Artículo

¿Qué debe hacer el líder del SuperManager para ganar el juego?
Tres jornadas y 32,60 puntos. Esa es la situación del líder del SuperManager, el granadino raya, que tiene el triunfo en su mano. Reunimos a los ganadores de las ediciones pasadas para que le aconsejen sobre cómo ganar el juego

  • Opina en el Foro del juego



  • Reunimos a los ganadores del SuperManager para conseguir los mejores consejos

    Redacción, 24 abr. 2008.- A sólo tres jornadas para el final del SuperManager, aún está todo por decidir. El granadino raya es el líder con 32,60 puntos de ventaja sobre el primero de sus perseguidores, por lo que está muy lejos de tener asegurado el triunfo final. Sin embargo, estamos convencidos de que los 448.709 que le siguen se cambiarían por su situación.

    Tiene el título a su alcance pero... ¿qué debe hacer? Sólo cinco privilegiados han llegado a la Jornada 31 del juego como líderes y se han llevado el triunfo final. Son, lógicamente, los maestros del SuperManager, los ancestros de cualquier manager que aspire a llevarse el premio final: los mejores jugadores de la historia del juego.

    Nos hemos puesto en contacto con cuatro de ellos para que den sus consejos al líder, partiendo de la propia experiencia, sobre cómo ganar el juego. Por orden de triunfo, Raúl Marín (RMGPLAYMAKER) (2002-03), Ignasi Pérez (ordenadordelaliga) (2004-05), Raúl Paniagua (colomense) (2005-06) y Alberto Domínguez (albertkid10) (2006-07) comparten su sabiduría con todos nosotros. Sus argumentos, como suele suceder, son fáciles de entender, pero muy difíciles de cumplir, sobre todo bajo presión.

    Apunten: "Tiene que seguir más que nunca el Pecile-consejo: estar sereno siempre. No es el momento de hacer ninguna tontería, ni de sufrir paranoias extrañas" (RMGPLAYMAKER), "no debe variar la estrategia y seguir confiando en la intuición y los razonamientos puramente deportivos sin pensar en los perseguidores" (ordenadordelaliga), "no te 'acojones' y sigue apostando por los dos-tres jugadores que creas que lo pueden hacer bien cada jornada, al margen de los que tiene todo el mundo" (colomense), "hay que hacer como la portera de Núñez: fichar a los más caros y regulares y añadirle algunos jugadores fiables que se jueguen mucho o tengan un partido fácil" (albertkid10).

    No parece tan difícil, pero como decíamos, la presión puede hacer mella a la hora de tomar las decisiones. Algunos de los antiguos ganadores gozaron de buenas rentas en el tramo final, pero otros sufrieron hasta el último momento.

    El primer ganador rescata una divertida anécdota al respecto: "Esos días estaba como un flan y va y me llega un mensaje privado del gran Javi Gancedo (2º clasificado) en el que me metía más presión aún con frases del tipo "Ya me imagino a tu hermana pequeña pidiéndote ir a Disneyland... qué desilusión se llevará si la cagas con los cambios". Aquello, en lugar de descentrarme, me motivó a estudiar el juego mucho más y a reflexionar más los cambios".

    Ignasi Pérez se las vio con Isakovic en un mano a mano apasionante en el que casi era más importante saber qué haría el otro que no tomar tus propias decisiones. A raya le puede pasar algo parecido a lo que cuenta el ordenadordelaliga: "Por aquel entonces Carles Marco formaba parte de mi equipo base y también del de Isakovic. La situación era que venía de hacer una valoración muy alta, pero analizando su partido yo pensaba que en la siguiente jornada pincharía. El dilema era que yo pensaba que Isakovic no lo cambiaría y la lógica de la "gestión de riesgos" me aconsejaba no cambiarlo, porque suponía un riesgo grande y quien tenía que arriesgar era él. Finalmente confié en mis argumentos y lo cambié. Acerté, porque se quedó en 3 de valoración, pero luego descubrí que... ¡Isakovic habia tomado la misma decisión!" La conclusión es sencilla, mejor pensar por ti mismo y tomar tus propias decisiones.

    Por su parte, colomense advierte de que la situación del líder no es tan deseable como pueda parecer: "ser primero es lo peor, sobre todo si al final no ganas por no haber confiado en tus intuiciones. Es mucho más divertido ir segundo o tercero. Ellos sí que pueden hacer lo que quieran sin tanto miedo. La diferencia entre acabar segundo-tercero o primero es brutal, así que piensa que tus rivales irán a saco. Personalmente, creo que es igual acabar segundo que el 500 o el 100.000. Es como el que mete 50 equipos entre los 500 primeros y no gana. ¿De qué le sirve? Seguro que los cambiaría todos por ganar."

    El último vencedor, albertkid10, confirma que estando arriba, te cambia el carácter. "Lo que hice en las tres últimas jornadas fue, principalmente, no volverme loco. Durante el juego como venía por detrás, había hecho muchas locuras para remontar y la mayoría me salieron bien, pero cuando te ves ahí arriba, te vuelves conservador y quieres correr los mínimos riesgos", dice. Raúl Paniagua apostilla el mismo argumento: "sé por propia experiencia que se apodera de ti el espíritu más italiano y cuesta más que nunca darle a los botones de vender y fichar". Justamente por eso insiste en ser "fiel a tus apuestas, así te quedarás más a gusto pase lo que pase".

