

    Pero Montenegro era mucho más que baloncesto. Tuvimos la suerte, o no, de conocer a uno de los padres de la selección. Sin mediar palabra, nos dio su tarjeta de quiromasajista y en la entrada del pabellón nos explicó por qué es importante retorcer las muñecas hasta no poder más. Luego, en la grada, veíamos que también aplicó técnicas realmente extrañas sobre otros incautos como nosotros. Si alguno quiere sus datos para conocer las técnicas de quiromasaje montenegrinas no tiene más que comentarlo y en poco tiempo suponemos que tendrá noticias de él. Nuestras explicaciones de que era poco efectivo que nos diera su tarjeta y mostrara sus técnicas, porque estábamos a cientos de kilómetros, sirvieron de poco. Afortunadamente, lo conocimos tras una victoria, con lo que aparentemente estaba de buen humor.

    Quién no parecía de tan buen humor era el personal de la organización del Europeo cuando veía aparecer una cámara de vídeo o fotografía por el pabellón. FIBA Europe ha impuesto como norma que no se puede grabar durante los partidos (decisión lógica por una parte y mercantilista por otra, pues evidentemente después de los partidos se pueden comprar los DVD’s de éstos, por un módico precio de 15€, que se convierten en un importe habitual para España, pero prohibitivo para países como Bulgaria, Montenegro o la propia Macedonia). Aún así, lo que no logramos entender es que tampoco se pudieran hacer fotografías. Desde la organización no había un fotógrafo oficial en Skopje y de ahí que, tras la afortunada foto del marcador del primer artículo, no podamos ilustrar este texto con más imágenes, de juego o del interior de los pabellones. Esperemos que el ejemplo no cunda entre nuestras competiciones, porque con fotos (equipo de Armenia, padre montenegrino, quiromasajista montenegrino, inauguración del torneo con baile típico macedonio) este artículo ganaría mucho.


    Imagen de uno de los pabellones de Sofía, avisando que no se permite la entrada de pistolas (Foto Lluís Túnez / regeneracom)

    No hemos hablado de nuestro viaje anterior antes de llegar a Skopje, pero nos conviene citar que antes de llegar a Macedonia estuvimos en Sofía en el Europeo Sub 20 Femenino. Y lo hacemos básicamente porque la foto que aparece junto a este texto es de allí. Sin duda, una imagen impactante que deja bien claro que no se permiten entrar pistolas a un pabellón de baloncesto de Sofía. Y luego decían que “Spain is different”...queda claro que Bulgaria is “very different”.

    Caras conocidas en Skopje

    Otra de las anécdotas que nos quedan del viaje, entre muchas otras, es el paso de la frontera búlgaro-macedonia en la ida de Sofía hacia Skopje. Hasta cuatro veces piden los pasaportes y dos veces más te hacen bajar del autocar, para un total de seis horas de viaje para hacer apenas 250km. Tuvimos suerte, no obstante, pues cuando ya veíamos que registraban minuciosamente todas las maletas desarreglando todo aquello que tanto cuesta ordenar, hábilmente Lluís Túnez sacó la acreditación del Europeo de Sofía. Y ahí se ve la importancia de ser los actuales campeones del Mundo de baloncesto. Porque no sólo ponía en nuestro pasaporte que éramos españoles, sino que además aparecía un journalist y un cameraman por aquellas acreditaciones. Aquello suponemos que le gustó al policía fronterizo, pues fuimos los únicos pasajeros a los que no nos abrió (destrozó) la maleta. ¡Confirmado que el título de Periodismo sirve para algo! Por cierto, que como habréis leido, en una de nuestras acreditaciones ponía cameraman, que suponemos que en macedonio debe significar algo diferente, pues de fotos nada de nada.

    Y antes de volver propiamente al baloncesto y los resultados, cabe decir en favor otra vez del basket español que por Skopje vimos a Juan Pedro Cazorla y Patricio Reynés, scouts del TAU Cerámica y del ViveMenorca, entre otros. Bien por ellos, porque seguramente nos permitirán ver a alguna de las estrellas de estos torneos en un futuro no muy lejano. ¿Macedonios en España?

    Inglaterra, el siguiente verdugo de Montenegro

    Y aunque el día 24 de julio ya volvimos a Barcelona, era evidente que debíamos seguir el torneo hasta su finalización, al menos de manera online. Montenegro se recuperó de aquella dolorosa derrota contra Suecia, y vapuleó de nuevo a Noruega (103-60) y a Bosnia (87-54). Había escrito ya la primera parte de estas aventuras en Skopje y aquellas victorias me hicieron sentir bien. Daba como favorita a Montenegro y la selección del padre quiromasajista no estaba defraudando. Pero llegó el segundo día D y hora H, y Montenegro volvió a perder. Esta vez contra Inglaterra por 64-61, y se quedó fuera de semifinales. Increíble, pero cierto. Y tras ganar con muchísimos problemas a Chipre, volverían a caer, esta vez contra Bosnia (la misma a la que habían derrotado con contundencia días antes). Sextos de un Europeo B que debía ser suyo. O eso creíamos.

    Del campeón, Polonia, poco que decir. Equipo muy compensado con un buen base, Sebastian Szymanski, que perfectamente podría haber quedado séptimo u octavo, y no hubiera pasado nada. Pero ganó, y eso es lo que cuenta, y lo que saldrá en las estadísticas. La selección que finalmente se llevó el trofeo fair play del torneo, Armenia, acabó, como no, 21ª y última del Europeo, pero en ningún partido volvió a recibir un marcador tan escandaloso como contra Bosnia (237-26). Perdió rozando los 100 puntos de desventaja, por arriba o por abajo, en todos los encuentros, y se fue con una de las particularidades más asombrosas. El presidente de la Federación de Baloncesto de Armenia, Hrtatchya Rostomyan, estuvo en Skopje, cosa que evidentemente no debe extrañar. Ahora bien, la sorpresa vino cuando descubrimos que este doctor de 26 años era el árbitro que representaba a su país en el Europeo. Árbitro, doctor y presidente. ¿Quién da más?

    Giorgos Vassilakopoulos, presidente de FIBA Europe, ya avisó en declaraciones publicadas en fibaeurope.com en noviembre de 2006: “Con la ayuda del gobierno y de FIBA Europa, confío en que Armenia dará grandes y drásticos pasos hacia mejorar su nivel de baloncesto en un futuro muy cercano”. De momento, tienen un presidente multifuncional, que no es poco, y se ganaron el cariño de los aficionados de Skopje. ¿También el de los lectores de ACB.COM?

    Juan Carlos Cebrián
    regeneracom

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-

    Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos