Artículo

'Yo jugué una final con el Pamesa''
Una de cuatro. El Pamesa afrontará en unas horas la quinta final de su corta y exitosa historia, con la intención de conseguir una doble victoria: ante el Mostepashi Siena y sobre el pasado. Al primero nos lo presentaba recientemente Pablo Malo de Molina; del segundo nos hablan varios jugadores que ya han abandonado el club levantino, al menos físicamente. Porque esta tarde todos serán hinchas


Jesús Fernández ya sabe lo que es jugar una final con el Pamesa

Redacción, 30 Abr. 2002.- Para la primera gran contienda del Pamesa no se acreditaron 150 periodistas (de hecho, no éramos ni cinco los que estábamos en el Pazo dos Deportes de Lugo), ni se desplazaron dos mil valencianos en diez autobuses y cuatro aviones (por no hablar de los Eduardo Zaplana, Luis Fernández Cid, Ernesto Segura de Luna, Eduardo Portela, hermanos Roig, Salvador Fabregat, Javier Imbroda, Jaime Ortí...). Tampoco Ludomir Kotleba actuaba de comisario de mesa y el papel que hoy ejerce el experto Mostepashi Siena (quinto de la Lega y subcampeón de la Copa de Italia) lo poseía el Spar Granada. En juego, el segundo cetro de campeón de la Liga EBA, por el que pugnaba una pandilla de canteranos a las órdenes de Miki Vukovic. Uno de ellos era Jesús Fernández, cuyos 5 puntos y 3 rebotes escasa resistencia pudieron oponer al vendaval andaluz (104-87, ¡con Antonio Gómez Nieto de entrenador!), de ahí que aún le duela avivar ese recuerdo: 'Hombre, es que fue una decepción. Aunque ya habíamos conseguido lo importante, que era el ascenso a la ACB, cuando te plantas en una final lo que quieres es ganarla. Ahora veo que no tenía demasiada importancia, pero entonces me jorobó bastante' .

No obstante, el ahora pívot del Jabones Pardo se pudo sacar la espina dos años después, en Valladolid, con el primer y único título del equipo azulejero. Aquella Copa no le daría un solo minuto, sin que esto empañe 'el impresionante recibimiento, con más de diez mil personas, que nos brindaron en Valencia. Las dos veces que perdieron la Champions League de fútbol me acordé de ese día, y aprendí que al segundo se le olvida pronto. ¡Ganad al Siena, tíos!' .

Iñaki Zubizarreta, en cambio, sí fue auténtico protagonista en el Pisuerga. Le localizamos en su Bilbao del alma, durante un tiempo muerto entre su trabajo de masajista y los entrenos con el Fineca La Salle de Primera División (acaban de conseguir, a falta de cinco jornadas, el ascenso a Liga EBA. ¡Felicidades, 'crack'!). Las gafas de Caiga Quien Caiga ( 'las guardo en un sitio especial, qué te has pensado' ) o el tatuaje de su tobillo derecho (reproducción de aquella Copa, realizada por él mismo) nos trasladan a su otrora sorprendente titularidad contra la Penya: 'Entramos por la puerta de atrás, sin que nadie diera un duro por nosotros, y salimos a hombros. Lo que más me impresionó fue la frustración de Reggie Fox por no poder jugar, con su posterior estallido de alegría. ¡Vaya partido más raro! Julbe nos llamó leñadores a Albert y a mí, luego dejó a Toolson de palomero un par de veces' Sí, sí, leñador, pero el trofeo era mío. Yo me enteré de que salía de inicio cinco minutos antes de las presentaciones, no creas que antes. Ganamos porque tuvimos la cabeza más fría que el Joventut, así que ya saben lo deben hacer en Lyon' .

No en el Palais de Sports Gerland o frente a la pantalla gigante de la Fonteta, pero sí delante de su televisor y con la máxima atención del mundo, se encontrará el comentarista especial de COPE Valencia, un tal Berni Álvarez. Además de los dos acontecimientos anteriormente descritos, el tarraconense también vivió el gran disgusto en la competición que hoy nos ocupa. El Benetton de Zeljko Obradovic, Marcelo Nicola o Tomás Jofresa batía en Zaragoza (64-60, con 3 tantos para el jugador del Caprabo) a un bloque, en palabras del alero, 'lleno de ilusión, pero con menos tablas que el italiano. Por eso nos costó tanto meternos en el partido. Los nervios iniciales nos obligaron a arriesgar demasiado para recuperar, y terminamos pagándolo' .

Y en la siguiente cita (Copa del Rey'00), más de lo mismo, esta vez ante un Adecco Estudiantes que otro ex, Nenad Markovic, reconoce 'absolutamente superior a nosotros, que éramos mejor equipo, si bien ese día jugamos peor. No entendimos que las finales no se ganan en el minuto 1, ni en el 15' sino en todos por igual. Si haces algo mal, no hay que intentar arreglarlo con prisas; la mente debe estar en su sitio en todo momento. Ojalá esta vez lo consigan, ya que se lo merecen y, sobre todo, porque pueden hacerlo: yo he jugado este año contra el Siena en la Saporta y comprobé que tienen un buen plantel, con jugadores expertos en estos encuentros, pero el Pamesa también lo va siendo poco a poco. La Copa está a su alcance. Entonces, con ella en la mano, sí sería ya un grande de Europa' .

Ahí tienen a este histórico cuarteto. Ninguno estará en Lyon, aunque no por ello dejan de invocar el espíritu de aquel escritor y economista francés, Juan Bautista Say: ¿L'historie n'est pas utile parce qu'on y lit le passé, mas parce qu'on y lit l'avenir' ('La historia no es útil porque en ella se lee el pasado, sino porque allí se lee el provenir'). 'Oído Pamesa? Pues mucha suerte.

Mateovic
ACB.COM

Valencia Basket


Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.
Últimos artículos relacionados con Berni Álvarez
Últimos artículos relacionados con Jesús Fernández
Últimos artículos relacionados con Nenad Markovic
Últimos artículos del autor



© ACB.COM, 2001-

Aviso Legal - Política de cookies - Política de protección de datos