    El tramo final está repleto de trampas

    Cuanta más emoción, más dificultad en el SuperManager. Ésa parece ser una máxima lógica, puesto que las situaciones de los equipos y de los propios jugadores pueden cambiar radicalmente de un día para otro. RMGPLAYMAKER lo expone claramente: "En las últimas jornadas es muy importante tratar de elegir jugadores que aún se juegen algo, bien a nivel individual o bien a nivel colectivo. Hay equipos que no se juegan nada, y es muy posible que en ellos las rotaciones varíen y las estrellas habituales pasen a jugar menos minutos".

    Por eso recomienda fijarse en "jugadores con buenas medias, pero que tengan altos niveles de exigencia aún. También nos valen aquellos jugadores que traten de "venderse" de cara a conseguir un contrato para el año próximo: ya descendidos, cedidos que quieran ser recuperados, aquellos que intenten hacerse un hueco en sus selecciones..." Ignasi Pérez añade que "es una situación delicada, porque puede que no juguen ni un minuto y te comas un 0 con patatas, pero también al ser partidos menos competitivos, las defensas son mucho más blandas y pueden llegar valoraciones muy altas".


    Ninguno de ellos ha podido repetir la hazaña de ganar, pero siguen demostrando su talento

    No se atreve con un consejo concreto colomense, que llega a la conclusión de que "cuando los equipos se juegan todo, te aseguras los minutos de los mejores jugadores, pero también suelen ser encuentros de más imprecisiones y peores valoraciones. Este tema es complicado, pero seguro que sabrás manejarlo".

    Alberto Domínguez se fija en un partido en concreto: "mucho ojo con el CB Granada-MMT Estudiantes de la próxima jornada. Aparte de tener jugadores muy apetecibles con los que probar suerte en ese partido (Gianella, Pecile, Page, Scepanovic, Sergio, Jasen, Pietrus, Suárez...) hay que tener en cuenta que si gana el CB Granada, automáticamente nueve equipos ACB no se jugarán nada en las dos últimas jornadas, con lo que fichar jugadores de estos equipos se puede convertir en una auténtica lotería. Pero si gana MMT Estudiantes, habrá muchos jugadores interesantes que se estarán jugando la vida, comenzando por los propios estudiantiles".

    El propio ganador de la última edición, se atreve a mojarse con nombres concretos para las tres jornadas que restan: "Ni se me pasaría por la cabeza venderme a Marc, Rudy, Felipe, Splitter, y posiblemente incluiría también aquí a Gomis, Shammond, y quizás Huertas, según lo que se jugasen sus equipos y en el caso de que sigan siendo tan regulares como hasta ahora. Otro que también tendría en mi equipo sin ninguna duda es Víctor Sada. No hace falta que anote para que mantenga su 15 de valoración con rebotes y asistencias; si encima está inspirado en ataque, se va a los 20-25 sin problemas".

    Por último, Raúl Marín hace hincapié en el "parte médico, pues una simple torcedura de tobillo que no debería impedir participar en el partido, seguramente sea motivo de un 0 en un equipo ya clasificado para el Playoff; al mismo tiempo, no será razón suficiente para limitar la participación de un jugador que luche por evitar el descenso o ganarse un puesto en el Playoff".

    La maldición del campeón

    Parece imposible volver a estar entre los primeros después de ganar el juego, parece que la maldición del campeón te perseguirá para siempre en ediciones posteriores. Sin embargo, nuestros cracks son tan buenos que consiguen regresar, por lo menos en alguna ocasión, entre los primeros. ¿Cómo les va este año?

    Alberto Domínguez explica que "evidentemente, sigo jugando. Este año empecé mal, pero ahora estoy rondando el Top 500 con mi mejor equipo y estoy liderando alguna privada que juego con amigos, cosa que tal como me ha ido el año, me parece más que aceptable".

    Todos coinciden en que este juego se lleva en la sangre. Raúl Paniagua lo ejemplifica a la perfección: "sigo en el frente, como siempre, con sólo dos equipos. El bueno va ahora el 265. Llegó a estar entre los 100 primeros, pero soy un cabestro de libro. Un kamikaze. Esta semana he perdido casi 100 puestos después de uno de mis habituales suicidios. Los seguiré haciendo. La jornada que tenga el equipo tipo significará que ya no me gusta el Supermanager", explica.

    El único que ha conseguido dejar a un lado la adicción al SuperManager es ordenadordelaliga, aunque por motivos de trabajo. "Este año he estado viajando bastante por trabajo, así que no he tenido demasiado tiempo para seguir el juego; de hecho, ni siquiera tengo un equipo. Pero seguro que el año que viene vuelvo y hago un equipito, ni que sea para machacar a los amigos...", confiesa sonriente.

    Para RMGPLAYMAKER, "este juego es demasiado adictivo como para dejarlo. Ahora me lo tomo de una manera más tranquila y en la general sólo dedico tiempo a un par de equipos. El mejor de ellos se mueve por el Top 1000 y llegó a estar el 62; ahora está en el 800 y pico. Curiosamente, me he pasado este año al lado oscuro y por primera vez he jugado en serio al Broker. ¡He llegado a estar cuarto!".

    Los años pasan y el juego cambia. El primer ganador del juego lo tiene claro: "aún tengo amigos que confían en mí para que los ayude en sus ligas privadas, pero lo cierto es que el juego ha cambiado mucho desde la primera edición. Muchísimos más managers y equipos hacen que la suerte sea, si cabe, más decisiva, y un solo error puede privarte de tener opciones de ganar. El primer año, los líderes podíamos permitirnos meter la pata alguna que otra vez..."

    Ahora ya no. Te toca, raya.

    Roc Massaguer
    @rmassaguer
    ACB.COM

    Últimos artículos del autor



    © ACB.COM, 2001-